En los últimos doce meses la inflación ha sido de casi 55 %. Cada mes llegan cientos de venezolanos por las facilidades migratorias y buena receptividad. Tres horas después del triunfo de Fernández, el Banco Central Argentino implementó fuertes restricciones cambiarias.

Buenos Aires. La inestabilidad económica se instaló desde hace un par de años en los bolsillos de todos los que viven en la República Argentina. Muchos se han visto afectados por una crisis económica que golpea al país sureño, y las medidas de austeridad anunciadas por el presidente, Mauricio Macri, apretaron aún más a los ciudadanos, entre ellos los miles de migrantes venezolanos que llegaron a esta nación huyendo de otra crisis.

“Tengo cuatro años en Argentina y sí me ha afectado la crisis económica. En el momento en que llegué sentía que tenía más poder adquisitivo, aunque ganaba menos dinero que ahora. Con el paso del tiempo han ido empeorando las cosas económicamente, todas las cosas están más costosas”, afirma Oscar Canales, quien es técnico superior en Contaduría y en Argentina se graduó de productor de Seguros.

La Dirección Nacional de Migraciones ya dio cuenta de que los venezolanos son la primera corriente migratoria que llega a la Argentina desde el año 2018, trasladando al segundo y tercer lugar a Paraguay y Bolivia, respectivamente. Entre el año 2012 y el 31 de julio de 2019 obtuvieron su radicación más de 170.000 venezolanos, casi 80 % de esa cifra vive en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o en las provincias más cercanas.

La noche de su victoria electoral, en noviembre de 2015, Mauricio Macri le prometió un cambio a Argentina. Auguraba crecimiento económico, cero pobreza y el fin de la inflación, pero hoy la realidad dista mucho de lo que ofreció aquella noche. En los últimos doce meses la inflación ha sido de 53,5 %, informó el 16 de octubre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). El informe también detalla que en los primeros nueve meses del presente año la inflación acumulada fue de 37,7 %.

Lee también
Precios del pollo y la carne retroceden mientras las verduras están por las nubes en Maracaibo

El  27 de octubre Alberto Fernández fue elegido presidente de la república con 48,24 % de los votos, mientras que el actual mandatario, Mauricio Macri, que buscaba la reelección, solo logró 40,28 %. Al día siguiente de los comicios, el Banco Central implementó el cepo cambiario, una medida restrictiva que evita la depreciación de la moneda local y previene un fuerte impacto inflacionario.

Yo creo que el problema principal para nosotros –inmigrantes venezolanos– es la inflación. Ya que el salario va perdiendo poder adquisitivo y se nos hace más difícil adquirir y comprar las cosas de primera necesidad, opina Angelo Ruggiero, contador público que llegó a Argentina en julio de 2016.

El venezolano está acostumbrado a altas inflaciones anuales y a fuertes restricciones cambiarias. Ambos han sido escenarios que ya ha vivido y que se ha encontrado de nuevo en tierras argentinas. Muchos han tenido que recurrir a comprar dólares para mantener su patrimonio y usar la moneda argentina para transacciones diarias.

Daniel Hoheb llegó a Argentina hace dos años y ocho meses, y admite que sí le ha afectado la crisis económica, pero no en todos los aspectos. “Más que todo he visto el incremento de precios cuando voy a comprar los materiales con los que trabajo tatuando”, indica.

Ruggiero cree que el alza de las tarifas en los servicios básicos y transporte era necesaria: “Aunque se haya triplicado a lo que pagaba cuando llegué, sé que para disfrutar de un buen servicio hay que pagarlo”.

Son miles los venezolanos que llegan a la Argentina cada mes, por eso es común escuchar el acento caribeño en las calles porteñas. Aunque atraviesa una crisis económica, el país austral es atractivo para los venezolanos por las facilidades en los trámites migratorios y buena receptividad a los extranjeros.

Lee también
Precios del pollo y la carne retroceden mientras las verduras están por las nubes en Maracaibo

Andreína Díaz tiene 25 años y hace siete meses llegó al país con su novio. Afirma que en este tiempo ha tenido que gastar más dinero en alimentos y productos de higiene personal, aparte de lo que destina de su sueldo para pagar alquiler y transporte.

El tema del dólar es sumamente preocupante, ya que demuestra la inestabilidad económica del país. En estos meses he perdido poder adquisitivo, subraya Díaz, que trabaja como desarrolladora web.

Después del resultado de las elecciones primarias, en las que ganó el candidato socialista por un amplio margen, Hoheb pensó en emigrar otra vez con su novia: “No quisiera vivir de nuevo lo que ya viví en Venezuela”.

Por su parte, Canales no cree que la situación en Argentina se llegue a parecer a la crisis que vive Venezuela. “Es muy probable que venga un gobierno socialista, pero no creo que dure más de cuatro años, no pienso que vaya a durar mucho”, opina.

Lea también:

Venezolanos reviven en otras tierras la crisis por la que huyeron de su país (I)

Regreso del kirchnerismo angustia a los venezolanos en Argentina (II)


Participa en la conversación