Icono del sitio Crónica Uno

Desde 2017 la abstención crece sin freno en las elecciones de Venezuela

Foto: Luis Morillo

Luego de las parlamentarias de 2015, en las que apenas se registró 26 % de ausencia de los votantes, esta creció en 2017 a 39 %; en 2018 a 54 % y en 2020 a 69 %.

Caracas. Luego del pico de participación que representaron las elecciones parlamentarias de 2015, en las que 74 % del electorado acudió a los centros de votación y apostó por el voto como instrumento de cambio, la abstención en los procesos electorales ha venido creciendo de forma sostenida hasta llegar a 69 % en las legislativas de este domingo, cuestionadas por la Asamblea Nacional (AN) y parte de la comunidad internacional.

En 2015 aquella alta participación otorgó a la oposición la mayoría absoluta de los escaños, sin embargo, esto no se tradujo en el cambio político deseado, luego de que el Ejecutivo anulara al Legislativo como poder y este a su vez decidiera desconocer las elecciones presidenciales de 2018 y juramentar al presidente de la AN, Juan Guaidó, como presidente interino de la República, acogiéndose al artículo 233 de la Constitución.

En los comicios regionales de 2017 se empezaron a ver los primeros síntomas. Ahí la abstención fue de 39 %, con lo que se elevó 13 puntos porcentuales con respecto a 2015. Luego, en las presidenciales de 2018, en las que los partidos que ganaron la AN decidieron no participar, el número de quienes decidieron no acudir a las urnas subió hasta 54 %. En los comicios de este domingo la abstención alcanzó a 69 % de los 20.710.421 votantes habilitados para sufragar.

Merma en votos rojos

Otro fenómeno que se registró este 6 de diciembre, junto con la abstención, fue una caída abrupta de los electores del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que apenas logró el apoyo de 4.277.926 electores, 1.321.099 sufragios menos que en los comicios de 2015. La cifra es también inferior a los 5.814.903 electores que obtuvieron en las regionales de 2018 y a los 6.248.864 votantes de Maduro en los cuestionados comicios presidenciales de 2018.

A pesar de esto el jefe de campaña del PSUV, Jorge Rodríguez, prefirió hacer referencia exclusivamente a los porcentajes de los partidos que participaron, sin darle mayor importancia al incremento de la abstención en los últimos años o a la disminución del caudal de votos rojos. “En cualquier país democrático, en cualquier elección, de cualquier país del mundo, los votos que se cuenta son los votos de los que participan en la elección”, argumentó este lunes.

Rodríguez señaló que, de acuerdo con las actas que maneja el PSUV, ese partido ganó los 87 circuitos en disputa, así como las 24 listas regionales. “Nuestra propuesta de campaña recibió la mayoría del voto de ayer, eso tiene que ser leído. No pueden seguir pensando que esa fantasía de ese gobierno de Narnia lo van a poder sostener en el tiempo”, señaló en referencia a Guaidó.

Consideró que esto representa un rechazo al “bloqueo” del país y una invitación a dialogar, aunque aclaró que la invitación no es para todos los sectores. “El dialogo es posible pero la justicia es necesaria”, dijo. Rodríguez advirtió en la campaña electoral que los actuales legisladores serían apresados una vez que la nueva AN asuma sus cargos.

Segundo boletín

A pesar de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) ofreció tener los resultados de la mayoría de los 277 cargos para el mismo domingo, fue el lunes, pasadas las 5:30 p. m., que la página del organismo publicó los resultados definitivos de la elección. El domingo la presidenta del CNE, Indira Alfonzo, se limitó a señalar que la participación había alcanzado 31 % con un total de 5.264.104 electores.

Sin embargo, 31 % de 20.710.421 electores son poco más de 6,4 millones de votos, por lo que Alfonzo debió de estar dando un estimado de la participación sobre la base de 82 % de las actas escrutadas hasta el momento. En la tarde Alfonzo dio un segundo boletín en el que indicó que los votantes ya llegaban a 6.251.080 con 98,63 % de las actas.

Indicó que los 130 cargos nominales ya tienen una “tendencia estable y sin posibilidad de cambio” y que los mismo sucede con 20 de las 24 listas regionales y 46 de los 48 puestos de la lista nacional. Precisó que el PSUV obtuvo ahora 4.277.926 votos (68,43 %); la alianza de AD, Copei, Cambiemos, Avanzada Progresista (AP) y El Cambio 1.095.170 (17,52 %); la coalición Venezuela Unida (VU), Primero Venezuela (PV) y la junta ad hoc de Voluntad Popular 259.450 (4,15 %); el Partido Comunista de Venezuela (PCV): 168.743 (2,7 %) y “otros” partidos 405.017 (6,48 %).

Detalló que el PSUV obtuvo 36 de los 48 cargos nacionales, faltando solo dos por determinar; a los 21 diputados anunciados el pasado 6 de diciembre se añaden Wills Rangel, Miguel Pérez Abad, Desirée Santos Amaral, Pedro Lander, Roberto Mesutti, Orlando Camacho, Nicia Maldonado, Cristóbal Jiménez, Sol Musset, Diva Guzmán, José Villarroel, Petra Aray, Victoria Mata, Ricardo González y Edgardo Ramírez, por AD se añade al escaño del 6-D a José Gregorio Correa y por (PV) a José Gregorio Noriega. AP se mantiene con un diputado que es Luis Augusto Romero, por Copei está Miguel Salazar y por el PCV, Óscar Figuera.

Denuncian “irregularidades”

Extraoficialmente, se habla de que los retrasos para dar y publicar los resultados están relacionados con problemas en la transmisión de datos del nuevo sistema de votación. El candidato de la Alianza Democrática, Aníbal Sánchez, señaló que estos se deben al estado de las conexiones en el país. “Hay protocolos para corregir esos temas de trasmisión, si no está funcionando, se llama a la oficina regional (del CNE)”. Agregó que los retrasos también podrían estar relacionados con la aplicación del método D’Hondt para la adjudicación de los cargos por lista.

El partido Movimiento al Socialismo (MAS) denunció “irregularidades” en la publicación de los resultados. La vicepresidenta de esta tolda, María Verdeal, explicó que en la mañana estaban algunos resultados publicados en la página del Poder Electoral. “Revisamos los resultados de estados comparados con lo que nos da la dirigencia a nivel nacional y no existe la votación del MAS o de otros partidos. Aparece la tarjeta de varios partidos y no aparece la del MAS, ni los candidatos, por lo tanto, no aparecen los votos y casi al mediodía la página fue inhabilitada y no pudimos constatar qué es lo que está sucediendo”.

Indicó que no se puede adjudicar cargos listas o nominales sin que se sumen los votos de todas las tarjetas. Aclaró que esperan la publicación de los resultados para evaluar qué acciones tomarán. “En el centro donde votamos el presidente, el secretario general y yo no aparece la tarjeta del MAS, ni ninguna postulación del MAS y son en circuitos diferentes del estado Miranda. Hay estados como Aragua y Monagas en los que no aparecen la tarjeta, ni candidatos del MAS y, por tanto, no aparece la votación”.

Foto: Luis Morillo

Salir de la versión móvil