Icono del sitio Crónica Uno

Desde diciembre a Roland Carreño le han negado seis solicitudes de traslados médicos

periodista-carreño

Foto: Centro de Comunicación Nacional de la AN

El periodista y coordinador de Operaciones de Voluntad Popular tiene COVID-19 y aunque su condición es estable, su cuadro clínico es delicado. María Alejandra Poleo, una de sus abogadas, contó que este martes se ratificó la solicitud de que se le dicte una medida cautelar sustitutiva de libertad.

Caracas. Desde diciembre hasta la fecha, la defensa Roland Carreño ha presentado seis solicitudes de traslado a un centro médico ante el Tribunal Cuarto de Primera Instancia Superior de Control con Competencia en Delitos Asociados al Terrorismo, para chequear los problemas de salud del periodista. No recibieron respuesta del juez Mascimino Márquez García. 

La salud de Carreño se fue deteriorando durante su detención hasta que el lunes 6 de septiembre fue trasladado de emergencia al Hospital de Clínicas Caracas, por orden de la Dirección de Investigaciones Penales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en vista de una crisis hipertensiva que presentó y malestar general. 

Carreño fue diagnosticado con COVID-19 y neumonía bilateral como consecuencia del virus, la noche del lunes. La tarde de este martes 7 de septiembre María Alejandra Poleo, abogada miembro del equipo de defensores del periodista, contó a Crónica.Uno que el periodista se encontraba estable, aunque su cuadro clínico es delicado.

El lunes hasta tuvo algunas convulsiones por la crisis que presentaba. Cuando lo visité, en la tarde, tenía la tensión en 100/170 (presión normal 120/80 mmhg), sabía que él no estaba bien. Roland siempre se ha mantenido fuerte, pero en esta oportunidad lo vi muy deprimido.

El periodista fue detenido el 26 de octubre de 2020 y está privado de libertad en los calabozos de la PNB, en Maripérez. Foto Archivo

Ante el estado de salud de Roland Carreño, quien también es coordinador de Operaciones del partido político Voluntad Popular, este martes 7 de septiembre su defensa consignó ante el tribunal una solicitud de revisión de la medida cautelar del periodista, a fines de que se le otorgue una medida menos gravosa a la privativa de libertad o su libertad plena. 

Solicitamos que una vez que pase todo y cumpla su tratamiento, Roland sea remitido a su hogar y se le dé una medida menos gravosa a la privativa de libertad que pudiera ser una visita periódica al tribunal, un arresto domiciliario o su libertad plena, porque en el expediente no hay elementos que inculpen a Roland de lo alegado por el Ministerio Público en la acusación, explicó la abogada Poleo. 

El 26 de agosto fue la última solicitud de traslado (a un chequeo médico) que hizo la defensa del periodista al tribunal que lleva la causa, ya que Carreño presentó otra crisis hipertensiva y el paramédico del centro de detención preventiva que lo examinó recomendó que fuese observado por su doctor de cabecera.

Al parecer el tratamiento de Roland ya no estaba surtiendo efecto. Volvimos al tribunal para pedir el traslado al centro médico y el tribunal no se pronunció.

Poleo agregó que la apelación que interpuso la defensa, contra el escrito acusatorio del Ministerio Público, aún reposa en el tribunal de la causa sin que se haya dado el trámite correspondiente desde el 16 de julio. 

Lo normal es que una vez que se interpone el recurso de apelación, se abre un lapso de tres días para emplazar a las partes, en este caso al Ministerio Público, y esto no ha sucedido, dijo la abogada.

Sin tratamiento desde diciembre

El chequeo médico más reciente del periodista Roland Carreño se efectuó en diciembre de 2020. En ese momento le diagnosticaron síndrome vestibular izquierdo y no le fue aplicado un tratamiento, por las condiciones de reclusión en los calabozos de la PNB de Maripérez, donde se encuentra. Además tiene problemas en la próstata.

No se le ha tratado, el hacinamiento no lo ha permitido. El médico indicó unas inhalaciones de agua caliente con un medicamento y no hay forma de hacerlo en la celda donde está, dijo la abogada Poleo.

Carreño fue detenido el 26 de octubre de 2020. Fue imputado de los delitos de legitimación de capitales, financiamiento al terrorismo, conspiración contra la forma política, tráfico ilícito de armas de guerra y, en una nueva audiencia, también le imputaron el delito de asociación para delinquir. 

Foto: La Prensa Lara

El Tribunal Supremo de Justicia aseguró que Carreño financió la fuga de Leopoldo López, el 24 de octubre, quien estaba en “calidad de huésped” en la Embajada de España.

Asimismo, según Tarek William Saab, fiscal general designado por la extinta Asamblea Nacional Constituyente, el periodista era el encargado de distribuir dinero a cuatro partidos políticos para financiar actividades ilícitas y evitar que se realizaran las elecciones parlamentarias el 6 de diciembre de 2020.

El Foro Penal Venezolano indicó que en el país hay 262 presos políticos y 42 de ellos tienen problemas de salud crítica. Según la organización bajo custodia del Estado han fallecido nueve personas desde 2015.

La defensa de Carreño notificó a la comisión que trasladó al periodista a la clínica que tenía COVID-19 para que se tomen las medidas de bioseguridad tanto de los reclusos, como de los funcionarios que han tenido contacto con él. Carreño no ha sido vacunado contra el nuevo coronavirus

Es una obligación del Estado garantizar la vida y salud de los privados de libertad.

Por su parte, las hermanas de Carreño han pedido a través de Twitter que se unan a una cadena de oración por la salud del comunicador social.

El partido Voluntad Popular exigió la liberación de Roland Carreño, para resguardar su salud.

Salir de la versión móvil