Icono del sitio Crónica Uno

Denuncian malos tratos y desorganización en vacunación contra la COVID-19 en Corposalud Aragua

Corposalud

Foto: Cortesía

El pasado domingo 6 de junio, pese a estar convocados por mensajes de texto, al menos 60 adultos mayores que llegaron con antelación a la jornada de vacunación contra la COVID-19 fueron desalojados de Corposalud Aragua. Algunos funcionarios de Corposalud cerraron el proceso al mediodía, mientras que los policías ordenaban el desalojo de la zona. Luego de protestar y reclamar en medio de la lluvia, la gente fue atendida.

Maracay. “Hasta cuándo tanta burla”, fue el reclamo airado de Luis Mariñez, periodista y secretario general del sindicato de empleados públicos de la Alcaldía de Maracay, que el pasado domingo 6 de junio denunció malos tratos y desorganización, durante la jornada de vacunación contra la COVID-19 para adultos mayores, que se realiza en la sede de Corposalud Aragua.

Mariñez acompañó a sus padres, quienes previamente habían recibido el mensaje de texto en el que se les indicaba que serían vacunados a las 2 de la tarde. Llegaron una hora antes como muchos otros, pero, sorpresivamente, algunos funcionarios de la corporación que controlaban el ingreso anunciaron el cierre del proceso.

Llegamos a la una de la tarde —explica Mariñez— y de repente cerraron el portón ubicado por la calle de La Cooperativa. Funcionarios de Corposalud Aragua dijeron que no había chance y que el proceso se cerraba.

Aunque los familiares y los mismos convocados insistían en explicar que en el mensaje se especificaba la hora prevista para la atención, los funcionarios alegaron que debían llegar más temprano.

Yo no puedo exponer a mi papá y a mi mamá en esas aglomeraciones, sobre todo porque ella es paciente renal. Pero hasta dudaban de que el mensaje recibido fuese auténtico”, señala el periodista.

La situación se tornó más tensa cuando los policías ordenaron a los asistentes desalojar el área. Sin embargo, los adultos mayores y sus familiares decidieron moverse hasta la entrada principal del organismo, a donde seguían llegando personas convocadas para reclamar la atención y vacunación requerida.

Allí —detalla Mariñez— había viejitos en sillas de ruedas, en andaderas, con muletas, bastones, que fueron expuestos a la lluvia sin ninguna consideración.

Fue luego de gritos, golpes a la reja y reclamos, que algunos funcionarios de Corposalud salieron nuevamente para reiterar que la jornada estaba cerrada y que apenas atenderían a 20 personas.

Eso caldeó aún más los ánimos de al menos 60 adultos mayores que estaban en cola desde mucho antes de la hora convocada. Hasta que pasadas las tres de la tarde, les permitieron el ingreso. “El trato del personal que atendió adentro fue atento, pero afuera fueron muy patanes”, dice Mariñez.

La jornada de vacunación contra la COVID-19 en Aragua ha estado signada por el caos y la desorganización y hasta el momento, la sede de Corposalud es el único centro habilitado para ejecutar el plan de inmunización, en el que el gobierno regional ha prometido vacunar a 1,3 millones de aragüeños.

Salir de la versión móvil