Icono del sitio Crónica Uno

El abuso sexual en Venezuela prescribe por eso es importante denunciar

abuso sexual

Foto: Unicef

Delitos como violencia sexual, prostitución forzada, esclavitud sexual o tráfico de mujeres, niños, niñas y adolescentes tienen un tiempo para ser juzgados, que comienza a computarse desde que la víctima cumple la mayoría de edad. Desde el 24 de abril las redes sociales se llenaron de denuncias de acoso y abuso sexual a menores de edad por parte de músicos y directores de teatro.

Caracas. Todas las jóvenes que denuncian haber sido víctimas de acoso o abuso sexual en su adolescencia por parte del cantante de la banda Los Colores, Alejandro Sojo, y su amigo, Murachi Palomo, sintieron culpa, cuando la verdad es que no se les puede achacar a ellas la responsabilidad de la agresión que les infligió alguien más

Desde el sábado 24 de abril, la cuenta @Alejandroesturpo, en la red social Instagram, ha compilado testimonios de mujeres que señalan a estos dos hombres. Alejandro Sojo, actualmente, vive en Buenos Aires, Argentina. 

Crónica.Uno conoció, de manera extraoficial, que al menos cuatro mujeres están dispuestas a formalizar la denuncia ante el Ministerio Público. Pese a esto, en las redes sociales corren los hilos de otras jóvenes que también aseguraron haber sufrido acoso y abuso a manos de este cantante cuando eran adolescentes. 

Luego de que se viralizaron algunas denuncias, se conocieron nuevos testimonios que involucraban a otras figuras del rock venezolano: Leonardo Jaramillo, guitarrista de la banda Okills; Tony Maestracci, baterista de la banda Tomates Fritos, y Daniel Landaeta de la banda Le’ Cinema. Las tres bandas emitieron comunicados para informar que los acusados ya no formarían parte ni de las agrupaciones musicales ni del grupo artístico.

Foto: Instagram

Asimismo, la ola aupó a otras sobrevivientes que no estaban relacionadas con la esfera musical, sino con el teatro. 

Andrea González Cariello, estudiante de teatro para el momento del hecho, y la actriz Sthephy Cardone Fulop denunciaron de acoso sexual a Juan Carlos Ogando, director y actor del grupo teatral Skena, en sus redes sociales.

Le encantaba saludarme inapropiadamente, le encantaba tocar partes de mi cuerpo, que entre los 13 y 17 años nadie debe estar tocando, y robaba besos (…) Pensé que la del problema era yo, que yo era muy exagerada. Después de cinco años lo comenté delante de otras niñas y me dijeron que se sintieron igual. Quise denunciarlo en el colegio y con los directores de teatro, pero tuve miedo, contó Andrea González Carriello en un video publicado en su cuenta de Instagram.

Desde el grupo Skena rechazaron estos actos e informaron que Ogando no formaría parte de la organización durante el transcurso de las investigaciones.

Según la sentencia 14-0130 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, con fecha del 15 de marzo de 2017, los delitos de: violencia sexual en niños, niñas y adolescentes; acto carnal con víctima especialmente vulnerable; prostitución forzada; esclavitud sexual; tráfico ilícito de mujeres, niñas y adolescentes y trata de mujeres, niñas y adolescentes prescriben. 

Quiere decir que una vez que se cumple el lapso estipulado de la prescripción no pueden ser perseguidos penalmente. El cómputo del lapso de prescripción en casos de víctimas menores de edad comienza a transcurrir cuando la sobreviviente cumple la mayoría de edad. Si las víctimas son mayores de edad, el tiempo transcurre desde el momento en que se perpetraron los hechos y se recibió la denuncia.

Los delitos que no prescriben son los de lesa humidad, crímenes de guerra o de corrupción; pueden ser juzgados en cualquier momento. 

Por ello, los especialistas consultados destacan la importancia de que la víctima alce su voz a tiempo y denuncie, ya que se podría evitar que existan otras víctimas.

El cálculo para que opere la prescripción de la acción penal iniciará a partir del día en que el menor de edad cumpla la mayoría de edad. En el caso de que la víctima fallezca, este lapso de prescripción comenzará a computarse desde ese momento.

Las razones de considerar la prescripción de una manera especial son evitar la impunidad en el enjuiciamiento de estos delitos de violencia de género, dado que los estudios al respecto han determinado que las víctimas padecen lo que se denomina ‘traumatismo del silencio’, ‘traumatismo de incesto’ o ‘traumatismo de pedofilia’; esto es, la tardanza de manifestar o exteriorizar el sufrimiento como víctima de ese hecho prohibido, que justifique la denuncia del delito, reza la sentencia. 

El traumatismo psicológico grave tiene su origen cuando el agresor, quien casi siempre es del círculo familiar, o un allegado, obliga al menor de edad a mantener en secreto el abuso mediante amenazas. Esto genera una tardanza en la denuncia, hasta que transcurrido un tiempo considerable la víctima se atreve a verbalizar el hecho.

La Sala Constitucional precisa que la violencia en todas sus manifestaciones quebranta los derechos fundamentales de libertad, igualdad, dignidad, no discriminación y derecho a la vida de las mujeres, niñas y adolescentes.

¿Qué es el estupro?

Carlos Trapani, abogado y coordinador general de la organización Cecodap:

Es un delito que consiste en usar la seducción con la intención de consumar un acto carnal. En el caso de trata de personas, haya o no consentimiento, eso es trata. Lo mismo para el abuso sexual: haya o no consentimiento, sobre todo cuando hay amenazas, seducción o coacción, es abuso. 

En función al derecho de la salud sexual y reproductiva que tienen los adolescentes se condena al agresor del adolescente cuando sucede en contra de la voluntad de este.

¿Qué es el abuso sexual?

Óscar Misle, en una publicación de la organización Cecodap:

Es toda acción en la que una persona con más poder utiliza a otra para satisfacerse sexualmente. El abusador puede realizar el acto mostrando los genitales, invitando a otros a participar en videos o películas pornográficas, manoseos, masturbación, penetración anal o genital con objetos o partes del cuerpo.

La violencia sexual también se expresa a través de la explotación sexual cuando los y las adolescentes son utilizados para obtener dinero o cualquier otro beneficio a cambio del intercambio sexual.

El abuso sexual puede realizarse con violencia, amenazas, engaños o a cambio de privilegios, premios. La naturalización de la violencia también toca lo sexual.

Se asume como normal que el varón pueda presionar a la chica para que tenga relaciones sexuales u obligarla a que no utilice protección “en nombre del amor” y desde la adolescencia comienzan a realizar abusos que no son percibidos por ellos como hechos violentos.

¿Qué es el acoso sexual?

Fiscal del Ministerio Público, quien pidió mantener anonimato por medidas de protección:

El acoso sexual son insinuaciones de índole sexual o cuando se prometen legítimas expectativas, por ejemplo, prometer un ascenso a cambio de actos sexuales. Es insinuar o hacerle comentarios sexuales a la víctima.

¿A dónde pueden acudir las víctimas o sus familiares ante un caso de estupro, acoso o violencia sexual?

Carlos Trapani, abogado y coordinador general de la organización Cecodap:

Deben acudir al Ministerio Público y formalizar la denuncia. Hay que perder el miedo y luchar para que haya justicia. La denuncia detiene el delito, la denuncia evita nuevas víctimas, la denuncia es un paso importante para la justicia y la justicia es un paso importante para la recuperación de una víctima. 

En el caso de Alejandro Sojo ¿Cómo puede actuar la justicia venezolana si él se encuentra en Buenos Aires, Argentina?

Carlos Trapani, abogado y coordinador general de la organización Cecodap:

Los delitos que involucran a niños, niñas y adolescentes son de orden público, por lo tanto, el Ministerio Público debe iniciar una investigación. Haya o no denuncia, si el Estado tiene conocimiento, tiene que iniciar una investigación de oficio. Y cuando el Ministerio Público determine que hay elementos de convicción que indican su culpabilidad, se inicia el proceso de extradición.

Yo te creo Venezuela

Yo te creo Venezuela, el Movimiento de artistas, creativas y líderes en la industria del entretenimiento venezolano contra la violencia de género, emitió un comunicado en el que rechazó los casos de acoso y violencia sexual, e instó al gremio artístico a que eleven su voz contra esas conductas.

Adelantaron que van a recolectar una base de datos en la cual se registre información de las víctimas dentro del gremio y sus testimonios. También anunciaron que van a canalizar esos casos ante organizaciones que cuenten con acompañamiento legal y psicológico de las víctimas.

Salir de la versión móvil