El monitor de Utopix revela que entre enero y agosto de 2020 ocurrieron 175 femicidios en el país. La cifra aumentó 20 % en comparación con el mismo período pero de 2019, en el cual se registraron 114 femicidios. 

Caracas. Entre enero y agosto de 2020 ocurrieron 175 femicidios en Venezuela, según el monitor de femicidios de Utopix. Solo en cinco meses de confinamiento, por la pandemia de COVID-19, se registraron 106 femicidios.

De acuerdo con la investigación de la organización, entre enero y agosto de 2019 hubo 114 femicidios en el país, lo que quiere decir que aumentaron 20 % durante el mismo período.

El gobierno de Nicolás Maduro decretó cuarentena el 16 de marzo de 2020 para evitar los contagios de COVID-19, que hasta el 13 de septiembre tenía 60.540 casos nuevos y 485 fallecidos. Según la abogada Georgia Rothe, experta en violencia contra la mujer, el confinamiento exacerbó los niveles de violencia dentro del hogar

Explicó que el ciclo de violencia, que sucede en casa, incrementó. El ciclo comienza con la acumulación de tensión que luego arremete en una acción violencia y culmina con la fase de reconciliación: después vuelve a comenzar el ciclo.

Lo que sucedió durante la cuarentena es que el ciclo de la violencia se aceleró, la convivencia de 24 horas, los siete días de la semana, con el agresor, no permiten momentos de respiro que la mujer tenía antes. Anteriormente, este ciclo sucedía de forma más lenta, porque a esto se le suma la afectación económica y psicosocial por vivir una pandemia con estadísticas críticas para la salud, que fomentan los espacios violentos, dijo. 

En agosto Utopix registró 18 femicidios en el país. En Caracas los medios de comunicación documentaron la muerte de Mariana Lilibeth González, de 29 años de edad, en el sector Las Casitas de La Vega. Le dieron al menos 30 impactos de bala. 

En Venezuela se cumplirán seis meses de confinamiento por la COVID-19 el próximo 16 de septiembre. Foto: Gleybert Asencio

El monitoreo revela que la mayoría de las víctimas tienen entre 26 y 45 años. Otros datos detallan que seis de ellas eran madres y 17 menores de edad quedaron huérfanos. En cuatro casos las mujeres denunciaron a su agresor. 

La abogada Rothe, que es miembro de la organización argentina Asuntos del Sur, explicó que durante el confinamiento el hogar no ha sido un espacio seguro para las mujeres

Las mujeres nos hemos enfrentado a otra pandemia que es la violencia. Esto pone en evidencia que el agresor o femicida no es un enfermo, un extraño ni una persona con problemas mentales. Son personas con las que convivimos día a día y hay que evitar normalizar la violencia.

El incremento de la violencia durante la cuarentena por la pandemia del nuevo coronavirus pone en evidencia que urgen políticas públicas de prevención ante la violencia contra las mujeres durante y después de que pase la situación mundial por el virus. 

Entre enero y agosto de 2020 Utopix estima que se cometieron al menos cinco femicidios semanales. Los estados de Venezuela con más incidencia de casos fueron: Anzoátegui, Miranda, Aragua, Carabobo, Distrito Capital y La Guaira. 

La ONG Avesa registró en su portal web que desde 2016 no se publican cifras de femicidios y del impacto de la violencia contra las mujeres, por lo que distintas organizaciones hacen monitoreos en medios de comunicación a fin de conocer la dimensión de la problemática. 

Línea de ayuda psicológica

La organización Avesa pondrá a disposición de las mujeres víctimas de violencia una línea telefónica de primeros auxilios psicológicos, que estará disponible de martes a sábado entre 8:00 a. m. y 8:00 p. m. Magdymar León, coordinadora de la ONG, dijo que estiman que esté disponible los primeros días de octubre.

El proyecto Por Nosotras atenderá a mujeres en riesgo inminente de sufrir algún tipo de violencia física o durante la crisis, respetando su anonimato. También a mujeres que viven la situación desde hace tiempo y por el confinamiento se hace evidente.

En el portal web de Por Nosotras refleja que los victimarios de las mujeres son sus parejas actuales y en 7,7 % de los casos son sus exparejas. La investigación asegura que en 18,7 % de los hechos de violencia participaron familiares directos como tíos, abuelos, padres o primos. Y en 9,5 % de las situaciones fueron extraños los agresores.   

Quienes deseen más información deben estar atentos a las redes sociales de Avesa, al igual que en el Twitter @nosotras_acción y @AVESA_ONG_VZLA.  

Lee también
Academia proyecta a través de modelos matemáticos hasta 14.000 casos de COVID-19 por día para finales de año

Participa en la conversación