Este fin de semana murieron por violencia de género tres mujeres menores de 30 años

En el 2018, 425 mujeres fueron asesinadas en el país, de acuerdo con el monitoreo realizado por el equipo de Cotejo.info. Esta cifra representa un incremento de 5,19 % con respecto al año anterior, en el que se registraron 409 asesinatos. La violencia de género se impuso en el 2018 como el principal móvil en 19,76 % de los casos.

Caracas. Giovanny Contreras no permitía que su pareja, Mercedes López, de 26 años, trabajara. En reiteradas oportunidades la encerró en su casa en Hoyo de La Puerta, sector Las Flores. Allí vivía con su hijo de un año. La presencia del menor de edad no era impedimento para la ira y los celos de Giovanny. El venezolano de casi 40 años tenía, al menos, tres años agrediendo a esta joven. Sus padres cuentan que un par de veces ella expresó su determinación de querer dejarlo y denunciarlo. Pero no lo hizo.

El lunes 8 de enero los golpes fueron más fuertes que los anteriores. Los hematomas y la debilidad de Mercedes eran tan notorias que el propio Giovanny la llevó hasta el Hospital Domingo Luciani, en El Llanito. Ambos le dijeron a los médicos que ella había sido víctima de robo en Plaza Venezuela y que supuestamente le habían quitado el celular. “Pero es que no tenía teléfono”, alega su padre.

Giovanny llamó a una de las mejores amigas de Mercedes e inmediatamente desapareció del centro hospitalario, donde, posteriormente, le prohibieron la entrada, aseveró el papá de Mercedes. Los familiares del victimario insistieron en que la joven tenía peritonitis, enfermedad infecciosa y que puede ser mortal, ocasionada por una filtración o un orificio en los intestinos, o también por un apéndice reventado. Los médicos desmintieron esta versión. Las lesiones que tenía la paciente en sus intestinos y en el abdomen eran consecuencia de las agresiones.

Mercedes tenía otras niñas de 9, 8 y 6 años, que viven con su antigua pareja en el barrio 23 de enero. Con este hombre tuvo una relación de más de siete años. Él también trató de orientar a Mercedes para que dejara a Giovanny, cosa que este sospechó. Entre sus opciones, la joven barajaba irse del país rumbo a Colombia o Perú, donde residen sus hermanos. La reacción de Giovanny fue destruirle el pasaporte y hasta la cédula de identidad.

En horas de la tarde del viernes 11 de enero, mientras la operaban, murió Mercedes. Su acta de defunción establece que las causas de muerte fueron shock séptico y traumatismo abdominal cerrado. No me queda duda que los médicos hicieron todo lo que pudieron. Esta última agresión fue muy severa, comenta su expareja.

La última que recuerda fue hace unos meses: Giovanny le ocasionó una fractura de brazo y pierna a Mercedes. De hecho, el joven asevera que familiares creen que Contreras ha agredido al niño de un año, pero no tiene constancia sobre esas declaraciones. El menor de edad se encuentra con la madre del victimario, pero la familia de Mercedes piensa recuperarlo y continuar con la denuncia.

Giovanny trabajó por varios años en el Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTT. Actualmente, se dedicaba a la compraventa de vehículos y gestorías ilegales de licencia.

Mercedes era la única hija de la familia López.

En cifras

Fue en 2014 cuando los feminicidios —entendidos como muertes violentas de mujeres por razones de género— se registraron en Venezuela bajo tal denominación como un delito en el artículo 57 de la reforma de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Incurre en el delito de feminicidio “el que intencionalmente cause la muerte de una mujer motivado por odio o desprecio a la condición de mujer”, se lee en la ley. Se considera odio o desprecio cuando la víctima presenta signos de violencia sexual, lesiones o mutilaciones “degradantes o infamantes” previas o posteriores a su muerte; también, si la víctima fue expuesta en un lugar público y, por último, cuando “el autor se haya aprovechado de las condiciones de riesgo o vulnerabilidad física o psicológica en que se encontraba la mujer”.

En el 2018, 425 mujeres fueron asesinadas en el país, de acuerdo con el monitoreo realizado por parte del equipo de Cotejo.info. Esta cifra representa un incremento de 5,19 % con respecto al año anterior, cuando hubo 409 registros. La violencia de género se impuso en el 2018 como el principal móvil en 19,76 % de los casos, es decir, una de cada cinco mujeres en Venezuela murió por esta causa. El segundo móvil fue robo (13,65 %) y, por último, venganza (12,24 %).

Sin embargo, esta iniciativa periodística de Medianálisis subraya que se desconoce el motivo de 27,06 % de los homicidios. En su reciente análisis, consideran que podría atribuirse a que los organismos de seguridad no esclarecen el caso o, de hacerlo, no los publican. También sugieren que los cuerpos de seguridad podrían esclarecer el caso, pero los periodistas adscritos a los distintos medios de comunicación no reciben esa información o no hacen seguimiento de la noticia.

De un hotel a otro y la mató

Davismar del Carmen Rodríguez Iglesias tenía 15 años y dos meses de embarazo. Vivía en un hotel por Capuchinos, municipio Libertador, ya que su madre, Katerina Rodríguez, trabajaba en el área de limpieza en ese lugar desde hace seis años. En ese mismo hotel, Davismar conoció a Anderson, de 34 años. Empezaron una relación desde hace cinco meses, la cual su madre rechazó desde el inicio. Durante las horas del día ayudaba y acompañaba a su mamá, ya que la adolescente había desertado el liceo, pero en las noches se escapaba a la habitación de Anderson.

El pasado domingo 6 enero comenzaron las agresiones hacia Davismar por parte de su novio. Su mamá cuenta que Anderson la golpeó en la cara por celos, por lo que Davismar, a pesar de que esperaba su hijo, quería alejarse de él. Anderson no toleró esta actitud. El sábado 12 de enero, luego de que Davismar regresó de la playa y salió de casa de su hermana mayor, en El Calvario, Anderson la esperaba con un martillo. «La tomó por la fuerza y se la llevó», cuenta su mamá.

“Ven a buscar a tu hija que el marido la mató”, el aviso de la exvecina llegó la madrugada del pasado 13 de enero. 

A Davismar la encontraron muerta en la habitación 110 del Hotel Gabial, en la avenida Las Acacias, cerca de Plaza Venezuela. Su madre espera la causa de muerte que, le informaron, pudo ser asfixia o envenenamiento. Igualmente, la primera acta del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) establece que fue un asesinato por fuerza física. Este es el segundo hijo que le asesinan a Katerina. Hace tres años, el mayor, quien tenía 19 años en ese entonces, fue asesinado por un presunto enfrentamiento con el Cicpc en el Guarataro.

Pocos días de enero, alta tasa de feminicidios

En tres días, entre el 11 y 13 de enero de este año, al menos tres mujeres murieron por violencia de género en Miranda y Distrito Capital. El tercer caso se trata de Belkis González, de 30 años, quien, de acuerdo con la Policía Municipal de Guaicaipuro, fue asesinada por su esposo con un arma blanca a las 11 la mañana del domingo 13 de enero. La mujer fue trasladada hasta la sede de los Bomberos en San Antonio, municipio Los Salias, según relata el Sargento Segundo, Yancarlos Reyes. La llevó un vecino del sector que no se identificó.

El presunto homicida fue capturado e identificado como José Manuel Rama Salcedo, luego de que el cuerpo de seguridad recibiera una llamada de un ciudadano que informó que el responsable se encontraba en las adyacencias del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de San Diego. La comisión del Cicpc de Los Teques se mantiene en las investigaciones pertinentes.

La ley estipula que quien cometa un feminicidio será sancionado con penas de 20 a 25 años de prisión. Sin embargo, distintas organizaciones no gubernamentales han denunciado la alta impunidad ante este delito y, además, el ocultamiento de las cifras por parte de las instituciones públicas. La ONG Centro de Justicia y Paz (Cepaz) calcula 96 % de impunidad en las denuncias que se hacen en estos casos.

Por otro lado, de acuerdo con Cotejo.info los estados con mayor incidencia de feminicidios en el país son Zulia, Carabobo y Miranda, al igual que Distrito Capital. En cuanto a los estados con menor tasa de este tipo de homicidio se encuentra Amazonas, con ningún caso registrado, seguido de Apure y Delta Amacuro (dos casos cada uno), Sucre y Mérida (tres casos cada uno) y Cojedes (cinco casos).

Datos de la Organización de las Naciones Unidas indican que mientras la media mundial de casos es de 3 por cada 10 mujeres, en el país la proporción está 10 % por encima. La tendencia en Venezuela va en aumento. De 2014 a 2017, los casos de feminicidios incrementaron 82 %. Cotejo.info calcula que el 40 % de las mujeres venezolanas han sido, son o serán víctimas de algún tipo de violencia, es decir, 4 de cada 10. Dicha proporción surge de las estadísticas presentadas por diversas organizaciones de la sociedad civil, como Cepaz, ante el incumplimiento de las instituciones gubernamentales en ofrecer acceso a la data oficial.

Por otro lado, los registros arrojan que el 25 % de las mujeres asesinadas por violencia de género eran jóvenes con edades comprendidas entre 16 y 25 años de edad, seguidas por jóvenes entre 26 y 35 años de edad (23 %) y, por último, las mujeres con edades comprendidas entre los 36 y 45 años (21 %).

Fotos: Sebastián Inojosa y Claudia Smolansky


Participa en la conversación