Extrabajadores del Instituto Nacional de Hipódromos esperan pago justo luego de 30 años de demanda

Luego de tres décadas exigiendo que se le reconozcan sus derechos algunos extrabajadores consideran que por fin ven soluciones, pues indican que el juez que lleva el caso en lo que va de año los ha citado y les ha permitido estar en las reuniones. Sin embargo, no están de acuerdo con el monto que han negociado los abogados.

Caracas. Extrabajadores del Instituto Nacional de Hipódromos (INH) llevan la cuenta exacta de los días en que empezó a correr la demanda para que se les cancelen sus pasivos laborales. “Son 11.345 días”, dice uno de los extrabajadores afuera de los Tribunales Laborales de Caracas. Casi la mitad de los demandantes ya fallecieron y los que quedan son ancianos. 

Unas treinta personas hacían un círculo afuera de los tribunales. No sabían por qué la audiencia había sido suspendida, pero sí conocían bien el número de años que esperan por una respuesta favorable: 30 años de una demanda que para los extrabajadores ha estado viciada y que hoy cuando muchos ni siquiera están jubilados es más apremiante que se les cancele la deuda.

Julio César Rodríguez trabajó casi 18 años para el instituto y dice que al poner la demanda eran 584 trabajadores de los cuales han fallecido 200. Hoy la mayoría son ancianos.

“Tenemos 160 personas vivas ubicables y de esos 200 fallecidos solo tenemos 60 personas ubicables. Tenemos una demanda del año 1992, cuando fuimos liquidados del INH y han transcurrido 30 años y seis meses. Ahora esperamos llegar a un convenio de pago, pero la audiencia de hoy (4 de agosto) fue diferida”, cuenta Rodríguez a Crónica.Uno

Luego de tres décadas exigiendo que se le reconozcan sus derechos algunos extrabajadores consideran que por fin ven soluciones, pues indican que el juez que lleva el caso en lo que va de año los ha citado y les ha permitido estar en las reuniones. 

Ahorita es que estoy viendo luz al final del túnel con este último juez, que nos ha escuchado. Antes no nos llamaban esto se ha tardado tanto porque en el pasado estuvo viciado. Tenemos 30 años de lucha con esto, son 11.345 días esperando, dice Pedro Balza.

Para el grupo el acuerdo que se plantea según lo que le informan los abogados es un pago por persona de $5000, pero a su juicio esta cantidad está muy por debajo de lo que se les adeuda. Los ancianos sostienen que se les debe pagar $1 diario y no $0,35. El monto que piden rondaría los 10.000 dólares.

En el centro de Caracas, donde se concentran la mayoría de las instituciones públicas, los reclamos se entrecruzan. En una avenida antes se desarrollaba la mañana de este jueves una manifestación en contra del “instructivo Onapre”, señalado por trabajadores del sector de derogar parcialmente los convenios colectivos y desmejorar beneficios como las primas de antigüedad o de profesionalización.

Protesta contra «instructivo Onapre» – Foto: Ariadna García

Mientras esta manifestación llegaba a la esquina El Chorro, donde un piquete de guardias nacionales y otros funcionarios de las fuerzas públicas hacían un muro, en los tribunales de la avenida Urdaneta un grupo de ancianos también se concentraba para conversar sobre la situación que viven desde hace años. 

Entre los demandantes hay representantes de los trabajadores que han fallecido. Una de ellas es María de Lourdes Bravo. “Yo espero que la decisión del Tribunal sea a favor de estos señores que tienen tiempo esperando este dinero porque piensan pagar así fraccionado y no debería ser, deberían pagarle a todos por igual porque ellos todos trabajaron por igual y esto tiene 30 años esperando y mi papá no tiene culpa de haberse muerto esperando este dinero. Mi papá trabajó 45 años para el Hipódromo, él entró a los 16 años”, dice a Crónica.Uno

Martín Acevedo ya es tan anciano que le cuesta hablar. Dice que espera que hagan algo por ellos, pues la pensión que tiene no le alcanza para vivir. “En verdad quisiera que colaboraran con todos nosotros porque además no nos quisieron jubilar”. Martín indica que trabajó 15 años en el instituto y lo que exige es un pago justo.

Andrés Eloy Tellería, quien laboró por 23 años en esa institución, dice que fueron retirados injustamente del Hipódromo y no les quisieron reconocer la jubilación. “Fuimos botados porque cerraron los tres talleres para ese tiempo, en el 90 nos arreglaron y hasta la fecha hemos venido peleando esto”.

El grupo dice que como vienen vacaciones posiblemente dejarán la audiencia para mediados de septiembre. Para ellos ya el tiempo se agota y manifiestan que están preocupados “porque están jugando con nuestra mente y nuestro estómago”. “Todos pasamos los 70 años, no sé hasta cuándo esta gente va a jugar con la necesidad de nosotros”, dijo Julio César Rodríguez.

Lea también

Claves para entender por qué trabajadores públicos protestan en contra del «instructivo Onapre»


Participa en la conversación