Fallas en las telecomunicaciones tienen “apagado” el sistema biométrico para venta de gasolina en Zulia

«El sistema no levanta porque hay zonas donde hay fallas por conexión y eso lo están chequeando», señala el encargado de una estación de servicio en Maracaibo. Es poco probable que el sistema para la venta de gasolina pueda ponerse en funcionamiento en el corto plazo. Maracaibo. El occidente venezolano está muy lejos de establecer …   leer mas

1323 1
1323 1
Foto: Mariela Nava

«El sistema no levanta porque hay zonas donde hay fallas por conexión y eso lo están chequeando», señala el encargado de una estación de servicio en Maracaibo. Es poco probable que el sistema para la venta de gasolina pueda ponerse en funcionamiento en el corto plazo.

Maracaibo. El occidente venezolano está muy lejos de establecer el sistema biométrico para el cobro del combustible en las estaciones de servicio, pues aunque  los aparatos (o puntos)  ya llegaron a la mayoría de las bombas, estos aún no están operativos por fallas en el sistema de telecomunicaciones, que en el Zulia se agudiza con las fallas eléctricas.

La semana pasada el presidente Nicolás Maduro anunció el inicio del programa piloto del sistema biométrico en las estaciones del servicio del país. En Caracas ,donde el plan se comenzó a dar a conocer este lunes, los usuarios tenían más dudas que respuestas y la incertidumbre fue la constante en las bombas visitadas por Crónica.Uno.

Negus Villalobos, encargado de una estación de servicio de la avenida 5 de Julio, justo frente al Ministerio de Energía y Petróleo confesó que tiene una semana con “el aparato guardado” porque no hay señal para que funcione. “No agarra señal telefónica, los bajones influyen mucho también y ellos trabajan con Movistar y Digitel y si no funcionan en los teléfonos menos en esos aparatos. Supuestamente estamos esperando la implementación de la señal satelital, pero eso es pa´rato. Mientras tanto estamos con el sistema convencional y recibiendo todos los billetes, hasta los del cono anterior”.

El hombre señaló que hay mucha duda y desconocimiento en la población sobre la manera de pago. “No es que solo va a funcionar con el carnet de la patria, igual va a pagar todo el mundo, el carnet lo que te va es a subsidiar el costo de la gasolina y si  lo vas a pagar a precio normal podéis usar la tarjeta de crédito y ahorita la de débito del banco de Venezuela, bueno cuando funcione.  Pero más a delante ya se incluirá todos los bancos, es lo que nos han dicho. La gente viene con dudas, por eso yo les aclaro que todos van a pagar igual. El sistema no levanta porque hay zonas donde hay fallas por conexión y eso lo están chequeando.

Lee también
Suspenden despacho de gasolina en Bolívar y restringen libre tránsito hasta mediodía

Actualmente el Zulia mantiene un sistema automatizados para el control del combustible a través de un chip y  está en fase de prueba el sistema biométrico, por lo que Villalobos aclaró: “No, no pueden haber dos sistemas para un mismo fin, el chip con el paso del tiempo va a desaparecer, porque tendremos todo controlado con el punto biométrico, además capta la huella, así que no habrá necesidad de tener el chip”.

Mientras el sistema atraviesa su etapa de prueba, las colas siguen siendo kilométricas para los que necesitan surtir de combustible. Carlos Leal, dueño de una grúa se fue preparado: Tres pantalones, hilo y aguja, para según él “pasar el tiempo”. Mientras con hilo amarillo le agarraba ruedo a un jeans negro contó lo difícil que es para él surtir de combustible.

“Aquí uno pierde mucho tiempo, por eso me vengo preparado siempre. Hoy me traje esta ropita para ir cociendo, sin embargo aquí es un poco más rápido, se pierde solo la mañana, hay otras donde pierdo todo el día, pero lo tengo que hacer porque sino, no como”, cuenta Carlos Leal.

El hombre, que hace tres años es viudo, criticó que haya preferencias en las estaciones de servicio. “Aquí llegan guardias, médicos, policías y los pasan de una vez, pero al transporte no. Si yo quiero pasar rápido me paro frente a la bomba en la cola VIP y ahí pago la gasolina y además 100 soberanos, pero como no tengo, aquí me quedo”. Lo más difícil es perder la clientela, Carlos deja de atender al menos tres servicios de grúa diarios mientras hace la cola para surtir.

Lee también
Repunte de casos por COVID-19 complica aún más abastecerse de gasolina en el interior

El obligaito

Este término es conocido en las cárceles para denominar la cantidad de dinero que le «pagan» los procesados al Pran o «jefes» de las cárceles, hoy  su uso se traslada a las colas de gasolina.

Juan López, chofer de la ruta Plaza de Toros, calificó a los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y a los bomberos como “Pranes”.

“Uno está como en la cárcel, obligado tenéis que pagar de más, todo lo hacen a propósito para desesperar a la gente. Hay seis islas y nada más te abren una cuando hay gasolina suficiente, pero si te bajáis de la mula te pasan de una vez.  A mí me afecta porque con ese carro yo me gano el sustento diario para mi familia y estar aquí por horas le resta a la comida y no puedo estar pagando mil soberanos cada vez que vengo a echar gasolina”.

La inseguridad también hace de las suyas en las colas, sobretodo en horas de la tarde de 1:00 a 4:00 y después de las 6.00 de la tarde. En varias estaciones de servicio del estado se han reportado robos por sujetos en motocicleta.

Augusto González, chofer de la ruta Los Filuos, se vino a las 5:00 de la mañana a Maracaibo para lograr surtir su Farilane 500 con el que le da de comer a sus siete hijos y su mujer. “Decidí viajar porque allá solo puedo echar de tarde y pagando, aquí también se paga, pero si uno quiere. Yo hago mi cola normal, me echo como cuatro horas pero no me molesta nadie, allá atracan mucho en las colas y es un peligro porque si no te ponéis las pilas, te llevan el carro”.

Lee también
Estaciones de servicio dolarizadas lidian con desalojos y disminución en las ventas

El dato

El costo de la gasolina en pimpinas de cinco litros es de 600 bolívares soberanos la de 95 octanos y 500 soberanos para la de 91 octanos. Todo se paga con efectivo y con billetes del nuevo cono monetario, menos los de dos, cinco y 100 soberanos.

Foto: Mariela Nava

In this article

Participa en la conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.