La toma del rectorado de la Universidad de Oriente por parte de supuestos estudiantes identificados con el oficialismo podría replicarse en otras universidades del país, advierte la presidenta de Fapuv, Lourdes Ramírez de Viloria.

Maracay. Así como, semanas atrás, un grupo extremista de estudiantes identificado con el oficialismo tomó ilegalmente la sede del rectorado de la Universidad de Oriente (UDO) en Cumaná, está latente la amenaza de que hechos similares se repitan en otras instituciones de educación superior, alertó la presidenta de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), Lourdes Ramírez de Viloria.

La dirigente gremial hizo esta advertencia durante la reunión ampliada de la junta directiva de la federación, realizada en la sede de la Universidad Pedagógica de Maracay (UPEL).

Lee también
Fapuv: “Estamos en una situación de mayor debilidad para la defensa de las universidades”

El Pedagógico de Maracay, además de la Universidad del Zulia, la Universidad de Carabobo, la Universidad de Los Andes y la Universidad Lisandro Alvarado, en Barquisimeto, son algunas de las casas de estudio que estarían siendo amenazadas por grupos violentos.

Lourdes Ramírez de Violaria, presidenta de Fapuv
Lourdes Ramírez de Viloria afirmó que tomarán acciones más radicales para defender las universidades. Foto: Gregoria Díaz.

Viloria, junto al resto de los directivos de las asociaciones de profesores, condenó la toma de la UDO y cuestionó el acoso y la incursión delictiva y violenta de la que son víctimas las universidades del país y cuyo propósito sería el de acabar, no solo con la autonomía universitaria, sino también con el pensamiento democrático y plural, dijo.

«No tenemos duda que la destrucción de las universidades ha sido intencional por parte de los usurpadores», señaló tajante la presidenta de Fapuv, quien está convencida que la única manera de reinstitucionalizar la universidad venezolana y recuperar los derechos conculcados a profesores, trabajadores y estudiantes, es con un cambio político en el país.

La presidenta de Fapuv añadió que la emergencia en la que están las instituciones de educación superior obliga a la comunidad universitaria a radicalizar el conflicto y a paralizar actividades.


Participa en la conversación