FOTO ENSAYO | Yunta y Coquito desafiando la cuarentena por comida

«Claro que estoy de acuerdo con la cuarentena, todos debemos cuidar al otro, pero, y ¿cómo hacemos aquellos que no tenemos una entrada fija?», dice Yunta.

Caracas. Yunta y Coquito permanecen inseparables hasta en tiempos de pandemias. Desde que inició la cuarentena social en Caracas se ha hecho más difícil para Yunta, el dueño de Coquito, conseguir comida para ambos.

Claro que estoy de acuerdo con la cuarentena, todos debemos cuidar al otro, pero, y ¿cómo hacemos aquellos que no tenemos una entrada fija? Yo puedo pasar hambre, mi perro no«, afirmó con un tono de voz entrecortado.

Hace varios años que hacen vida en la esquina de la plaza la Estrella, al final de la avenida Panteón. Diariamente, Yunta podía percibir entre 100 y 200 bolívares soberanos y con eso buscaba mantenerse. Ahora, con menos tránsito en la calle, percibe mucho menos y se ve obligado a retirarse a su hogar cuando los efectivos policiales lo corren a eso de las dos de la tarde.

La cuarentena está plagada de pequeñas historias que no dejan de sentir la peculiar situación que atraviesa Venezuela, esta es una de ellas.

Fotos y texto: Gleybert Asencio

Vea también: FOTO ENSAYO | La cuarentena a través de una ventana


Participa en la conversación