En la maternidad de la Chet han hecho que parturientas con VIH den a luz de forma natural. Alegan que por falta de guantes no pueden realizar cesáreas para evitar el contagio del neonato.  En el Oncológico Miguel Pérez Carreño la directiva no permite que quienes retiren por ese nosocomio tratamiento antirretroviral se queden en la sala de espera, deben permanecer fuera de las instalaciones.

Valencia. El presidente de la Fundación Manos Amigas por la Vida Carabobo, Mavid, Eduardo Franco, denunció que en los centros de salud de Carabobo discriminan a los pacientes con  VIH. Relató que, ante la falta de pruebas para detectar el virus, se han hecho diagnósticos tardíos, lo que hace que los pacientes lleguen a la etapa de sida, y cuando acuden a algún nosocomio no los atienden: “Les dicen que si no tienen COVID-19 no los van atender, y los mandan para sus casas a morirse”.

Franco relató que en el caso de las mujeres parturientas las obligan a parir, lo que pone en riesgo al neonato de que contraiga VIH: “En la maternidad de la Chet (Ciudad Universitaria Doctor Enrique Tejera) hace tres días hicieron parir a una mujer, por falta de guantes”.

La directiva del Hospital Oncológico Miguel Pérez Carreño obliga a estos pacientes que acuden a buscar tratamiento antirretroviral a que esperen fuera del centro de salud.

No los dejan ni siquiera sentarse en la sala de espera. Ellos no son pacientes leprosos. Si esperan afuera y se mojan con lluvia pueden contraer una enfermedad oportunista que ponga en riesgo su salud”, advirtió.

El también secretario general de la Red Gente Positiva precisó que en Carabobo al menos 750 pacientes no han recibido tratamiento antirretroviral durante la cuarentena por COVID-19, porque se encuentran en municipios alejados.

Lee también
Advierten que algunos lotes de Remdesivir incumplen normativa de importación

Por estas razones le pide al gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, que preste unidades de transporte de TransCarabobo o TransDrácula para llevar medicamentos a Bejuma, Carlos Arvelo, Mariara, Guacara, Puerto Cabello y Morón. Tomando en cuenta que en la entidad se registran 45 casos de contagios de coronavirus que ponen en riesgo la salud de estos pacientes que tienen el sistema inmunológico debilitado.

Franco reveló que hay 35 niños entre cero y seis meses, con madres con VIH en Carabobo, que no tienen leche maternizada.

Como secretario general de la Red de Gente Positiva informó que han retornado 800 pacientes con VIH, que dieron negativo para COVID-19 y están a la espera de 18 resultados de PCR. Dijo que estos connacionales han ingresado por las fronteras de Táchira y Bolívar, con franco deterioro de salud y cuadros de desnutrición.

Pacientes con condición de VIH que tuvieron que salir de Venezuela por la falta de medicamentos antirretrovirales han tenido que retornar debido a la pandemia de COVID-19. Han llegado en malas condiciones de salud y con cuadros de desnutrición, detalló Franco.


Participa en la conversación