Delcy Rodríguez señaló que esta vacuna de AstraZeneca tiene “efectos adversos” y que por ese motivo no se permite su uso en el país, a pesar de que estudios de la Agencia Europea del Medicamento la califican de “efectiva y segura”, y de que cinco días antes Juan Guaidó fuera autorizado para solicitar al BCV ad hoc los recursos para activar el mecanismo Covax para adquirirla.

Caracas. El gobierno de Nicolás Maduro ratificó este miércoles su decisión de no permitir en el país la aplicación de la vacuna contra la COVID-19 fabricada por la farmacéutica AstraZeneca basándose en los efectos secundarios que se detectaron en un lote de estas vacunas en Europa, y a pesar de que estudios hechos por la Agencia Europea del Medicamento la califican como “efectiva y segura”.

La información la dio a conocer la vicepresidenta ejecutiva del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, cinco días después de que la Comisión Delegada, que se constituyó después de la reforma del estatuto de transición, autorizara al presidente encargado, Juan Guaidó, a solicitar al Banco Central de Venezuela ad hoc liberar los recursos necesarios para financiar el acceso de Venezuela al mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud y del Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19.

Rodríguez señaló que la decisión de no aplicar la vacuna AstraZeneca obedece a “los datos que han mostrado ensayos y reportes científicos que alertan sobre efectos secundarios de esta”.

La decisión se le informó a un representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el pasado 15 de marzo durante una reunión en la que, además de Rodríguez, estuvo presente el canciller de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, aseguró la funcionaria.

Lee también
Lo más reciente del 14 de abril de 2021

Rodríguez también dijo que será el gobierno de Maduro, a través del mecanismo Covax de la Organización de las Naciones Unidas, el que decida qué vacunas se aplicarán a la población venezolana en el país.

Durante la declaración ante la prensa, Rodríguez volvió a acusar a la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015 y a Juan Guaidó de ser los responsables de una “trama criminal” y un “bloqueo económico” contra el país que ha hecho que Venezuela no pueda pagar a organismos multilaterales para tener acceso a todas las vacunas contra la COVID-19, y pidió al Ministerio Público abrir una investigación.

“Venezuela no tiene que pedir limosnas a nadie. Venezuela tiene más de 7000 millones de dólares líquidos bloqueados en diversos países y que pertenecen al pueblo venezolano. Esos recursos podrían ser usados para el sistema Covax”, declaró.

Rodríguez insistió en que, a pesar de que todavía no existe un mecanismo para que Venezuela pueda disponer del dinero, existe una mesa técnica “promovida desde la nueva AN” en la cual se han hecho acercamientos para tratar de solventar el problema del acceso a las vacunas.

A través del diálogo político se dio un acuerdo de acompañamiento y la instalación de una mesa técnica que cuenta con la participación del Gobierno, de la OPS, la Unicef, un representante de la oposición y representantes del mundo académico y científico del país, comentó.

Lo que ocurre con la vacuna AstraZeneca

El pasado 11 de marzo, un grupo de 16 países pertenecientes a la Unión Europea anunciaron su decisión de suspender temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca luego de detectar al menos 30 casos de trombos que pudieron haber tenido una relación con este fármaco.

Lee también
Denuncian que trabajadores del Periférico de Coche no reciben atención médica si se contagian de COVID-19

Posteriormente, el 18 de marzo, se generó una declaración formal por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), a través de Emer Cooke, directora de dicha agencia, la cual dijo que se trataba de una “vacuna efectiva y segura”.

Después de una serie de ensayos clínicos, la EMA determinó que “sus beneficios superan los posibles riesgos”, y concluyó que el uso del fármaco no estaba asociado con un aumento de la posibilidad de sufrir episodios tromboembólicos, aunque dijo que no se podía descartar algún vínculo con casos de esta naturaleza que calificó como “raros” y que “requieren mayor investigación”.

Las conclusiones científicas adoptadas hoy proporcionan a los Estados miembros la información que necesitan para tomar una decisión informada sobre el uso de la vacuna de AstraZeneca (…) Si fuera yo, me vacunaría mañana, expresó Cooke.

Mecanismo COVAX permite plan de vacunación masiva

Luego de las 7:00 p. m. de este miércoles la Comisión Delegada que se conformó después de la Reforma del Estatuto de Transición, y que fue la instancia que aprobó los recursos para activar el sistema Covax, fijó posición, en un hilo de Twitter, acerca de la negativa del gobierno de Maduro para permitir la entrada de vacunas AstraZeneca mediante el sistema Covax de la OMS/OPS.

Entre otras cosas, señalan que la administración de Maduro “no cubre los costosos tratamientos contra la COVID-19 y criminaliza a quienes piden ayuda para poder costearlos, pero tampoco se ocupa de vacunar a la población, solo a la élite usurpadora”.

Indica que “Venezuela necesita un plan de vacunación acordado que permita tener una campaña masiva y protección para todos los venezolanos y el mecanismo COVAX lo permite. #DejenEntrarLaVacuna”.

Lee también
Jorge Rodríguez rechaza plan de vacunación de Fedecámaras

Explican que la lucha contra la pandemia “no se trata de política”, y que “¡todos merecen vacunarse! La #LegítimaAN ha logrado mediante COVAX poder pagar al menos 12 millones de dosis, para 6 millones de venezolanos en situación de vulnerabilidad, y la dictadura quiere impedir el ingreso al país. #DejenEntrarLaVacuna” (sic).

Aquí el hilo de Twitter con la posición de la comisión delegada de la Asamblea Nacional electa en 2015:


Participa en la conversación