Guaidó dice que sabía de las reuniones entre emisarios de Trump y funcionarios de Maduro

El presidente encargado Juan Guaidó (Art. 233) aseguró que los voceros de la administración Maduro llevan varias semanas sumidos en contradicciones. Sobre la posible fijación de una recompensa por parte de Estados Unidos para la captura de Tareck El Aissami, dijo que si ello contribuye a aumentar la presión para lograr cese de la usurpación, será positivo.

Caracas. El presidente de la Asamblea Nacional y encargado de la República (Art. 233) Juan Guaidó dijo este miércoles que él ya tenía conocimiento de las conversaciones que desde hace meses se han venido realizando entre emisarios de Trump y colaboradores de Nicolás Maduro dispuestos a apoyar su salida del poder.

Aunque el propio Maduro confirmó el martes la existencia de conversaciones entre funcionarios de alto nivel «para regularizar el conflicto con Estados Unidos», el asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, dijo más tarde que «los únicos elementos discutidos» por quienes se han sentado con emisarios de Trump «a espaldas de Maduro son su partida y elecciones libres y justas».

A juicio de Guaidó, la revelación de estas conversaciones inicialmente secretas dejaron una vez más en evidencia los problemas de liderazgo y luchas de poder a lo interno de la administración Maduro.

Aquí esta el tuit de Bolton y Maduro está tan desesperado y tan torpe que tuvo que salir al paso a lo que dijo Cabello para hacer ver que era él quien estaba en el proceso. Horas después lo desmienten. Yo me pregunto ¿qué van a hacer con las planillitas de ‘no más Trump’ y con la retórica, afirmó.

Recordó que hace apenas un par de semanas ocurrió la misma ruptura comunicacional entre los voceros de la administración Maduro respecto a la participación o el retiro de su delegación en las negociaciones en Barbados.

Dice que sabía

Durante una rueda de prensa en Caracas, previa a su participación en un encuentro nacional de líderes políticos y comunitarios de todo el país, Guaidó ratificó que desde el 5 de enero abrió las puertas a todo aquel funcionario civil o militar dispuesto a colaborar con el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres.

“Son conversaciones que llevan meses”. Consultado expresamente sobre si estaba en conocimiento de estos contactos entre funcionarios de Maduro y emisarios de Trump, replicó con un escueto “sí”.

Recompensa por El Aissami

En opinión de Guaidó, la inclusión del ministro Tareck el Aissami en la lista de personas solicitadas por Migración Estados Unidos y el posible pago de una recompensa por su captura son medidas que tendrán un efecto aún por revelarse en las negociaciones.

En primera instancia sostuvo que se trata de una “decisión que tiene que ver con la legislación americana y con la implicación que tiene el flagelo del narcotráfico”. Pero no dejó por fuera el hecho de que podría generar más presión a lo interno de la coalición gobernante.

“Estamos ante una dictadura. Nuestra estrategia siempre ha sido mantener la presión necesaria para lograr una transición pacifica a la democracia. No es que hoy la dictadura se va a enterar de que destruyó el país. Por el contrario, hay que seguir presionando”, indicó.

Ante la pregunta de si esta medida facilitará o entorpecerá las conversaciones, señaló: “Bueno, si facilita será positivo. Eso lo veremos si logramos la transición”.


Participa en la conversación