El Ejecutivo realiza asambleas populares para autorizar el gasto del próximo año y saltarse el control de la Asamblea Nacional.

Caracas. El presidente Nicolás Maduro utiliza el decreto de emergencia económica para saltarse el control de la Asamblea Nacional (AN), y la omisión ahora será con el presupuesto 2017.  El Gobierno no consignará el gasto ante el Parlamento, lo que incumple la Constitución.

El diputado y miembro de la Comisión de Finanzas de la AN, José Guerra, indicó que si el Ejecutivo aprueba el presupuesto “cometerá un acto ilegal”. Según el mandatario, la autorización de la asignación del próximo año será avalada por el Congreso de la Patria, las asambleas populares y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El Jefe de Estado argumenta que la AN está en desacato y, por ello, no entregará la Ley de Presupuesto, pero el artículo 313 de la Carta Magna establece que: “el Ejecutivo presentará a la Asamblea Nacional, en la oportunidad que fije la ley orgánica, el proyecto de Ley de Presupuesto. Si el Poder Ejecutivo, por cualquier causa, no hubiese presentado a la Asamblea el proyecto dentro del plazo establecido, seguirá vigente el presupuesto del ejercicio fiscal en curso”.

El lapso que contempla la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público —texto que regula el gasto— para consignar la asignación es antes del 15 de octubre.

Guerra apuntó que “el decreto no es una Habilitante, por tanto, Maduro no puede legislar y si el TSJ dictamina lo del presupuesto es un acto ilegal (…) el Gobierno toma el peor de los caminos”.

Lee también
Rector Rondón: Una sentencia en contra del revocatorio sería un despropósito

Pero en el Gobierno insisten en pasar la barrera de la Asamblea. Este martes, el vicepresidente Aristóbulo Istúriz, junto con los ministros, realizó una asamblea popular para discutir el presupuesto sin dar detalles del monto y de las premisas: inflación, crecimiento, precio del petróleo y tipo de cambio.

En ese encuentro, Istúriz indicó que “el presupuesto para nosotros no es una cifra es el plan que tenemos para proteger al pueblo”. Insistió en que gran parte del gasto será para el área social y fortalecer el sistema de economía comunal. “Todos deben tener sentido de propiedad colectiva para mejorar en todos los espacios”.

El Ejecutivo presentará una asignación en un contexto en el cual la inflación es de tres dígitos y la economía está desplomada. José Guerra señaló que “se tiene que formular un gasto con sensatez”.

Para este año se fijó una inflación de 60 % y, de acuerdo con los cálculos de diversas firmas, supera el 300 %. El precio del crudo se previó en 40 dólares y la media es 33 dólares. El tipo de cambio de referencia fue de 6,3 bolívares y, actualmente, hay un sistema con dos tasas: 10 bolívares y 660 bolívares.

Inflación presupuesto Inflación observada PIB según presupuesto PIB observado Barril en el presupuesto Barril observado
2014 26-28 % 68,5 % 4 % -8,9 % $60 $88,4
2015 25-30 % 180,9 % 3 % -5,6 % $60 $44.6
2016 60 % 600 %* No Disponible -10 %* $40 $35*
*estimación. Cálculos José Guerra

¿Y el endeudamiento?

Pero el Gobierno no solo elude el presupuesto, también el endeudamiento.

Junto con el gasto se consigna la Ley de Endeudamiento que contempla las emisiones a realizar en el ejercicio, así como los préstamos para los proyectos.

El diputado de la Comisión de Finanzas afirmó que “si esa ley se aprueba de manera ilegal, no se pueden hacer colocaciones de bonos. Y si se ofertan títulos a la banca eso es ilegal. Un nuevo gobierno no la va a reconocer”.

En diciembre de 2015, Maduro reformó la Ley de Administración Financiera para que los diputados no revisen las condiciones financieras de los bonos y con el decreto de emergencia los préstamos pactados con otros países o instituciones no son llevados al Parlamento.

En ese marco, Guerra informó que el Ejecutivo solicitó un préstamo de 400 millones de dólares a un organismo multilateral que no se ha efectuado, porque no tiene el aval de la AN.

Foto referencial: Cristian Hernádez


Participa en la conversación