Icono del sitio Crónica Uno

Hospitales de las regiones están con poca o nula capacidad para atender pacientes con COVID-19

hospitales

Foto: Cortesía

En el interior del país el panorama refleja la poca capacidad de los centros asistenciales para hacer frente al nuevo repunte de casos de COVID-19. En Anzoátegui, La Guaira, Bolívar y Monagas, las áreas para el cuidado de los enfermos con el coronavirus están a su máxima capacidad y llegan constantemente pacientes.

Regiones. En el interior del país los casos de COVID-19 se mantienen en aumento. Bolívar, Monagas y Anzoátegui han repuntado en las estadísticas, y las autoridades temen un posible colapso de los hospitales ante la llegada al territorio nacional de la variante amazónica del coronavirus. 

Autoridades de los estados Zulia y Táchira indicaron que, a diferencia del oriente y parte del centro del país, en sus entidades las cifras tienden a bajar. Sin embargo, personal de salud continúa manifestando la falta de insumos de protección y bioseguridad para hacer frente a la pandemia. 

En hospital litoralense de Pariata no reciben nuevos pacientes con COVID-19

Pese al anuncio el pasado domingo de Nicolás Maduro, en el cual pidió “abrir nuevas capacidades hospitalarias”, desde hace dos semanas en uno de los centros centinelas del Litoral Central, el hospital Periférico de Pariata, en Maiquetía, no se atiende a nuevos pacientes diagnosticados con COVID-19.

Desde el acceso a emergencias del lugar, los empleados de seguridad advierten a familiares y acompañantes que no cuentan con camas para quien presenta los síntomas del virus. Mientras las enfermeras y médicos se encuentran atados de manos, pues en este hospital solo hay 22 camas, también revelaron a Crónica.Uno que no disponen de medicinas básicas “para bajarle la fiebre a un bebé o una pastilla de tensión para una persona mayor”.

Familiares de los pacientes califican de “déspota e inhumano” el trato del personal de salud en Pariata, así como en el hospital José María Vargas en La Guaira, donde no se puede ingresar a un contagiado más, dado que las 29 camas están ocupadas. 

En varios centros asistenciales del Litoral Central no permiten el ingreso de pacientes con coronavirus. Foto: Cortesía Mirma Montemayor

“Nos mandaron para el Seguro Social (el hospital Vargas) y allá tampoco nos dieron respuesta”, relató Amelia Armas, quien llevó a su prima de 75 años de edad y a la que en Pariata le negaron la posibilidad de realizarle una prueba rápida (PDR) para determinar si padece de COVID-19.

Otra afectada comentó que en el hospital Naval de Catia La Mar “hace rato que no permiten nuevos ingresos”. En el hospital del Distrito Sanitario, en La Guaira, sí efectúan la PDR y la PCR (hisopado nasofaríngeo) en horas de la mañana.

La Comisión Presidencial para la Prevención y Control de COVID-19 informó este domingo 14 de marzo que el Litoral Central sumaba 58 nuevos casos, al tiempo que exhibía 669 casos activos, lo cual contrasta con los 304 que anunció a fines de la semana pasada el gobernador de la entidad, Jorge Luis García Carneiro. 

Entre 80 y 90 pruebas diaria de PCR realizan en Hospital Central de Maracay

De 80 a 90 pacientes diarios llegan al Hospital Central de Maracay requiriendo la prueba rápida para COVID-19 en las últimas semanas, de acuerdo con datos extraoficiales que ofrecen fuentes internas del centro asistencial. Para febrero, las solicitudes de la prueba rápida rondaban las 30 al día y, aunque no es concluyente para el virus, el aumento de pacientes que acuden al triaje respiratorio del HCM muestra el crecimiento de posibles casos que, de acuerdo con una fuente médica dentro del hospital, fue más notorio después de la temporada de Carnaval.

La prueba confirmatoria es la PCR, y está tardando aproximadamente tres o cuatro días para el resultado, a menos que se envíe como muestras priorizadas, que tardan 24 o 48 horas en ser procesadas” refirió.

Fuentes internas del centro centinela IVSS Carabaño Tosta, conocido como el Seguro de San José, informaron que en las últimas semanas se ha incrementado el ingreso de pacientes con COVID- 19 al área dispuesta exclusivamente, y que “está llegando al tope máximo de su capacidad”.

Mientras tanto, el gobernador de Aragua, Rodolfo Marco Torres, anunció el inicio de la vacunación contra el coronavirus para los docentes, aunque los gremios profesionales sostienen que no han sido notificados de cómo y cuántos educadores serán inmunizados. Los médicos, por su parte, siguen esperando la vacunación prometida para el resto de los profesionales, que en Aragua son aproximadamente 9000.

En la Chet de Valencia hay 25 pacientes hospitalizados con COVID-19

Hasta la tarde del domingo 14 de marzo en la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera (Chet) se mantenían hospitalizados unos 25 pacientes con COVID-19, mientras que varios carabobeños acudieron a la emergencia por presentar malestar general y fiebre, señalaron profesionales de la salud que pidieron dejar en resguardo su identidad por seguridad. 

En el hospital Ángel Larralde (HUAL), mejor conocido como Hospital Carabobo, el panorama es desalentador, pues no cuentan con las condiciones mínimas para atender a los pacientes que padecen coronavirus. El personal de salud que habló con Cronica.Uno bajo anonimato no determinó la cantidad de pacientes en el área COVID-19. Sin embargo, aseguraron que no cuentan con agua potable ni insumos de bioseguridad ni desinfección.

Informaron que solo hay un quirófano operativo, y se mantuvo paralizado por cuatro días (entre el 9 y 13 de marzo), porque estaba contaminado de COVID-19. Para este lunes inició actividades porque realizaron limpieza de arrastre. 

El personal de salud del Hospital Carabobo, que depende del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), se mantiene preocupado porque no han recibido la vacunación para prevenir la COVID-19. 

Ante el repunte de casos de coronavirus en el país, las juntas directivas de los colegios de Médicos, Enfermeros, Bioanalistas, Odontólogos y Farmacéuticos del estado Carabobo pidieron a la gobernación de la entidad vacunación justa y equitativa para todo el personal de salud que se mantiene en primera línea de atención. 

Confirman instalación de hospitales de campaña en Bolívar

La autoridad única en Salud en el estado Bolívar, Franklin Franchi, informó que hasta este lunes 15 de marzo hay más de 250 casos activos de COVID-19 en la entidad. Los municipios El Callao y Sifontes son los que han tenido mayor cantidad de contagiados con la nueva cepa amazónica.

A propósito de la instalación del hospital de campaña en Puerto Ordaz, aseguró que activarán nuevas áreas en hospitales y CDI para aumentar la disponibilidad de los centros de salud a 60 %. La directora del hospital Uyapar, Yanitza Rodríguez, dijo que actualmente hay 15 pacientes en esta institución, y disponibilidad de otras 15 camas. 

Pese a las declaraciones de las autoridades de salud, personal sanitario sostuvo que hay deficiencias en disponibilidad de camas, insumos y medicamentos. Un monitoreo del Colegio de Enfermería precisó que en el hospital Américo Babó de Puerto Ordaz hay 16 camas, pero con deficiencias en materiales de bioseguridad; en el doctor Manuel Siverio Castillo, aunque no atienden pacientes con COVID-19, tienen un área de triaje y hay una mejor dotación de insumos.

En Uyapar no hay material, está sumamente escaso. El camión que trae material del IVSS no llega desde noviembre. El hospital doctor Raúl Leoni es el que tiene un poco más de material, que sí le ha ido llegando. También es el que tiene tratamiento, porque en los otros centros los familiares tienen que cubrir los gastos”, indicó Maritza Moreno, presidente del Colegio de Enfermería de Ciudad Guayana.

En el Juan Germán Roscio, en El Callao, se maneja una disponibilidad de cuatro a seis camas; el Gervasio Vera Custodio tiene capacidad para 16 camas. Todos con déficit de material.

Monagas con normalidad pese al repunte de casos

De acuerdo con el reporte nacional, Monagas entró en el grupo de entidades que registró aumento de casos durante la semana radical del 8 al 14 de marzo. Pese a esta situación, en las calles hay completa normalidad. Para este lunes en el centro de Maturín se pudo ver gran cantidad de personas haciendo compras por tratarse de la semana flexible. 

Pese a la normalidad en las calles, debido al incremento de casos de COVID-19 en la entidad, los pacientes de emergencia pediátrica fueron trasladados de manera temporal al segundo piso del Hospital Universitario Manuel Núñez Tovar (Humnt), para usar el área de pediatría para la atención de pacientes con el virus.

El número de pacientes ingresados con síntomas asociados a la COVID-19 en el hospital central de Maturín se desconoce con exactitud, pues el 8 de marzo la Autoridad Única de Salud informó que en el referido centro asistencial había 54 pacientes internados. El 10 de marzo la gobernadora Yelitze Santaella realizó un recorrido por el hospital e informó que había más de 80 pacientes con COVID-19, mientras que el 11 de marzo, a través de una nota de prensa, se informó que en el Humnt había 33 pacientes hospitalizados.

Se encuentran 33 pacientes contagiados en el hospital centinela (Humnt), de estos, 10 presentan insuficiencia respiratoria severa”, puntualizó el subdirector del hospital central de Maturín, José Sequea.

En cuanto a la cifra de hospitalizados en centros de salud privados, también hay incongruencias. El 8 de marzo la Autoridad Única de Salud informó que en clínicas de Maturín había 29 pacientes con síntomas asociados a la COVID-19, mientras que el subdirector del hospital central, José Sequea, indicó el 11 de marzo que en centros de salud privados había 20 pacientes. 

En Anzoátegui temen un nuevo colapso por segunda ola de la COVID-19

A diferencia de finales de 2020, cuando los casos positivos de la COVID-19 se presentaban esporádicamente, en las últimas dos semanas Anzoátegui ha tenido un repunte de casos que encendió las alarmas de las autoridades. 

El gobernador, Antonio Barreto Sira, indicó que de tener tres pacientes a principios de marzo, al día 15 del presente mes, tan solo en el hospital Luis Razetti de Barcelona, hay 35 personas ingresadas con diagnóstico de coronavirus. Además, hay 13 en el hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre, cinco en Pariaguán e igual cantidad en San Tomé.

En Anzoátegui trabajadores protestaron este lunes por falta de insumos. Foto: Cortesía

Las mayores incidencias del virus, en lo que Barreto Sira calificó como segunda ola, se ha dado en pacientes de entre 20 y 49 años de edad residentes de Barcelona, Lechería y Puerto La Cruz.

Hasta el día 11 tenemos confirmación de 580 personas con el virus en la entidad. 15 de ellos han fallecido por causa asociada al COVID-19. Estamos en un repunte del virus, de cada 80 pruebas PCR que se realizan, 30 salen positivas, y aún esperamos por los resultados de 480 pruebas que se hicieron”, indicó Barreto.

A la par de ello, el gerente regional refirió que en las clínicas privadas de la zona norte de Anzoátegui hay 20 pacientes hospitalizados por COVID-19.

Edisson Hernández, delegado de prevención del hospital Luis Razetti, refirió que si bien los pacientes viven un drama, ellos también sufren la falta de implementos de seguridad para hacer frente a la emergencia.

“El área COVID-19 de la emergencia adulto y piso 2 está colapsada y llegando más pacientes. Hoy (domingo) asistió 15% de trabajadores, en el área de emergencia tres enfermeras y en área COVID del piso 2 hay dos enfermeras y un solo camillero para todo el hospital adulto; una sola camarera del turno noche y un solo aseador del turno noche. El personal tiene temor de venir, porque no se le está garantizando los equipo de protección personal, aunado también al descontento y la desmoralización del nuevo aumento salarial de hambre”, dijo Hernández. 

Barreto Sira reconoció los señalamientos de Hernández al indicar que faltan los flumister (flujómetro de oxígeno de pared), manómetros de oxígeno –que según indicó se adquirirían este lunes 15–, insumos para el personal, además de la vacunación de 1500 trabajadores del hospital que no están en la primera línea de lucha contra la COVID-19, pero sí expuestos a la carga viral del centro asistencial. 

Sabemos que han llevado vacunas a centros de salud donde no se atiende el COVID-19. Desde el almacén robotizado no nos han enviado insumos y ahora los necesitamos más que nunca porque, a diferencia de 2020, cuando un paciente podía durar seis semanas ingresado, los casos que han llegado tanto al Razetti u hospital de El Tigre fallecen en entre tres y cuatro días”, dijo.

Gobernador afirma que en Sucre las UCI están al tope

El gobernador del estado Edwin Rojas, a través del programa radial “La Voz de Sucre”, confirmó que Sucre figura como uno de los estados con más casos de coronavirus a nivel nacional, por lo que “en esta semana se aplicará en todo el territorio sucrense la cuarentena flexible controlada para prevenir la cadena de transmisión y contagio del coronavirus”.

“Las unidades de terapia intensivas están llenas, al igual que los cupos de ventilación mecánica. Pido que nos preparemos para una nueva ola de infectados», dijo.

En el Táchira los casos de COVID-19 se han reducido a su mínima expresión

En el estado Táchira ha mermado la cantidad de pacientes recluidos en los principales centros asistenciales. Tanto en centros públicos como privados, desde comienzos de año se registra un descenso constante de casos de COVID-19 en la región. 

De acuerdo con el último reporte ofrecido por el director del Hospital Central de San Cristóbal, Régulo Lobo, solo cuatro pacientes se mantienen en el área COVID-19 de ese nosocomio, lo cual ven con buenos ojos médicos y personal de salud del centro asistencial, ya que finalizando el 2020 el contagio masivo puso en varias oportunidades en riesgo de colapso a los centros de salud del estado. 

En San Cristóbal, los hospitales aún no muestran colapso. Foto: Cortesía

En material de insumos, la Autoridad de Salud del estado, Amelia Fressel, indicó que se mantiene la dotación constante de insumos a las áreas COVID-19 tanto del HCSC como del Hospital Patrocinio Peñuela, adscrito al IVSS y que también funciona como centinela. 

Tal es el descenso de casos que de los cuatro pisos que estaban habilitados en el Central para funcionar como área COVID-19 solo funciona uno. 

En la entidad no se han registrado casos de fallas de oxígeno en los hospitales y clínicas, aunque en las fechas de mayor pico de contagios lo que faltaba eran las conexiones de oxígeno, pues las tomas se hicieron insuficientes, por lo que se lanzó una campaña para adquirir materiales para hacerlas, y la situación fue solventada. 

Freddy Bernal, a través de su programa de radio, ha reiterado que las medidas de restringir los accesos al estado, así como la movilidad a la frontera, han sido determinantes en materia de disminución de casos, pues en lo que va de año no se ha permitido el ingreso de personas provenientes del interior del país y los costos de transporte “paralelo” son impagables para la mayoría de la población que solía visitar la frontera para compra de alimentos, medicinas y demás bienes y servicios. 

En lo que concierne al ingreso de connacionales desde la frontera con el vecino país Colombia, es muy poco lo que se sabe, pues ya no hay aglomeraciones en La Parada ni en el puente de Tienditas, como en fechas anteriores. Extraoficialmente, se supo que de los más de quince PASI habilitados en todo el estado, apenas funcionan tres, pues los demás fueron cerrados ante la poca entrada de venezolanos al país.

El Zulia se mantiene con bajos casos de COVID 

Fuentes consultadas por Crónica.Uno en el Hospital Universitario de Maracaibo indicaron que la cantidad de casos de COVID-19 ha bajado en la última semana. “Aquí está fluyendo todo. No sé si la gente tiene miedo de venir al hospital, pero no hay colapso en este momento. Los que están hospitalizados se atienden en piso, ya ha bajado un poco todo”, dijo una enfermera que prefirió el anonimato. 

En el caso de las clínicas privadas, la situación es similar; sin embargo, han aumentado los casos de personas contagiadas que prefieren llevar su tratamiento en casa. “Muchos me llaman para tratarlos en su hogar. El paciente hace lo posible por no pisar un hospital y las clínicas son muy caras. Aun siendo un servicio a domicilio, sale más barato”, dijo un médico a Crónica.Uno

En su acostumbrado programa matutino, el gobernador del Zulia, Omar Prieto dijo: “Gracias a Dios nosotros por este lado del occidente del país estamos en buena batalla y buen resguardo”, aseguró Prieto en el programa Omar a las 7.

Con respecto a las cifras de casos de COVID-19, Prieto precisó que existen 369 pacientes activos con coronavirus, de los cuales 160 son sintomáticos y 209 asintomáticos. “El Zulia sigue conteniendo el COVID-19. La curva estadística sigue en descenso”, recalcó.

Clínicas de Apure no reciben más de dos casos de COVID-19 al mes 

Desde que comenzó la pandemia de coronavirus, en el estado Apure, a solicitud del Instituto de Salud del estado (Insalud), los siete centros médicos privados de San Fernando, la capital de la entidad, están preparados para recibir pacientes complicados con la COVID-19. 

En Apure clínicas afirman que no están preparadas para recibir un gran repunte en casos de COVID-19. Foto: Cortesía

Desde inicios de la pandemia hasta la actualidad, no se superan los dos casos por mes en cada clínica. Rafael Muñoz, director del Centro Médico José María Vargas (JMV) de la capital apureña, manifestó que “afortunadamente, fueron muy pocos, quizá en la fase inicial, y de ahí en adelante casi nula la recepción de pacientes en esas instituciones”. 

Muñoz se refirió a la situación en su clínica: “Todavía nosotros no hemos registrado un primer caso de COVID-19 para hospitalizar”. Añadió que los pacientes con sospecha clínica de la presencia del virus son referidos al hospital centinela Pablo Acosta Ortiz para sus estudios virológicos e inmunitarios. 

Indicó, además, que a pesar de estar dispuestos para prestar la asistencia médica, la mayoría de los centros de salud privados y públicos del estado “no están preparados para recibir una cantidad de pacientes y menos en las condiciones en que vienen”. 

Destacó que todos los casos son conducidos al hospital centinela de la ciudad capital donde “el esfuerzo médico ha sido bastante adecuado, bastante bueno y donde felizmente se cuenta con la recuperación de gran cantidad de pacientes médicos”.

Salir de la versión móvil