La película animada muestra cómo una familia se distancia luego de la pérdida del ser amado. Con pocos elementos, aprovecha al máximo cada segundo para transmitir una variedad de sentimientos.

Caracas. No es común que los cortometrajes se vuelvan tan populares. Suelen ser los primeros pasos de cineastas, vistos como el requisito previo al largometraje. Una manera de demostrar destrezas, el asomo de una promesa.  

Pero la historia del cine tiene obras cortas, de no más de 30 minutos, que son referencia, clásicos además de realizadores que son centro de la trama de esta expresión artística. Viaje a la luna (1902), de Georges Méliès y Un perro andaluz (1960), de Luis Buñuel son ineludibles para cualquier apasionado. 

Curiosamente, durante estos días se ha vuelto popular un cortometraje en Netflix, que hasta figuras como Jennifer Aniston han recomendado en sus historias de Instagram. En Venezuela estuvo entre las cinco películas más vistas de la plataforma.

Se trata de If Anything Happens I Love You (2020), de Will McCormack y Michael Govier. Una historia de 12 minutos sobre cómo una familia vive el duelo. Ambos prácticamente con poco vuelo como directores y guionistas, pero McCormack tiene en su haber una obra de peso. Es uno de los responsables de la historia de Toy Story 4.  

La obra animada es sumamente contundente en su planteamiento. Es lo que se pide de un cortometraje, además de uno que pretende transmitir sentimientos desgarradores y cercanos en tan poco tiempo. 

Comienza con los miembros de la familia sentados en la mesa, distantes física y emocionalmente. Desconectados. Los directores y guionistas dosifican muy bien la develación de lo que acontecerá. No desperdician ningún elemento de lo que se ve en pantalla. No hay tiempo que perder. Pasa tanto en esos 12 minutos, que parece que son más. 

If Anything Happens I Love You
El cortometraje complacerá a quienes pregonan que menos es más

Una mancha en la pared, la pasta con albóndigas, el gato, el disco. Todo expuesto en su justa medida. Primero como aparente ambientación, luego se van entrelazando estos objetos con cada vivencia del pasado; las emociones ligadas a las pertenencias. Lo material como punto de encuentro también en la vivencia. La ambivalencia emocional alrededor del objeto. 

La técnica de la animación es sencilla, sin muchas pretensiones técnicas como las que permiten las actuales tecnologías. Ajustada además a lo intimista de If Anything Happens I Love You, como si fuera hecha en el hogar. 

Otro detalle que enriquece este cortometraje es el uso predominante del blanco como parte importante de su discurso,  especialmente en los exteriores. 

Porque este color significa ausencia del mundo exterior. Pues al principio, cuando la vida de los protagonistas es alegría, el blanco recalca la idea de un universo que se concentra en el hogar, la dicha cercana que no necesita de más nada. El mundo sigue, pero lo importante está en lo que se intensifica en casa. 

Pero luego, ese color blanco, vacío. La ausencia que no permite que importe más nada. El mundo se acabó, y tan solo existen las acciones para la supervivencia más inmediata que se van dibujando en la pantalla: comer, lavar y demás rutinas. 

If Anything Happens I Love You,
If Anything Happens I Love You adentra al espectador en momentos entrañables que dosificarán la reacción del clímax

Hay otro recurso poderoso. Y es el uso de la sombra como extensión o complemento de los pensamientos de la pareja protagonista. Las sombras que aparecen para decir lo que se calla o para advertir lo que se ignora. Inclusive, puede haber una interpretación espiritual en la presencia de estas imágenes, la trascendencia más allá de lo terrenal y su vínculo con lo que permanece. Están ahí, al frente, para potenciar una propuesta sobre dinámicas humanas frente al dolor y la muerte.

If Anything Happens I Love You no se queda en la tragedia familiar. También toma posición sobre un tema que forma parte del debate político, social y constitucional en Estados Unidos: la posesión de armas; planteamiento que se ha podido ver en películas como Elephant de Gus Van Sant o Bowling for Columbine de Michael Moore.

If Anything Happens I Love You,
La temporada de premios suele tener cortometrajes que pasan inadvertidos 

Un tema expuesto tenuemente, pero con una resonancia ineludible en la interacción con la obra. Aún así, es una alusión breve porque lo importante no es motivar a multitudes, sino indagar en la intimidad de un hogar quebrantado.

Los primeros reproches posteriores a la desgracia, los silencios acusadores, en la indiferencia y el agobio de la injusta partida. Pero también If Anything Happens I Love You es una obra optimista, que plantea que en medio del dolor, hay resiliencia. Y todo esto, sin que los protagonistas mencionen alguna palabra. Nunca hablan. El discurso de las imágenes, y la oportuna disrupción de una canción: «1950», de King Princess.

El nombre del cortometraje es largo, pero habrá que aprenderlo. Porque viene la temporada de premios y seguramente estará en varias nominaciones. If Anything Happens I Love You.


Participa en la conversación