Jesica Flores: “Denzel me dejó la misión de ayudar a los niños con cáncer”

niiños con cáncer

Desde hace cuatro años, Jesica Flores, presidenta de la Fundación Denzel el Guerrero, se dedica a ayudar a niños con cáncer hospitalizados en el J. M. de los Ríos de San Bernardino, el oncológico Luis Razetti de San José y el Dr. José Ignacio Baldó de Antímano. En estas Navidades espera recibir donativos de ropa y juguetes para entregarlos a estos pacientes. 

Caracas. Jesica Flores no nació con el don de ayudar a los demás. Era una ama de casa, dedicada a su familia y a estudiar tercer semestre de Enfermería. El sufrimiento y la muerte de su hijo Denzel, de 11 años de edad, le dieron una lección de vida. Hoy hace labor social para los niños con cáncer. 

Su hijo Denzel, en medio del doloroso tratamiento, sanaciones y recaídas, le decía que cuando superara la enfermedad ayudaría a niños con cáncer, enfermedad que a él que le detectaron en el hospital oncológico Luis Razetti de Cotiza, en San José, cuando tenía 9 años. 

Cuando le diagnosticaron que tenía osteosarcoma osteoblástico, tumor maligno en el hueso de la pierna izquierda, la familia no contaba con los recursos para exámenes, tratamientos ni para una operación.

Por sugerencia de su yerna, Jesica abrió la cuenta en Instagram fundacion.denzel_elguerrero, a fin de solicitar ayudas para operar la pierna al niño, ponerle una prótesis. Recibió recursos y palabras de aliento de muchas personas, entre ellas, Pablo Sandoval, jugador de las grandes ligas que Denzel admiraba. No pudo cumplir su gran deseo de conocerlo, el niño falleció el 28 de junio de 2016; el  pelotero del Magallanes tenía previsto llegar al país en septiembre de ese año para verlo.  

Lee también
Vecinos de Petare solicitarán a la Alcaldía de Sucre un estudio de pasarelas y puentes

niños con cáncer

“Tuve que aprender a llorar a escondidas, a ser fuerte. Denzel tuvo una mejoría increíble, duró dos meses sin recibir quimioterapias y me decía que cuando se curara iba a ayudar a niños con cáncer sin recursos. En el Instagram tenía 12.000 seguidores cuando murió. Al mes, registré la fundación y me dedico a apoyar a las madres, les digo que no desmayen, hay que guerrear para que se mejoren sus hijos. Hoy tenemos 30.000 seguidores; la gente que me ayudó con Denzel sigue conmigo”, relata Jesica.


Con las consignas “ayudando a ayudar”, “haciéndolo con amor”, la Fundación Denzel el Guerrero solicita por las redes sociales donaciones de alimentos no perecederos, medicinas, insumos, exámenes médicos para pacientes del J. M. de los Ríos de San Bernardino, el oncológico Luis Razetti de San José y el Dr. José Ignacio Baldó de Antímano.

niños con cáncer ç

“Paso el día en el hospital, me encariño con los niños, doy fortaleza, hablo de mi experiencia. Es duro revivir todo. Me siento bien al ver los niños que se han recuperado, he seguido en contacto con ellos. Estamos recolectando ropa y juguetes, personas que nos ayudaban nos dicen que la situación está dura, queremos llevarles alegrías a los niños en estas Navidades, es un trabajo que hago con mucho amor”, añade Jesica.


Como reza el refrán: “Cuentas claras conservan amistades”, los recursos que reciben son justificados con sus respectivos soportes. Se muestran en la misma red social las facturas, fotos de los beneficiarios. También rinde cuentas a los donantes que apoyan a los niños con cáncer y piden quedarse en el anonimato. 

El año pasado, Jesica revivió el dolor con otro hijo enfermo; se aferró a Dios a pedirle por su salud. A su niño menor, Pancho, de 8 años, comenzó a dolerle la pierna, le encontraron un tumor benigno, que ya fue operado.

Lee también
Tres de cada 10 niños padecen desnutrición en Lara
Música y solidaridad

Esta fundación tiene su sede en Petare, en una barriada popular donde vive la familia de Jesica Flores.

La vocación de servicio que nació desde el dolor por la pérdida de Denzel la ha motivado a celebrar el Día del Niño, hacer sopas para el callejón donde vive, organizar eventos deportivos.

Y esta labor social ha dado sus frutos. Desorden Público anunció que la Fundación Denzel el Guerrero será la encargada de velar porque lleguen a los más necesitados de Petare los donativos que recibirán por las ventas de entradas provenientes del primer y único concierto digital 2020 previsto para el 30 de diciembre.

Para Flores es un orgullo recibir de manos de Desorden Público esa importante responsabilidad.

“Todo lo hago por Denzel. Todos los donativos están justificados. Quiero que mi hijo esté por todo lo alto. Es un ángel que está en el cielo, tenía sentimientos bonitos, las quimios lo maduraron, me dio fortalezas. Quiero morir y que mi hijo me reciba. Creo en un Dios que existe y que me va a dar ese regalo”, afirma Jesica.

Desorden Público, junto con la organización civil de Petare Zona de Descarga, espera, con los recursos recaudados por la venta de entradas del concierto digital, llevar hallacas y juguetes a familias petareñas.

El sábado 13 de diciembre, 60 niños del hospital oncológico Luis Razetti de Cotiza  tuvieron su fiesta de fin de año. Disfrutaron de golosinas, comida, juegos con dos payasitas y la presencia de Santa.

niños con cáncer
“¡Chao, Denzel!”, así despidieron a Jesica en el oncológico al culminar la jornada. Sin duda, su hijo se mantiene vivo en ella y ayudando a los niños con cáncer, tal como él lo soñó.

Lee también
Vecinos de Petare solicitarán a la Alcaldía de Sucre un estudio de pasarelas y puentes

Participa en la conversación