Varias casa de estudios públicas y privadas no han suspendido clases pero han flexibilizado los horarios, y optan por no pasar asistencia. El ministro de Educación Universitaria dijo que aplicaría todo el peso de la ley a las universidades que tomen una posición desestabilizadora.

Caracas. Este martes a las 11:00 a. m., cinco rectores de distintas casas de estudios de la capital participaron en el foro “De la universidad al país”, en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), al evento también asistieron y tomaron la palabra varios dirigentes estudiantiles que desde la semana pasada han realizado distintas actividades en el marco de las protestas que iniciaron el 1º de abril.

Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela (UCV) fue la primera en tomar la palabra. Condenó los hechos infames que se han dado en el país —»como las sentencias del TSJ contra la Asamblea Nacional”— y expresó su solidaridad con los familiares de las personas fallecidas en medio de las protestas, al tiempo que exigió la liberación de los estudiantes que han sido detenidos.

Una abarrotada Aula Magna ucabista, entre la que figuraban personas externas al campus, escuchó sus palabras y permaneció atenta a los discursos de los otros ponentes. La frase con mayor incidencia en la actividad la dijo el rector de la Universidad Simón Bolívar (USB), Enrique Planchart: “Las universidades deben permanecer abiertas”; esta afirmación puso «en contexto» a una audiencia conformada en su mayoría por universitarios que viven con la incertidumbre de saber si tienen clases o no, si cuentan con el transporte público para trasladarse hasta su casa de estudios, entre otros factores que les impiden continuar con sus rutinas académicas.

La USB ha sido uno de los centros educativos que en días anteriores ha tomado la decisión de suspender evaluaciones y flexibilizar los horarios debido a “la planificación de las marchas” convocadas por la Mesa de la Unidad Democrática desde abril.

“El Gobierno no está pensando en Venezuela. Hay cosas muy graves que están pasado con las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)”, sostuvo Planchart.

Lee también
Suspender y flexibilizar los horarios de clases es la opción en centros educativos ante las protestas

El rector de la Universidad Monteávila, Francisco Febres, coincidió con la línea de pensamiento de Planchart y añadió que las universidades «deben impulsar la formación de un pensamiento crítico». Una misión que, en una realidad de instituciones devaluadas y en un estado de continua degradación, no debe perder de vista «sostener y potenciar» los distintos centros educativos, a decir de Benjamín Scharifcker, rector de la Universidad Metropolitana.

Por último, tomó la palabra el rector de la UCAB, José Virtuoso, quien aseguró que Venezuela puede contar con sus universidades, y además pidió al Gobierno el “cese a la represión” en todos los ámbitos.

El rector de la Universidad Católica Andrés Bello, José Virtuoso.

“Todo el peso de la ley”

El ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa, este lunes en una entrevista al canal del Estado, rechazó la posición que han tomado las autoridades de las universidades privadas y aseguró que tomará acciones legales contra los centros de estudios que promuevan la desestabilización en el país.

“Estas universidades privadas han tomado una posición equivocada. Si estas universidades privadas siguen siendo plataformas desestabilizadoras, vamos a aplicar todas las normativas correspondientes. Por su puesto que vamos a tomar acciones legales, incluso penales”, sostuvo.

También aseguró que desde el organismo que él dirige respetan la autonomía universitaria, pero que “ellos deben entender que no son un Estado dentro del Estado”.

“Nosotros respetamos la autonomía universitaria, pero no se puede utilizar para desestabilizar el estado venezolano”, afirmó Roa en la entrevista que concedió este lunes.

Fotos: Mariana Mendoza | Miguel González.


Participa en la conversación