Denuncian ataque de la GNB en contra de comunidad guajira

El Comité de Derechos Humanos de la Guajira y el diputado de Primero Justicia, Juan Pablo Guanipa, denunciaron este domingo que el gobierno de Nicolás Maduro arremetió en contra de la población indígena de la Guajira, específicamente de Guarero, que se encontraba protestando desde hace dos días por la falta de comida que se agravó desde que se decretó la cuarentena por COVID-19.

«Lisbeth Palmar es wayuu, docente y lideresa comunitaria en Guarero, municipio Guajira. Recibió un perdigonazo en el rostro esta mañana, durante el ataque de funcionarios de la GNB a manifestantes en el punto de control de Guarero. La atienden, en estos momentos, en un centro asistencial de Maicao», denuncia el Comité de DD.HH.

En Caripe y El Tejero de Monagas protestan en medio de la cuarentena

Los habitantes de los municipios Caripe y Ezequiel Zamora protestaron por las medidas tomadas por la contingencia del COVID-19. Orangel Salazar, alcalde de Caripe, informó que prohibirán la circulación después de las 3:00 p. m. a mayores de 60 años y menores de 18, y cerrarán temporalmente el acceso a Sucre, pues hay dos casos en ese estado. Los habitantes se quejan porque gran parte de los alimentos que consumen son traídos de Sucre. Indican que se nota la escasez y que han aumentado demasiado los precios.

Mientras, los vecinos de El Tejero, Ezequiel Zamora, salieron a protestar a pesar de la cuarentena. Aunque la falta de agua la padecen desde hace tres años, la situación ha empeorado y ahora se suma la carencia de gasolina y comida. Sin combustible no pueden trasladarse hasta Punta de Mata, a 20 kilómetros, para comprar alimentos. La mayoría deben caminar más de una hora para abastecerse. El Clap no llega desde hace más de un mes, dijeron los afectados, aunque la gobernadora Yelitze Santaella asegura que se han distribuido 38.000 cajas en los 105 Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

Carabobeños repatriados son llevados a la Villa Olímpica para cumplir cuarentena

Este 12 de abril en horas de la mañana llegaron en dos autobuses Yutong los primeros carabobeños provenientes de Colombia. Fueron ubicados en la Villa Olímpica del municipio Naguanagua para cumplir con la cuarentena de 14 días en prevención del COVID-19.

El acceso a la Villa Olímpica fue restringido por la avenida Salvador Feo La Cruz y avenida Universidad. El lugar se encuentra resguardado por efectivos militares y policiales. Fueron 12 los carabobeños que llegaron desde Táchira provenientes de Perú, Colombia y Ecuador, países que se han visto afectados por la pandemia. Los ciudadanos en aislamiento no podrán recibir visitas ni salir de las instalaciones de la Villa Olímpica, además, todos los utensilios que utilicen para la alimentación serán incinerados.

El Papa pide ayuda internacional inmediata para Venezuela 

El papa Francisco pidió este domingo que se permita facilitar la ayuda internacional a la población que sufre la grave coyuntura política, socioeconómica y sanitaria en Venezuela, en su mensaje de Pascua de este Domingo de Resurrección. «Este no es tiempo de olvido. Que la crisis que estamos afrontando no nos haga dejar de lado tantas otras situaciones de emergencia que llevan consigo el sufrimiento de muchas personas», pidió Francisco.

«Que el señor de la vida (…) permita alcanzar soluciones prácticas e inmediatas en Venezuela, orientadas a facilitar la ayuda internacional a la población que sufre a causa de la grave coyuntura política, socioeconómica y sanitaria», dijo.

Reportan rotura de tubo matriz entre las esquinas de Socorro a Calero

Vecinos de La Candelaria denuncia la rotura de un tubo matriz de aguas blancas que tiene inundada la zona. Los afectados temen que la rotura de la tubería deje sin agua a una zona que sufre ya de constantes fallas en suministro del servicio.

El periodista y dirigente comunitario, Carlos Julio Rojas, en su cuenta Twitter denunció que a media mañana aún no se presentaban técnicos de Hidrocapital.

Adriana Pichardo denuncia que falta de políticas sanitarias condena a muerte a los presos

La diputada a la Asamblea Nacional Adriana Pichardo denunció la delicada situación que enfrentan los presos comunes y políticos en medio de la pandemia por falta de protocolos sanitarios en las cárceles del país. “Con condiciones inhumanas, sin alimentos y sin atención médica adecuada, así están los presos. Un caldo de cultivo para que ocurra una tragedia… presos comunes y políticos serán condenados a muerte a menos que se tomen acciones inmediatamente”.

La parlamentaria por el estado Aragua señaló que en el país hay más de 100 mil presos hacinados; una cifra que supera el 350% de la capacidad de los centros de reclusión. Indicó que se desconoce la cifra de enfermos por el coronavirus en las cárceles y si se están practicando pruebas para descartar la existencia de contagios entre los privados de libertad.


Participa en la conversación