Desde que comenzó el motín en la cárcel de Uribana este miércoles 6 de enero, los familiares siguen sin tener información de los presos y exigen que alguien dé la cara para que aclare cómo está la situación actual del penal. Indicaron que tienen a los presos incomunicados y solicitaron una solución pacífica del conflicto para evitar más derramamiento de sangre, pues funcionarios castrenses continúan tanto dentro como fuera del penal. Aun cuando el director ya fue liberado continúan cerradas todas las vías de acceso al lugar.

Barquisimeto. En la tarde-noche de este 6 de diciembre se inició un motín en el Centro Penitenciario David Viloria, conocido como Uribana, donde los reclusos de las áreas 5 y 7 comenzaron el conflicto por el poder de este penal, que dejó como saldo de un muerto y más de 30 heridos, tanto por impactos de bala como armas blancas ya que, de acuerdo con fuentes internas, los reos también se enfrentaron en esta revuelta con chuzos y así se refleja en las fotografías enviadas por los presos. Se contabilizan 30 presos heridos, la mayoría del sector 6 del mencionado recinto carcelario.

El director de esta cárcel estuvo secuestrado desde inicio de la noche y fue liberado cerca de las 2:00 de la madrugada de este jueves.

Los reos aseguraron a través de un video que todo se mantenía bajo control, sin embargo, los familiares insisten en que la situación continúa y exigen la presencia del gobernador del estado Lara, Adolfo Pereira, y de Carmen Meléndez, ministra de Relaciones Interiores, para que les aclaren lo que realmente está sucediendo dentro del penal. Expresaron que si buscaron sus votos para llegar al poder, «es hora de que den la cara y respondan por lo que está sucediendo dentro de la cárcel de Uribana» ya que no pueden seguir con la zozobra y que nadie dé información por «no estar autorizados».

uribana
Hubo heridos de bala y por armas blancas. Foto: Yelitza Figueroa.

La mañana de este jueves 7 de enero, familiares se concentraron lo más cerca que pudieron de la cárcel de Uribana para reclamar por la integridad física y mental de los presos. Afirmaron que la requisa dentro del penal fue fuerte.

La Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana mantienen un cerco desde que comenzó el motín y dentro del penal se encuentran el Grupo de Respuesta Inmediata, otro contingente de la GNB y los custodios; con todo, los reclusos aseguraron que no querían la intervención de estos componentes de seguridad ni de ninguno de los otros que aún se encuentran en este recinto.

Tanto familiares como reos han pasado las últimas horas tensos porque aseguran que aún temen por sus vidas. El líder del módulo 6 afirmó que el motín comenzó con el alzamiento contra el pran y el cobro de la «causa» a toda la población carcelaria.

Asimismo, los detenidos han denunciado en reiteradas ocasiones el hacinamiento, la falta de agua potable, el aumento de enfermedades graves como tuberculosis, malaria, diarrea y sarna, así como la mala alimentación y que duermen entre ratas, cucarachas y contaminación; incluso mencionaron que ya han fallecido varios de sus compañeros de celda.

uribana
El penal y sus alrededores sigue tomado por la GNB y otros cuerpos de seguridad. Foto: Yelitza Figueroa.

Participa en la conversación