Metro de Caracas da más problemas que soluciones a sus usuarios (II)

De 47 escaleras mecánicas que hay en la Línea 3, 22 están fuera de servicio. Las fallas no solo están presentes en el aire acondicionado y los retrasos, la falta de mantenimiento es evidente en muchas áreas de las estaciones.

Caracas. Con el pasar de los años, el Metro de Caracas se convirtió más en un problema que la “gran solución” para la capital. Aunque en su momento fue el sistema de transporte más rápido de la ciudad, hoy son incontables las fallas en distintos ámbitos que retrasan de cualquier manera el viaje de los ciudadanos.

A las líneas 1, 2, 3 y 4 de este servicio se les nota la falta de mantenimiento en todas sus áreas. Luego están los torniquetes fuera de servicio o libres, las largas colas para adquirir un ticket, escaleras paradas que impiden el acceso normal de los usuarios —en especial de las personas con discapacidad— u otras escaleras completamente desarmadas y en el abandono, algunas incluso sirven como vertedero de basura. Ni hablar de las máquinas expendedoras de tickets que servían con monedas, esas ya quedaron en el pasado; y las más “avanzadas” con una pantalla táctil, solo aceptan monedas y billetes de Bs. 2, 5, 10, 20 y 50, cuando a partir del 15 de este mes los últimos son los únicos que pasarán a ser moneda.

En un recorrido realizado por Crónica.Uno el 2 y 5 del mes en curso, se constataron las fallas que presenta el Metro de Caracas, y por los vientos que soplan, no parece que vayan a ser solventadas en los próximos meses.

001-metrocaracas-img_9763
A una de las entradas de la estación La Hoyada a veces no le sirve ninguna de las dos escaleras mecánicas.

Línea 1

Esta es la línea que más usan los caraqueños para moverse del este al oeste en la capital venezolana. Si bien cuenta con la flota de trenes más moderna —que comenzó a llegar en el año 2012—, hay otros problemas operativos en donde la nueva gerencia del Metro queda en evidencia. En las 22 estaciones, desde Propatria hasta Palo Verde, hay 171 escaleras mecánicas que movilizan a los usuarios del andén a la mezzanina o viceversa, y otras ubicadas en las salidas del sistema, de todas ellas, al menos 43 reflejan distintas fallas, lo que representa 25 %. En promedio, son casi dos escaleras mecánicas paralizadas por cada estación.

En un trabajo realizado por nuestro equipo de redacción en el mes de noviembre del año anterior, solo había 12 aparatos (8 %) con fallas, mientras que en el periodo actual aumentó 16 % el número de escaleras mecánicas dañadas.

Los torniquetes son otra materia pendiente. Esta línea tiene 379 y 84 de ellos están fuera de servicio o libres, lo que impide un control en el acceso de los usuarios al sistema. A esas fallas se suman los torniquetes habilitados para las personas de la tercera edad. El año pasado eran solamente 30 los aparatos descompuestos, que representaban 8 %, y hoy esa cifra ascendió a 22 %, un aumento de 14 % de torniquetes dañados.

Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza
A las mujeres con sus hijos les toca subir a pie porque muchas escaleras están dañadas.

En todas las estaciones de esta línea aún quedan, como una reliquia, la máquinas expendedoras de tickets que se activaban cuando el usuario oprimía un botón que indicaba el boleto que quería e introducía la cantidad de dinero solo en monedas. Actualmente, es raro que algún ciudadano acuda a uno de esos aparatos para adquirir un boleto puesto que la inflación sacó de circulación esas monedas dado que ya no compran ni el ticket más barato: un simple en Bs. 4.

Para noviembre de 2015, Crónica.Uno contabilizó 239, de 156 máquinas expendedoras de tickets dañadas, lo que arrojaba un 65 %, pero para este trabajo ese porcentaje ascendió notablemente: 82 %. Ahora hay 10 máquinas menos (229) y más dañadas (187), más de la mitad de esos aparatos tiene el cartelito que dice “fuera de servicio”.

Otro aspecto negativo que tiene esta línea son las inservibles máquinas expendedoras de tickets con pantalla táctil. Varios obreros y operadores del Metro de Caracas no saben con exactitud cuánto dinero fue invertido para instalar esos aparatos que con el paso de los años, a los usuarios se les olvidó para qué servían. Aunque estos aceptan monedas y billetes de Bs. 2, 5, 10, 20 y 50, durante el recorrido realizado por Cronica.Uno no se observó ni a un usuario que intentara adquirir un boleto por esa vía. Son 72 aparatos instalados, -solo Caño Amarillo no tiene- y 35 están fuera de servicio, lo que representa el 49%, un aumento de 10% en comparación con el mismo recorrido realizado el año pasado en el mes de noviembre.

Lee también
Escaleras mecánicas de la estación Gato Negro se convirtieron en un vertedero

Línea 2

Las principales quejas de los usuarios cuando se les pregunta por esta Línea van directamente a dos aspectos: fallas en el aire acondicionado y fuertes retrasos en las horas pico, no obstante, el mantenimiento es una carencia patente al caminar por varias de sus estaciones.

Las gomas antiresbalantes poco a poco han desaparecido o han sido despegadas, y aunque no presenta tantas fallas en las escaleras mecánicas, también tuvo un aumento notable en este particular: de 54, 12 están fuera de servicio, lo que representa 22 %, mientras que en 2015 solo había 2 descompuestas (3 %).

Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza
Las baldosas de plástico son cada vez menos en el piso de la Línea 2.

115 torniquetes están desplegados a lo largo de esta vía, de los cuales 17 exhiben varios tipos de fallas. Respecto a la revisión de noviembre de 2015, cuando solo había 10 descompuestos, hubo un alza de 4 % de aparatos dañados.

Una usuaria, que pidió la reserva de su nombre, relató que no sabe cómo se dañan las máquinas expendedoras de tickets si nadie las usa. “No he visto a nadie comprando un boleto ahí. Se echan a perder de llevar tanto polvo. Ya nadie usa monedas”, comentó.

71 % de estos aparatos están fuera de servicio en esta línea. aspecto que también presentó un aumento de 5 % ya que el año pasado estaban descompuestas 63 máquinas, y para este trabajo se contabilizaron 67 dañadas. Asimismo, se añaden las máquinas táctiles, que este año llegaron a ser 26 descompuestas, de 33; lo que eleva el porcentaje a 79 %, mientras el año pasado llegaba a 62%.

Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza
Los torniquetes también son una materia pendiente para la nueva gerencia del Metro de Caracas.

Linea 3

Todos los usuarios coinciden en que los retrasos sacan de quicio a más de uno, y siendo Línea 3 una de las más jóvenes del sistema resultan impactantes sus incontables problemas, algo que se achaca al cuidado tanto de los usuarios como del personal de servicio.

En la transferencia de Plaza Venezuela a la Línea 3, una escalera mecánica desarmada de punta a punta y llena de basura les da la bienvenida a los ciudadanos. Los desperdicios y recipientes de plástico llenos de oride dan cuenta del tiempo que tiene en ese estado. Esa es una de las 22 escaleras mecánicas descompuestas de las 47 que tiene todo ese servicio.

El conteo del año pasado registró ocho escaleras dañadas. En esta oportunidad, la repercusión del problema se notó en la multitud: eran muchos los usuarios a los que les tocó subir a pie con bolsas de mercado, coches, y demás bolsos. Los más perjudicados eran aquellos con algún tipo de discapacidad, a quienes les tocaba esperar a que un operador de la estación le cambie la dirección a la escalera para poder ingresar o salir del sistema. Esto porque, en general, solo sirve un aparato para todos los usuarios.

Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza
Allí, a la vista de todos están las partes de una de las escaleras en la estación El Valle de la Línea 3 del Metro de Caracas.

De 72 torniquetes que hay en ese servicio, 15 están fuera de servicio o libres, lo que impide un control a los usuarios que ingresan al sistema Metro.

Entre los dos tipos de máquinas expendedoras de tickets —con monedas y táctiles— también se fijó un aumento significativo, aunque casi nadie las use. El año pasado estaban dañadas 61 % y para este trabajo se contabilizaron descompuestas 14 de 18, lo que representa 78 %.

De las que funcionan con monedas, las que están inoperativas tuvieron un aumento de 10 %, De 40 existentes, están dañadas 33, mientras que el año pasado eran solo 26.

Foto: Crónica Uno / Mariana Mendoza
Según una usuaria estás dos escaleras tienen varios meses en ese estado.

Línea 4

Este servicio es el más joven entre las tres vías antes expuestas, sin embargo, no escapa a las deficiencias. De 29 escaleras mecánicas, seis están inoperativas, lo que representa 21 %, cuando el año anterior solo estaba dañada una.

Los torniquetes siguen predominando en la lista, ya que nueve de 27 están dañados. El año pasado solo cinco estaban descompuestos. De las máquinas digitales, nada más hay 10 en esa línea, que comprende cuatro estaciones —Zona Rental, Parque Central, Nuevo Circo y Teatros—, y cinco están dañadas.

De las máquinas expendedoras de monedas tiene 19, y 13 no prestan servicio.

Fotos: Mariana Mendoza


Participa en la conversación