Nuevo Horizonte necesita de todos para mejorar su entorno

Mural Nuevo Horizonte

Un llamado a la unión y participación es el mensaje que cinco niños de 8 años y algunos vecinos pintaron en una pared ubicada al final de la calle 3 de Nuevo Horizonte con la idea de sumar voluntades para procurar mejoras en la zona.

Caracas. Melvin García, Jilmary Flores, Javier Steven, Deiverson Ramón y Vilmary Gutiérrez, estudiantes del tercer grado C en la Escuela Básica Nacional Nuevo Horizonte; la docente Arelis Macayo, Jesús Hernández y otros niños de la zona pintaron un mural al final de la calle 3 con la idea de incentivar la unión y participación comunitaria.

La actividad se llevó a cabo el lunes 13 de noviembre con el patrocinio de Crónica.Uno. El equipo periodístico del portal web recorrió 6,2 kilómetros desde la estación de Metro Plaza Sucre hasta la Escuela Básica Nacional Nuevo Horizonte, un recorrido que resultó difícil por el precario estado en que se encuentra la vialidad de esa zona popular de la parroquia Sucre.

Mientras se iniciaba la pintura del mural, los vecinos preparaban un sancocho con el apoyo de Caracas Mi Convive, asociación civil que promueve la convivencia ciudadana mediante sus programas de formación y que a través de comedores populares ha contribuido con  familias que no tienen recursos económicos al llevarles un plato de comida en horas de almuerzo.

Esta pared fue seleccionada porque es un lugar muy transitado en la comunidad.

Aunque la pared seleccionada como lienzo para plasmar el mensaje de unión y participación estaba amarilla y se veía deteriorada, no hubo problemas para la absorción de la pintura azul que serviría de fondo. Los niños comenzaron la faena cuidando de no mancharse la ropa, pero al rato se colocaron unas franelas que les facilitaron unos vecinos para cuidar los uniformes escolares.

Jesús Hernández, vecino del final calle 3 —e integrante de la asociación Mi Convive— afirmó que además de propiciar la pintura del mural como una manera de recuperar un espacio público de la comunidad, ha realizado otras actividades como sancocho comunitario, limpieza de la zona. Para diciembre tienen previsto colocar motivos navideños, ya que es una tradición que no debe perderse a pesar de la crisis económica que agobia los venezolanos.

Este mural se parece al que hizo Crónica.Uno en Caricuao, consultamos a los vecinos y quisieron uno igual porque nos gustó el mensaje. La idea es que todos unidos como comunidad, juntos como hermanos, participemos para buscar soluciones. Así debe hacerse en el país y en todas partes«.

Un suculento sancocho fue el premio que recibieron participantes de la jornada comunitaria

Los muralistas Alessandra Baloa y Daniel Rivas, responsables del desarrollo del mural en Nuevo Horizonte, guiaron a los niños para plasmar el mensaje en la pared. Los pequeños mostraron interés y alegría en participar en la actividad comunitaria que lideró Jesús Hernández para atacar la apatía y motivar a los vecinos a trabajar juntos por el barrio.

A mitad de mañana, los niños estaban fajados en el mural, sin tener en cuenta que los zapatos y los monos deportivos estaban chorreados de pintura azul.  A Jilmary Flores, de 8 años, le gustó pintar el fondo de la pared porque a medida que regaban la pintura veía que se plasmaría en la pared lo que estaba en el papel. Le gustó que el mural tuviera escrito en letras grandes el nombre de su comunidad Nuevo Horizonte. 

[irp posts=»69385″ name=»En Chacao pintaron mural en rechazo a la discriminación»]

Javier Steven, otro niño de la zona, expresó que le gustaron los colores seleccionados para la obra de arte popular: «Cuando yo pase por aquí y vea este mural me sentiré orgulloso porque participé» .

Deiverson Ramón y Vilmary Gutiérrez afirmaron que les gusta la pintura, agradecieron a la docente Arelis Macayo el haberlos invitado a la jornada.

Los muchachitos aprendieron técnicas para pintar murales con spray

Los vecinos que participaron en la jornada solicitaron a Crónica.Uno que se pinte otro mural en la Escuela Básica Nacional Nuevo Horizonte, ubicada en las adyacencias del final calle 3.

A Naizaret Jiménez, mamá de Deiversón Ramón, le gustó la obra de arte, «muy llamativo, muy bonito los colores y le da un mejor ambiente a la calle, se recupera un espacio público».

Ivana Fernández pegó el grito al cielo cuando vio a los niños llenos de pintura, pero se le pasó el susto cuando le dijeron que las manchas se quitan con agua. Le pareció positiva esta actividad porque los escolares pasaron una mañana diferente, en una actividad que les gusta y contribuyeron en el embellecimiento de una pared de la zona.

Los vecinos pasaban, se paraban para conocer sobre el mensaje que se plasmaba en la pared.

El hervido fue elaborado por las hermanas Milagros y Arelis Macayo. Cuando los niños degustaron la sopa comentaron a plena voz: «Esta sopa tiene más carne que la que dan en mi escuela ¡Que fino¡». Otros dijeron «Yo comí dos veces». «La sopa está deliciosa».

Las hermanas Macayo apoyaron la actividad como una forma de recuperar un espacio público para el disfrute de los vecinos y dejar una huella de unión, organización, consideran pertinente el mensaje aprobado por la comunidad:

Nuevo Horizonte necesita de todos. Juntos podemos hacer grandes cosas«.

La sopa preparada simultáneamente con la actividad alcanzó para los niños, el equipo de Crónica.Uno e invitados a la actividad.

Vea aquí más sobre la actividad:

Fotos y vídeo: Francisco Bruzco


Participa en la conversación