Oficialismo y oposición reciclan sus candidatos en Bolívar para el 21N

Bolívar

10 nombres figuran en la lista de candidatos a la Gobernación de Bolívar y 16 para la Alcaldía de Caroní. La mayoría de los aspirantes son nombres reciclados de elecciones anteriores o exdiputados. Varios han sido cuestionados en el desempeño de sus funciones y otros perseguidos por denunciar lo que implica el submundo de la minería en Guayana.

Ciudad Guayana. La fragmentación de la oposición para las elecciones del próximo 21 de noviembre se evidencia con la oferta electoral para las regionales y municipales. En Bolívar hay 10 candidatos a la Gobernación y 16 a la Alcaldía de Caroní, el municipio de mayor población de la entidad.

La mayoría de aspirantes son candidaturas recicladas de procesos anteriores en los que los protagonistas no lograron su cometido. A lo sumo ocuparon cargos de diputados nacionales o estadales. El PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) utilizó su proceso de primarias como un ensayo de movilización electoral. A sus abanderados finalmente los designaron a dedo, tanto para Gobernación como para la Alcaldía de Caroní.

Estos son los rostros de quienes aspiran a suceder a Justo Noguera al frente de la gobernación de Bolívar

Bolívar
Foto: Cortesía
Ángel Marcano

Abanderado PSUV y los aliados al Gran Polo Patriótico. En las primarias del oficialismo, Marcano aspiraba a la Alcaldía de Caroní en alianza con el actual alcalde Tito Oviedo, quien optaba por la Gobernación.

Sin embargo, aunque las UBCH (Unidades de Batalla Bolívar Chávez, como se les conoce a las células mínimas de organización y movilización de base del PSUV) lo postularon al cargo municipal, Marcano no figuró en la lista final de postulados y el pasado 14 de agosto, el vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, anunció finalmente los candidatos de las entidades que estaban en evaluación.

A Marcano, que no participó en las primarias, lo designaron candidato a la Gobernación, mientras que a Oviedo, quien técnicamente le ganó al gobernador Justo Noguera en la primarias, lo dejaron como candidato por la reelección de la Alcaldía.

La designación de Marcano no caló en parte de la clase trabajadora, dado su antecedente. Entre 2012 y 2015 fue presidente de CVG Alcasa, y ratificado en el cargo en 2016 hasta su elección como diputado en las parlamentarias de 2020. Hoy Alcasa está paralizada y una de sus líneas está desmantelada. También fue diputado entre 2005 y 2010, miembro de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FBT) y en 2013, presidente de la Corporación Nacional del Aluminio.

A Marcano se le atribuye el regreso de las fichas del exgobernador Francisco Rangel Gómez a Guayana. Además, se le denuncia por hacer campaña con el uso de recursos del Estado, así como una adjudicación no oficial de la Gobernación con la entrega de departamentos y cargos para su personal aliado cuando ni siquiera ha ganado la elección. La Fundación Social Bolívar, por ejemplo, se la entregaron a su esposa, Yajaira Arocha, puesto que normalmente ocupa la primera dama del estado.

Bolívar
Foto: Cortesía
Raúl Yusef

Otro de los llamados «eternos candidatos», Yusef es aspirante por la tarjeta de la Unidad Democrática. Desde 2012, cuando se midió en las primarias opositoras como precandidato a la Gobernación, se le vinculó a Rangel Gómez y fue uno de los que defendió al empresario Yamal Mustafá, cuando lo detuvieron e imputaron por peculado doloso propio y concertación de funcionario público por un caso de presunta corrupción en Ferrominera. El empresario fue posteriormente liberado y absuelto de los cargos.

Yusef comenzó su actividad política como dirigente juvenil de Acción Democrática. Fue diputado del antiguo Congreso Nacional. En 2015 aspiró a la Asamblea Nacional y se midió en primarias, pero ganó Francisco Sucre.

Es expresidente del equipo de fútbol Mineros de Guayana, fundó el equipo de básquetbol Gigantes de Guayana y es vicepresidente de la organización Planeta, que comprende medios de comunicación.

Pasó la página para las regionales de 2017, después de las acusaciones de La Causa R sobre sus vínculos con Rangel Gómez y asumió la jefatura del comando de campaña de Andrés Velásquez en Caroní. Actualmente es presidente del partido Un Nuevo Tiempo en Bolívar. Aunque el G4 negó una participación electoral hasta garantizar condiciones, la candidatura de Yusef junto con la de Francisco Sucre para la Alcaldía de Caroní estaban acordadas por consenso y solo se esperaba luz verde por parte de la directiva nacional del G4.

Lo respalda también Convergencia, Bolívar Joven y Fuerza Vecinal.

Bolívar
Foto: Cortesía
Américo De Grazia

Señalado de dividir a la oposición, fue el primero en manifestar su aspiración a la Gobernación de Bolívar cuando el G4 se negaba a ir a elecciones y alegaba que solo lo harían si había condiciones. Aunque propuso primarias y hubo conversaciones con diferentes dirigentes, incluido Yusef, no se concretó ningun acuerdo.

De Grazia fue diputado a la Asamblea Nacional desde 2010 y reelecto en 2015. En mayo de 2019, después de los hechos del 30 de abril liderados por Leopoldo López y Juan Guaidó desde La Carlota, fue uno de los seis diputados acusados de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y odio continuado.

En noviembre de ese año, después de seis meses refugiado en la Embajada de Italia en Venezuela, es desterrado y se exilia en ese país, cuya nacionalidad adoptó a través de sus padres. En agosto de 2020 Maduro lo incluyó en la lista de indultados y regresó en junio de este año para anunciar su candidatura, aunque sin el apoyo de su partido, La Causa R.

Además de parlamentario, De Grazia también se desempeñó como alcalde de Piar, electo en 1992, fue concejal de ese municipio entre 1985 y 1989.

El exparlamentario es recordado porque en marzo de 2016 denunció la desaparición de 28 mineros en Tumeremo. El caso se conoció como la Masacre de Tumeremo y se hallaron al menos 16 cuerpos. Esto desmintió al entonces gobernador Rangel Gómez cuando quiso minimizar la denuncia de De Grazia al llamarla «masacre virtual» y negar la matanza de esos mineros.

La candidatura de De Grazia la respalda el partido Ecológico, junto junto con las tarjetas de Centrados, MAS, Lápiz, Unipro, Puente, MPV, Compa y Bandera Roja; esta última intervenida y con parte de su militancia respaldando a Yusef y a Sucre.

Bolívar
Foto: Cortesía
José Manuel Muqueza

Inscrito a como candidato por la Alianza Democrática, a cuyos partidos calificaron de «alacranes» luego de que se instalara una directiva paralela en la Asamblea Nacional en 2020. Sus comienzos en la arena política fueron como dirigente estudiantil, y es egresado como abogado en la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho.

Muqueza fue secretario político de Acción Democrática y actualmente es secretario general del partido en Bolívar, en la facción que preside Bernabé Gutiérrez como junta ad hoc. Asimismo es diputado de la Asamblea Nacional electa en las cuestionadas elecciones de 2020.

El resto de aspirantes a la Gobernación de Bolívar lo conforman Pedro Mata, quien fue presidente del Concejo Municipal de Caroní por el PSUV; José Manuel Hernández, Pedro Pablo Rondón, Alemán de Jesús Granado, Luis Felipe Honore y Oswaldo Ramos.

Estos son quienes se disputan la Alcaldía de Caroní

Bolívar
Foto: Cortesía
Tito Oviedo

Para la Alcaldía de Caroní, el PSUV optó porque Tito Oviedo fuese a la reelección, con muy poca o nula gestión a mostrar. La ciudadanía le reprocha la proliferación de zamuros por la falta de aseo urbano en la ciudad.

Tito Oviedo llegó a la Alcaldía de Caroní como alcalde encargado el 12 de octubre de 2016. Previamente hubo una reunión en el hangar de la Gobernación con Rangel Gómez, Héctor Rodríguez, Pedro Carreño, Darío Vivas, Freddy Bernal y Eduardo Piñate.

Para entonces era solo un exdiputado de la Asamblea Nacional, cuyo domicilio ni siquiera era Ciudad Guayana, sino Ciudad Bolívar, la capital del estado. La estrategia de la cúpula del PSUV fue que el entonces alcalde encargado de Caroní, Eriberto Aguilera, lo nombrara director general de la Alcaldía, al mismo tiempo que sacaba una carta en la que anunciaba su renuncia.

El Concejo, en sesión extraordinaria de Cámara, designó a Oviedo como alcalde encargado. El electo José Ramón López estaba preso en el Sebin de El Tigre, estado Anzoátegui, luego de su detención a finales de septiembre de 2015 y su imputación por peculado doloso, concierto con contratista y evasión de proceso licitatorio. Las bases del partido atribuyeron este encarcelamiento como un pase de factura por las pugnas internas entre López y Rangel Gómez.

En las elecciones de diciembre de 2017, se le adjudicó oficialmente a Oviedo el cargo de alcalde electo en Caroní.

Foto: Cortesía
Francisco Sucre

Exdiputado de la Asamblea Nacional electa en 2015, Sucre aspiró a la Gobernación de Bolívar en 2004. Se alejó luego de sus aspiraciones a cargos electorales hasta 2012 cuando fue precandidato a la Alcaldía de Caroní, primarias que ganó Wilson Castro. En 2015, en cambio, fue favorecido con los votos de las primarias de ese año para ser candidato a diputado. En esas parlamentarias la oposición ganó siete de las ocho diputaciones de Bolívar.

En 2017 se midió con Andrés Velásquez en primarias para ser el abanderado de la MUD para la Gobernación de Bolívar, proceso que ganó Velásquez.

Esta vez su candidatura a la Alcaldía causó fracturas en su partido, Voluntad Popular, que lo nombró coordinador regional. El cargo lo ocupaba César Dommar. Más de 400 militantes y dirigentes, según anunciaron en rueda de prensa, renunciaron a la organización y cuestionaron las aspiraciones de Sucre para estas elecciones.

Foto: Cortesía
Carlos Chancellor

En llave con De Grazia, Carlos Chancellor busca de nuevo ser alcalde, pero esta vez no del municipio Sifontes, sino de Caroní.

Chancellor es conocido por ser alcalde de Sifontes en varios períodos. Inició en 1998 y fue reelecto en las megaelecciones del año 2000. Entonces el Ministerio Público le abrió una investigación por presuntas irregularidades en su gestión. En 2005 tomó parte en una protesta de mineros en contra de Crystallex, por lo que el Ministerio Público lo acusó de incitación a delinquir, cierre de vía pública y lo encarcelaron.

Aún así se postuló en 2008 para su reelección y ganó. Sin embargo, en 2009 le dan sentencia firme por siete años de prisión. Estuvo recluido en la sede de Patrulleros de Caroní. Dos años después, el Tribunal Segundo de Ejecución le otorgó libertad condicional con prohibición de salida del estado Bolívar y de acercarse a la troncal 10, según el sitio web periodístico Poderopedia.

Pese a haber cumplido condena, por esa misma orden de captura ha sido objeto de detención al menos en tres oportunidades. La última fue en un acto de campaña en San Félix, por el que estuvo retenido por alrededor de cuatro horas.

En 2013 es nuevamente electo alcalde de Sifontes y en 2016, junto a De Grazia, denunció la Masacre de Tumeremo.

Foto: Cortesía
César Ramírez

En la contienda aparece el exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB), César Ramírez, electo en 2012 y abanderado por los partidos integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática.

Perteneció a La Causa R y luego a Voluntad Popular, partidos de los que desertó por no tener oportunidad para su aspiración política. En 2017, cuando renunció a Voluntad Popular, se inscribió como candidato a la Gobernación y cinco días antes de las elecciones declinó a favor de Andrés Velásquez.

Conformó luego el Movimiento Ciudadanos y presidió en Bolívar el partido Encuentro Ciudadano, del que lo expulsaron por lanzar su candidatura a la Alcaldía de Caroní para los comicios del 21 de noviembre. Cuenta, en cambio, con el respaldo de Fuerza Vecinal.

Ramírez ha sido constante en sus denuncias por el deplorable servicio de aseo urbano y de transporte público en Ciudad Guayana.

Bolívar
Foto: Cortesía
Carlos Gibson

Uno de los nombres que suena fuertemente entre los ciudadanos es el del abogado y locutor de Ciudad Guayana, Carlos Gibson. Como una especie de outsider, su precampaña está centrada en atender denuncias comunitarias, de salud y estudiantiles que transmitía en su programa de radio.

En 2005, Gibson fue condenado a 11 meses de prisión por una denuncia del empresario Orlando Aguilar, quien lo acusó de difamación e injuria. Pese a la sentencia, recibió una medida cautelar sustitutiva de libertad.

Luis Aguilar

Parte de los partidos de la llamada Alianza Democrática respalda a Luis Aguilar en Caroní. Es secretario general de Copei en Bolívar y ha aspirado en reiteradas oportunidades al cargo de alcalde (la última vez fue en 2017). En 2020 participó en las parlamentarias.

A la lista de aspirantes a la Alcaldía de Caroní también están los nombres de Emil Freddy Aular, Renni Rivas, Jacinto Zorrilla, Yajaira García, José Aguilera, Cipriana Ruíz, Josefina Miele, León David Díaz, Carlos Andrés Requena y Yuretzi Idrogo.

Quienes resulten electo deberá enfrentar múltiples problemas que ponen a Bolívar en el ojo del huracán, colapso en los servicios públicos, una actividad minera que, aunque permisada, es irregular junto con la debacle de las industrias básicas de Guayana, principal motor económico de la entidad.


Participa en la conversación