Tras el proceso electoral celebrado el pasado domingo 21-N, los facciones de la oposición que intervinieron en la contienda electoral señalaron que el divisionismo fue el factor principal para no lograr los objetivos. En Lara, Luis Florido, quien terminó en la tercera posición en su carrera por la gobernación, aseguró que «el pueblo los castigó».

Regiones. El día después de las elecciones regionales, los factores opositores que no resultaron favorecidos en el proceso celebrado el pasado domingo, achacaron su revés a las divisiones propiciadas, según indicaron, por otras fórmulas nombradas también como opositoras, que presentaron propuestas para optar a los cargos de gobernadores y alcaldes.

En Bolívar, Anzoátegui y Lara, las reacciones parecieron estar escritas en un libreto, si bien quienes hablaron estaban separados por kilómetros, la justificación fue la mismo. Las acusaciones fueron comunes de lado y lado. Más allá del reparto de culpas, celebraron la obtención de algunas alcaldías y diputaciones en Consejos Legislativos Estadales.

Insuficiencia en Bolívar

Aunque la oposición justificó los resultados en el estado Bolívar a la división, la unión de los votos obtenidos por los candidatos de la MUD, Movimiento Ecológico y la Alianza Democrática no eran suficientes para derrotar al abanderado del PSUV, Ángel Marcano, quien obtuvo 154.064 votos, de acuerdo con el boletín del Consejo Nacional Electoral (CNE) ofrecido a las 4:50 a.m.

La suma de votos de los opositores Raúl Yusef, Américo De Grazia y José Manuel Muqueza, hasta ese momento, sumaba 145.886.

José Hernández candidato por el partido Unión y Progreso, quien ocupa la tercera posición, se presume que se favoreció del voto entubado a través de Carlos Gibson, candidato a la Alcaldía de Caroní, quien obtuvo el segundo lugar y fue una figura emergente que logró calar en parte del electorado guayanés

En cuanto a las alcaldías, la MUD logró ganar una de las 11 en todo el estado. Coromoto Lugo retoma el cargo de alcalde de El Callao, al superar a la candidata del oficialismo Orlenia Scipio, con el 43.54% de los votos.

Brito asegura se quedará en Anzoátegui

El candidato por la llamada Alianza Democrática en Anzoátegui, José Brito, aseguró que Anzoátegui se privó de tener un buen gobierno «por la negativa de Barreto Sira a unificar una sola candidatura».

Brito reveló que durante la campaña, el dirigente de la Mesa de la Unidad Henrique Capriles Radonski, estuvo en la entidad y efectuó cuatro reuniones con ambas alas opositoras en pro de unificar una candidatura, con el fin de evitar el regreso del chavismo a la gobernación.

Yo no le echo la culpa a la gente por lo que pasó en Anzoátegui, la culpa la tiene esa clase política que se negó a que el estado tuviese un mejor porvenir, ojalá me equivoque pero veo tiempos oscuros para Anzoátegui», sostuvo Brito.

En medio de los reproches, el también diputado para la nueva Asamblea Nacional por la entidad, señaló que pese al divisionismo, la alternativa democrática logró conquistar cuatro alcaldías (El Tigre, Peñalver, Píritu, Urbaneja). Además, obtuvo la mayoría en sus respectivos concejos municipales. Brito consideró al municipio Urbaneja como un logro, pese a que su alcalde Manuel Ferreira, fue apoyado por la MUD. También llamó al CNE a publicar los resultados en Pariaguán, donde asegura ganó su abanderado, Tomás Bello. ″No es posible que mi candidatura haya arrasado en Pariaguán y ahora Tomás Bello no aparezca como candidato″.

Asimismo, celebró los tres diputados que se obtuvieron en el Consejo Legislativo. Un incremento en comparación con la gestión anterior, cuando la oposición solo contaba con un diputado regional. Pese a la derrota, Brito sostuvo que se quedará en Anzoátegui para dentro de cuatro años llegar al llamado Palacio de los Jardines, sede de la gobernación de la entidad.

Sucre sigue siendo rojito

″Vencimos Sucre, tuvimos nuestro lindo amanecer; quedó demostrado que tenemos con qué y ahora vamos juntos a trabajar y aplicar el Plan de Gobierno del poder popular y el plan de desarrollo Gran Mariscal de Ayacucho″. Así lo expresó Gilberto Pinto en sus redes sociales, luego de conocer los resultados en los que el CNE le adjudicó la gobernación del estado Sucre.

Pinto, candidato oficialista, ocupará la gobernación de Sucre al imponerse con 139.548 votos a la candidatura de Ramón Martínez, quien logró 93.584 votos. El apoyo a Pinto representa 46,76% de los sufragios emitidos en esta contienda electoral.

Luís Sifontes candidato del PSUV por la reelección a la alcaldía de Cumaná, también usó sus redes sociales para agradecer a «su pueblo amado del Municipio Sucre por su respaldo y su confianza».

Repetir en la gestión municipal pone a Sifontes como el primer alcalde oficialista que resulta reelecto en el municipio Sucre. Esta vez Sifontes resultó ganador con 55.524 votos, para un 43,78% de apoyo popular. Con estos datos superó a Luis Morales, aspirante que hizo dupla con la candidatura de Ramón Martínez, para alcanzar 41.09% de apoyo en los escrutinios del más de 90% de datos transmitidos en el primer boletín del ente comicial.

De las quince alcaldías de la entidad sucrense, 14 quedaron en manos del oficialismo, excepto la alcaldía del municipio Mejía (San Antonio del Golfo) donde resultó vencedor Jorman Sifuentes, candidato de la oposición democrática que apoyó la candidatura de Ramón Martínez.

MUD asegura que el pueblo los castigó en Lara

Luis Florido, candidato a la gobernación por la Mesa de la Unidad, se pronunció tras los comicios del pasado domingo 21-N y reconoció su derrota, tras asegurar que «el pueblo nos castigó».

El resultado no fue trampa, el pueblo nos castigó. Pero debemos seguir construyendo nuevamente la unidad», finalizó el también dirigente del partido Un Nuevo Tiempo.

Florido explicó en la MUD esperaban una participación mayor y que no contaron con recursos suficientes para la campaña política. El dirigente argumentó que los otros candidatos, incluso de factores opositores, tenían 100 veces más dinero que su campaña.

De las nueve alcaldías que se disputaban en el estado Lara, siete ya fueron asignadas a los representantes del Gran Polo Patriótico. Luis Jonás Reyes Flores, fue reelecto como alcalde en la capital larense, con 144 mil 515 votos (49.80%), seguido de Roberto Sánchez de la Alianza Democrática con 122 mil 628 (42.26%) y en tercer lugar la abanderada de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Sobella Mejías con 10 mil 878 (3.75%).

Lohengri Niño, director del CNE Lara, en compañía de los coordinadores de la Junta Electoral Regional y Municipal, indicó este lunes que los dos municipios en los que aún no se han asignado los cargos, Morán y Torres, se encuentran a la espera de por lo menos el 92% de la transmisión de las actas ya que los resultados faltantes provienen de caseríos y pueblos lejanos, donde se debe hacer la transmisión de manera manual. La diferencia de votos entre el primer y segundo lugar es mínima.

Niño también dio a conocer los nombres de los nuevos diputados al Consejo Legislativo Regional. En la misma alocución, autorizó a las Juntas Regionales y Municipales tienen autorización para dar a conocer los resultados que faltan.

En Torres denuncian manipulación de los votos

Guillermo Palacios, diputado de la Asamblea Nacional de 2015 y miembro de la MUD, denunció la presunta manipulación de votos en el municipio Torres, bajo la influencia del PSUV, quienes, según el político larense «pretenden desconocer la voluntad del pueblo torrense quien eligió en comicios libres a Javier Oropeza como alcalde de ese municipio».

Palacios destacó además que las actas fueron totalizadas, pero el PSUV se niega a aceptar el resultado favorable al candidato opositor.


Participa en la conversación