Uno de cada cuatro niños estudia en una escuela privada en el país, estos están en riesgo de que los padres no puedan cubrir la escolaridad tras el ajuste salarial de más de 3000 % que realizó el presidente Nicolás Maduro.

Caracas. La educación privada una vez más se encuentra en amenaza. Tras las medidas económicas anunciadas por el presidente Nicolás Maduro el pasado 17 de agosto, miembros de la Red de Madres, Padres y Representantes, muestran preocupación por la operatividad de los colegios para el próximo año escolar.

Carlos Cedeño, integrante de la Red de Madres, Padres y Representantes, indica que en Venezuela 1 de cada 4 niños estudia en una escuela privada: Ese 25 % entra en una posibilidad de riesgo de que los padres no puedan cubrir los gastos educativos. Creemos que es un problema social de alta importancia, necesitamos como miembros de la red de padres poner eso sobre la mesa.

Lila Vega, coordinadora de la Red de Madres, Padres y Representantes, expresó que la próxima semana llevarán al ministro de Educación, Elías Jaua, una solicitud de aclaratoria sobre las decisiones económicas del Gobierno.

El Presidente no mencionó al sector educativo. Es como si las escuelas no existieran. No sabemos si los colegios entran en el subsidio salarial durante tres meses. Estos anuncios tendrán un impacto en la educación privada y necesitamos protección, dijo.

A partir del 1° de septiembre el salario mínimo en Venezuela serán 1800 bolívares soberanos, correspondiente a medio Petro, según indicó Maduro. Esto representa un ajuste de más de 3000 %.

Lee también
Maestras diagnostican bajo rendimiento de los estudiantes en la vuelta al aula

El año escolar 2017-2018 inició en hiperinflación, las instituciones tuvieron que reinventarse durante este periodo para hacerle frente a 10.664,7 % de tasa inflacionaria entre diciembre de 2017 y julio de 2018, cifras de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional.

La situación es muy compleja. Alertar a la sociedad venezolana de que entramos en una suerte de mucha tensión con respecto a las escuelas y el aumento de salario. Este aumento tendrá consecuencias en la educación privada, los cuales deben ser cubiertos por los padres y no necesariamente tengan la disponibilidad para atender estos costos, manifiesta Cedeño.

Según la Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas (Andiep), la crisis económica ha cerrado las puertas a cinco colegios en Nueva Esparta y tres en Portuguesa. En enero el reporte era de 13 colegios en Caracas que bajaron sus santamarías, cinco 5 en Maracaibo y 4 en Puerto Ordaz.

Ya no es solo hiperinflación, sino la megadevaluación. La amenaza real es que no puedan abrir las escuelas. Una fábrica de zapatos puede cerrar, no digo que eso sea bueno, pero la escuela no puede hacerlo, porque el niño necesita aprender hoy, no puede esperar. No se pueden dar el lujo de esperar tiempos mejores, destaca Vega.

La apuesta es por la solidaridad. Ante la incertidumbre sobre el pago de escolaridad, sueldos y salarios del personal de las instituciones, para Vega será necesario que confluyan canales de diálogo entres las diferentes comunidades educativas.

Buscar la manera de compartir lo que estamos haciendo para enfrentar la situación, compartir servicios y recursos. Quizá tener un servicio en común y que beneficie a varias escuelas y minimizar gastos. Hacer redes y ofrecer apoyo unas con otras.

Explicó que no se trata de despedir a las personas porque no se les puede pagar, por lo que destacó que se debe recurrir a otros mecanismos para garantizar la escolaridad. Tiene que haber solidaridad con el empelado, con el maestro, con la familia, eso nos da fortaleza, insistió.

Lee también
Maestras diagnostican bajo rendimiento de los estudiantes en la vuelta al aula

Colegios bajo incertidumbre

Por su parte, Fausto Romeo, presidente de la Andiep, sección Caracas, dijo que los directivos de planteles esperan por la Gaceta Oficial para establecer un panorama de esas políticas económicas: Mientras que no tengamos claro cuáles son las reglas del juego, no podemos saber las acciones.

Y agregó: Nos dejan en un limbo. Estamos esperando que antes del 15 de septiembre podamos tener un presupuesto de funcionamiento. Sobre el subsidio de la nómina de las pequeñas y medianas empresas, señaló que, aunque no conocen el procedimiento, no pueden obligar a sus trabajadores a que registren en el carnet de la Patria para cubrir el diferencial salarial.

Ahora es el momento de que cada papá y cada mamá hable con el colegio antes de retirar el estudiante para poder llegar a acuerdos. Eso es lo más imperante, puntualizó. Pidió a los directivos mantener la calma.

Foto referencial: Francisco Bruzco


Participa en la conversación