Parte de Caracas y otros estados se quedaron sin luz, lo que empeoró el caos del transporte

transportes públicos

Ruiz Pineda, La Trinidad, Las Minas, El Cigarral, Los Teques, Bello Monte, La Florida, Sabana Grande, La Campiña, El Rosal y Los Caobos de Caracas y Miranda se quedaron sin luz luego de dos fuertes bajones. En otras zonas se restableció el servicio, pero con fluctuaciones de energía intermitentes. Varios estados reportaron haberse quedado sin electricidad. Asimismo, la Línea 1 del Metro de Caracas quedó sin energía.

Caracas. Amaneció  y algunos sectores de Caracas ya se habían apagado. Luego a las 2:00 p. m. dos fuertes bajones dejaron sin servicio otras zonas de la capital y varios estados del país. La falla afectó al Metro en plena semana de flexibilización, cuando las personas suelen movilizarse más. En consecuencia, transportes públicos, como camionetas y Metrobús, estaban a reventar por la gran demanda de usuarios.

Desde temprano Corpoelec informó a través de Twitter que se registraron averías en los circuitos Las Delicias y Conde, que dejaron sin luz los sectores Santa Rosa, Guaicaipuro, la Candelaria, Maripérez, Hoyo de Las Delicias, Bello Monte, El Bosque, El Rosal, La Florida, Las Delicias, Los Caobos, Sabana Grande, San Antonio, Colinas de Los Caobos, Las Lomas, Las Palmas y San Rafael.

La empresa eléctrica dijo que el personal operativo se encontraba en estos circuitos para realizar maniobras que restablecieran el servicio a “la brevedad posible”. Sin embargo, hubo varias fluctuaciones de energía en la tarde en otras zonas de Caracas, como La Hoyada, Capitolio, La Campiña, El Rosal, Catia, 23 de Enero, Pinto Salinas, Parque Central, Los Palos Grandes, Santa Mónica, El Valle, San Martín, Ruiz Pineda y Caricuao.

Lee también
Supra Caracas creó una mini Bonanza en el estacionamiento de Residencias Venezuela

Cada vez son más frecuentes los cortes de electricidad. Ya en Sabana Grande, Las Acacias, Maripérez, Los Caobos y La Florida hubo fallas en el servicio el domingo 20 y lunes 21 de septiembre.

En varias ocasiones los cortes de luz en el norte del municipio Libertador de Caracas han sido por tiempo prolongado. Entre 12 y 90 horas sin electricidad han pasado vecinos de esta parte de la ciudad en los últimos meses. Hasta 20 apagones se han podido registrar en un mes.

Desde el viernes 18 hasta el lunes 21 de septiembre, habitantes de la Candelaria Sur, San Agustín del Norte y parte de Catedral sufrieron cortes de energía. La falla se presentó en el circuito El Conde y la avería continúa en el mismo lugar.

Un centro de salud que sufrió estos cortes fue la Policlínica Méndez Gimón. Equipos médicos se apagaron y dejaron de funcionar por varias horas. Sin embargo, pudieron restablecer la energía gracias a que cuentan con planta eléctrica.

Por su parte, el estado Miranda reportó fallas de electricidad en Guarenas, Guatire, La Trinidad, Las Minas,  Cafetal, Sebucán, San Antonio de los Altos, Santa Paula, Santa Teresa, El Cigarral, La Tahona y Los Teques.

Pero esto no solo ocurrió en la capital, los bajones de luz llegaron hasta otros estados, como Bolívar, Monagas, Aragua, La Guaira, Anzoátegui y Guárico, entre otros, donde ya sufren cortes de electricidad constantes.

transportes públicos
Foto: Gleybert Asencio

El Pitazo informó que las fluctuaciones de voltaje se debieron a una falla que se produjo en la Red Troncal de Transmisión. El evento habría ocurrido entre las subestaciones La Arenosa, Yaracuy y El Tablazo y afectó por lo menos a 17 estados.

Lee también
Al menos seis municipios de Aragua resultaron inundados por las fuertes lluvias
Sin Metro y camionetas a reventar

La organización MetroComunidad informó que las estaciones de Metro que sufrieron fallas eléctricas fueron en un principio Plaza Venezuela, Sabana Grande, Chacaíto, Los Dos Caminos, La California, Línea 2 y Metro Los Teques. También se suspendió el servicio en el Ferrocarril vía Caracas-Cúa.

Luego, en la tarde de este 23 de septiembre, toda la Línea 1 se quedó sin energía y en estaciones como Bellas Artes y Colegio de Ingenieros los usuarios tuvieron que desalojar trenes en medio del túnel y caminar hasta la salida.

Mientras tanto, el transporte público colapsó. En camionetas que se dirigían desde Plaza Venezuela hasta Catia no cabía un alma más. Estaban repletas. La línea de Metrobús que se activó frente a la estación de Metro Zona Rental también estaba a reventar, las colas abarcaban casi toda la acera. Estas personas en su mayoría iban hacia zonas como Los Teques, Antímano, Artigas, Caricuao, este de la capital, entre otras.

“La situación aquí en Zona Rental es de caos, es fuera de lo común teniendo en cuenta que estamos en plena pandemia. Hay gente acumulada y aglomerada tratando de llegar a sus casas, pero, eso sí, sin ninguna medida de bioseguridad ni protección”, aseguró Javier Martínez, habitante de Plaza Venezuela.

transportes públicos
Foto: Gleybert Asencio

José Sayago, representante del sector transporte, indicó que el colapso que se registró este miércoles, aunado a la falla de energía, es producto de la escasez de gasolina.

Dijo que hay muy pocas unidades que usan gasoil y son las que están rodando; las que se abastecen de combustible están en las colas de las gasolineras y eso está afectando el servicio.

Lee también
Personal de salud del HCM con COVID-19 no cuenta con tratamientos, exámenes y rayos X

Por tal motivo, se ven repletas las camionetas, principalmente las que cubren rutas del bloque del oeste, donde la posibilidad de cumplir con el distanciamiento es casi nula, pues la gente va una pegada a la otra y guindando en las puertas.

Sayago, coordinador de Caracas de Transporte Unido por Venezuela, señaló que es difícil hablar de cifras, pero estimó que debe estar rondando 8 %, cerca de 400 carros circulando en la capital.

Al desespero de la gente por subirse a una buseta se añade el cobro desmedido del pasaje, de Coche a Plaza Venezuela o a Catia, 50.000 bolívares; de Plaza Venezuela a La Hoyada, 30.000 bolívares. Los usuarios se quejaron por la falta de control en las tarifas. “En las paradas no hay quien revise, no hay un policía a quién reclamarle. La gente hace lo que le da la gana”, señaló Nakary Mundaraín, habitante de El Valle.

transportes públicos
Foto: Gleybert Asencio

Con información de Mabel Sarmiento


Participa en la conversación