La “Dirección de Talento Humano” del nuevo ministerio acosa y persigue a empleados. 15 mil trabajadores que dependían del extinto Ministerio del Ambiente están amenazados 

 Hernán Lugo Galicia/@HLGNapita

Caracas. El PCV vuelve enviarle un segundo mensaje al gobierno, aunque esta vez no dicen “La economía, camarada”, en alusión al slogan de Bill Clinton, en 1982, “La economía, estúpido”.

El reclamo es porque la gestión de Nicolás Maduro olvida un precepto de Karl Marx, en El Capitalismo: El buen trato a los trabajadores, por ser el motor de la transformación del Estado burgués al Estado socialista.

El maltrato fue evidenciado por el PCV en el ex Ministerio de Ambiente, ahora Min-EcoSocialismo y Agua, y en CORPOELEC.

El secretario sindical del PCV, Pedro Eusse, reveló, por órdenes de la dirección nacional comunista, que los reestructuradores del Min-Ambiente hostigan a los trabajadores, un total de 15.000 personas, distribuidas en todo el país, para que renuncien o abandonen sus puestos y así aplicarles las leyes laborales. “El PCV expresa su solidaridad con los obreros y trabajadores quienes sufren un desmejoramiento del contrato. Por ejemplo, desde que se anunció el cambio del ministerio, han perdido 50% de sus ingresos, o se les obliga a incorporarse a quienes gozaban de vacaciones, estaban de permiso por razones de salud o a quienes estaban de permiso post natal. No se puede desconocer los derechos conquistados”, reclamó Eusse.

El PCV no se quedará en la exigencia sino que, junto al Frente Nacional de Lucha Obrera y el Movimiento Cruz Villegas, organizó varias protestas ante los ministerios del Trabajo y Eco-Socialismo. “Hay acoso y atropellos por parte de la ‘Dirección de Talento Humano’, a la que se le cambió el nombre, pero no las prácticas antiobreras. El maltrato en el Min-EcoSocialismo es consecuencia de la improvisación de quienes promovieron la liquidación del Min-Ambiente, que no previeron cómo atender la situación laboral y por eso se desconocen los derechos laborales. Hacemos un llamado al presidente Maduro porque la clase trabajadora padece una situación desesperada”, instó Eusse.

Lee también
La cifra de trabajadores de la salud muertos por la COVID-19 asciende a 36

En lo económico, el PCV celebra que el gobierno haya retomado el uso de las captahuellas en Mercal para controla la compra de productos. Sin embargo, Eusse pidió: “Hay que aplicar acciones más severas contra el bachaqueo mayor y que exista un control social, con los trabajadores, gobierno y movimientos popular en los centros de venta. El gobierno debe crear el ‘sistema nacional de distribución popular’ y un plan político contra la desestabilización que se activó con la guerra económica. Exigimos que se apruebe el proyecto de ley de control obrero”.


Participa en la conversación