«¿Por qué lo mataron así?», se pregunta el padre del hombre linchado en predios de la UCV en Maracay

UCV en Maracay

José Vicente Herrera, de 70 años de edad, apenas puede creer lo que le ocurrió a uno de sus dos hijos. En circunstancias que aún no están claras, Andrés Manuel Herrera Belisario fue localizado sin vida luego de una brutal golpiza que le propinaron personas no identificadas en el núcleo Maracay de la UCV.

Maracay. Con voz baja y temblorosa, José Vicente Herrera apenas puede confirmar que el cuerpo que le mostraron en la morgue de Caña de Azúcar es el de su hijo Andrés Manuel Herrera Belisario, de 45 años de edad,  asesinado en extrañas y confusas circunstancias en los predios de la Universidad Central de Venezuela (UCV), núcleo Maracay.

“¿Por qué no lo entregaron al gobierno? ¿Por qué lo maltrataron y lo mataron así?”, se pregunta el anciano padre, a quien un conocido le avisó de lo ocurrido horas después de que a su hijo y a un menor de edad, personas aún no identificadas los golpearan y los amarraran de un tubo de la casilla principal en la entrada de la UCV en Maracay, luego de haber sido, aparentemente, sorprendidos robando en el departamento de Botánica de la UCV.

[irp posts=»133268″ name=»Delincuentes dejan inoperativa la Escuela de Veterinaria de la UCV Maracay»]

Herrera Belisario habría salido de su vivienda, ubicada en el sector La Isabelita en el barrio San Vicente de Maracay, en compañía de un menor de edad y vecino de la familia. Ambos trabajaban en el botadero de basura en San Vicente.

Linchamiento en UCV Maracay
José Vicente Herrera pide justicia en el caso del asesinato de su hijo. Foto: Gregoria Díaz.

«Lo único que sé es que salió como a las 6:00 de la mañana a buscar mangos. No supimos de él hasta casi la noche, cuando un conocido me dijo que a Andrés lo habían linchado», explica el padre de la víctima.

Fue el propio señor Herrera, quien además identificó al adolescente que acompañaba a su hijo, que sobrevivió al ataque.

Acudió la misma noche del jueves a la sede de la medicatura forense del Cicpc, pero no había servicio eléctrico y debió regresar la mañana siguiente para el reconocimiento del cuerpo. Fue la esposa de su otro hijo quien lo acompañó. Su esposa, de 78 años, había quedado inconsolable en su vivienda.

“Por qué esa gente lo maltrató así tan feo y matarlo así, por qué no avisó al gobierno y lo entrega. Él era el único que nos ayudaba en la casa”, se pregunta el anciano padre.

Crónica.Uno estableció contacto con las autoridades del núcleo de la UCV Maracay, para conocer las otras versiones sobre este hecho. Los dos decanos, tanto de Agronomía como de Veterinaria, Isis Vivas y Leonardo Taylardath, respectivamente, dijeron no tener información precisa sobre lo acontecido. Mientras tanto, el Cicpc inició las investigaciones de rigor.

El núcleo de la UCV en Maracay es un territorio inseguro, que ha sido objeto de continuos robos en los últimos meses. Las autoridades han denunciado que no cuentan con suficiente personal de vigilancia para resguardar las instalaciones.


Participa en la conversación