El cuidado personal en Monagas no admite bajos salarios: los monaguenses han limitado la compra de estos artículos a pesar de que el grupo familiar está integrado por más de tres miembros. En algunos comercios del centro de Maturín los productos exhiben precios en divisas. Los jabones, tan necesarios en medio de esta pandemia, cuestan la mitad del salario mínimo.

Monagas. Los precios actuales de los productos de higiene personal son impacto para cualquier ciudadano. Pese a lo indispensables que resultan, sobre todo durante una pandemia como la de la COVID-19, sobrepasan el presupuesto de las familias monaguenses.

El salario mínimo mensual es de Bs. 400.000 y el integral es de Bs. 800.000. Las familias deben rendir este dinero entre comida y productos de higiene personal, además de otras necesidades que se adecúan a la rutina de cada persona. Para quienes ganan este sueldo mensualmente, productos tan básicos como jabón, champú, desodorante, crema dental, cremas corporales y demás pasaron a ser artículos inalcanzables.

Ante la pandemia de COVID-19 algunos productos de higiene se han vuelto indispensables para la prevenir el contagio de la enfermedad. Tal es el caso del jabón en barra, cuyo precio no baja de Bs. 200.000. Como alternativa para paliar los gastos, algunos optan por comprar jabones artesanales.

Además, en Monagas la gente también tiene que adaptarse a la mercancía que se consiga en los anaqueles. Las marcas conocidas superan los dos salarios mínimos.

El equipo de Crónica.Uno hizo un recorrido por el centro de la ciudad de Maturín y pudo constatar que los productos exhibidos tienen un precio que se adecúa a la tasa del dólar. En el caso del champú, por ejemplo, los costos en algunos comercios oscilan entre cinco y 15 dólares dependiendo de la marca y la cantidad del contenido. Los envases de 480 ml superan el millón de bolívares. El desodorante, por su parte, tiene un precio mínimo de tres dólares. El costo de las cremas corporales, dependiendo de la marca y el tamaño ronda los dos millones de bolívares.

La plata no alcanza, los venezolanos parece que hacemos magia. Con mi sueldo y el de mi esposo logramos comprar algunas cosas, pero antes comprábamos un champú para cada uno, ahora con toda esta crisis compramos uno para los dos. La acetona tengo meses que no la compro, pero he visto que cuesta alrededor de Bs. 300.000. Antes uno compraba hasta crema para peinar, pero ahora qué va, el dinero no alcanzaría si gastamos en eso”, comentó Magdalena Crespo.

Los cosméticos como pinturas de uñas y otros productos como las cremas para peinar y los acondicionadores pueden llegar a costar Bs. 280.000, Bs. 800.000 o entre Bs. 500.000 y Bs. 1.000.000, respectivamente.

Solo alcanza para comprar lo necesario, lo que ahorramos en los productos de higiene lo destinamos a la comida, pero tampoco podemos descuidarnos. Yo cuando puedo poco a poco voy comprando mis cosas. Lo esencial no lo aplazo como los desodorantes, el champú, el jabón, pero acetona y pinturas de uña compró de vez en cuando”, afirmó Leidys Torrealba.

Lee también
Dólar paralelo acelera en las últimas horas y cierra este viernes en Bs. 293.000

Participa en la conversación