Icono del sitio Crónica Uno

Proponen programa de alimentación escolar a intermediarios de la Mesa de Diálogo

El documento ya está en poder del Nuncio Apostólico, Aldo Giordano. El plan sería ideado para más de nueve millones de niños que asisten a escuelas públicas y también para ayudar a los que no van a las aulas debido a que no tienen qué comer.

Caracas. Este miércoles, el presidente de la Fundación Arturo Uslar Pietri (FAUP), Antonio Ecarri, aseguró que entregaría a los expresidentes que se encuentran como intermediarios en la mesa de diálogo, José Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana), un documento donde explica el plan de alimentación ideado específicamente para atender tanto a los más de 9.200.000 niños de 0 a 17 años que pertenecen a la matrícula de las escuelas públicas, como a los que no asisten a las aulas.

“Hay niños que se desmayan en las escuelas y otros que no van a clase y uno los ve hurgando la basura en las calles para encontrar comida”, señaló Ecarri en plena avenida Casanova a la altura del Hotel Meliá Caracas donde se realizaría la rueda de prensa, que finalmente se llevó a cabo en la calle.

La mayoría de los protestantes eran personas de la tercera edad.

Las instalaciones de ese hotel son sede de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pero en horas de la mañana había revuelo en las inmediaciones porque Ecarri y Negal Morales, subsecretario general de Acción Democrática (AD) esperaban para entregarle el documento a los mediadores internacionales, ya que había rumores acerca de la paralización de las conversaciones.

Ecarri llamó en reiteradas ocasiones a la ciudadanía a dejar de lado la “patología de la indiferencia” y pidió exclusivamente al Monseñor Claudio María Celli, enviado especial del Vaticano a la Mesa de Diálogo, “incluir en su agenda de discusión la aprobación de un operativo de emergencia alimentaria, por parte del Gobierno Nacional, que pueda garantizar que nuestros niños coman”, petición que también aparece en el texto.

El presidente de FAUP explicó que Cáritas Internacional, Unicef y la Cruz Roja, podrían iniciar la recolección de alimentos ya que son organizaciones especializadas en la elaboración y ejecución de estos programas de ayuda; una vez llegados los rubros al país, podrían ser custodiados durante sus traslados por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y, posteriormente, distribuidos a todo el sistema de escuelas públicas oficiales, transformadas especialmente en comedores donde se les garantiza el alimento a los niños.

Cerca de la protesta había una alcabala de la Guardia Nacional Bolivariana.

Además, expuso que para llevar a cabo este plan es “necesaria la integración entre el capital social venezolano, los consejo comunales, organizaciones populares, vecinales y religiosas”, porque “los pobres de este país les tienen que doler a alguien”.

Morales señaló que si el diálogo no da resultados, “entonces todo este tiempo ha sido hipócrita” esa negociación. Durante su intervención, mostró en una pancarta titulares de prensa con noticias que sucedieron en el país referentes a los casos de muerte por desnutrición en algunos estados de Venezuela.

[irp posts=»40116″ name=»Niños desnutridos: la tragedia de cada día (II)»]

El pasado 21 de septiembre, el presidente de FAUP en una rueda de prensa propuso la “apertura de un canal humanitario para solventar la crisis en la educación”, y hoy, más de dos meses después, en el marco de las mesas de diálogo que llevan a cabo ocho representantes del Gobierno y la MUD —cuatro por cada bando— quiso entregar el texto pero le fue impedida su entrada al Hotel Meliá Caracas. Ecarri informó que de todas formas, el documento ya está en poder del nuncio apostólico.

Fotos: Charlie Barrera

Salir de la versión móvil