Para los habitantes de Parque Caiza también es una preocupación la calidad del agua cuando por fin sale por las tuberías de sus hogares debido que presenta un color marrón oscuro.

Miranda. Al menos tres meses sin distribución de agua potable tienen los vecinos de la urbanización Parque Caiza en el municipio Sucre. Las autoridades no ofrecen información oficial sobre esta problemática que afecta a más de 6000 familias que habitan en el sector.

Algunos datos extraoficiales que han recibido los ciudadanos por medio de conocidos que trabajan en el Instituto de Aguas de Sucre (IMAS), organismo encargado de surtir el servicio en la zona, apuntan que aparentemente la falla se generó por una balsa que no estaba funcionando y por un bote de agua dentro de la misma comunidad. Los vecinos no han podido confirmar la veracidad de estas versiones.

A través de las redes sociales los vecinos de Parque Caiza desarrollaron una campaña para llamar la atención de los representantes del IMAS y del alcalde del municipio Sucre, José Vicente Rangel Ávalos, pero tampoco han sido escuchados. Esta medida se suma a las anteriores protestas frente a la sede de la Alcaldía para exigir soluciones.

Verónica Cañas, vecina de la zona, denunció que la crisis del agua se agudizó desde que Rangel Ávalos tomó las riendas del municipio y, anteriormente, cuando había alguna intermitencia en el servicio, los ciudadanos recibían un cronograma para que cada edificio administrara el tanque y no se vieran tan afectados. “Ahora te la quitan y te la ponen cuando ellos quieren y no dan explicación alguna”, agregó.

Lee también
Vecinos de la Gran Caracas protestaron por lo menos una vez a la semana en diciembre 2019

Para los habitantes de Parque Caiza también es una preocupación la calidad del agua cuando por fin sale por las tuberías de sus hogares. La mayoría de las veces fluye de un color marrón oscuro que les impide usarla para el consumo humano, e incluso, para lavar la ropa de color blanco.

En este momento tan crítico tenemos que solventar en las casas de familiares o recoger agua en otros sectores. Además, el día de mañana que te salga una hernia por estar cargando agua nadie va a responder por esos daños colaterales, lamentó Verónica.

Los vecinos del sector esperan seguir trabajando de manera organizada para conseguir soluciones a la problemática que padecen pese a que consideran que dentro de la gestión de la Alcaldía de Sucre existe un “hermetismo” de la información.

Foto: Tairy Gamboa

Participa en la conversación