Sexo virtual bien canalizado es un buen recurso para parejas distanciadas por la cuarentena

sexo virtual

Tibisay Olivero, doctora en Psicología Cognitiva Conductual con maestría en Sexología y Familia, recomienda a las parejas que están distanciadas por el coronavirus o por causa de la migración, el sexo virtual o cybersexo, muy bien canalizado, con toda la responsabilidad y el cuidado posible.

Caracas. Cuando su esposo le dijo que viajaría al oriente del país a trabajar por dos semanas, Milagros no se imaginó que una infección viral que escuchaba se estaba dando en China, bien lejos de su país, de su barrio, sería la causante del distanciamiento desde hace 50 días con su pareja, por la medida preventiva contra la COVID-19, enfermedad que hasta el 6 de mayo contabilizaba 379 contagiados y 10 fallecidos. 

Milagros habla con su pareja todas las noches de asuntos de la familia, trabajo y, cuando la conectividad del Internet y las condiciones del hogar lo permiten: “Nos decimos lo bien que la pasamos juntos y cómo la  pasaremos cuando él regrese… algo así como las 50 sombras de Gray”. 

La letra de la canción “Si te agarran las ganas”, del cantante argentino Leo Mattioli, le cae como anillo al dedo a Milagros: “…Hasta puedo sentir por el tubo tu aliento que mientras hablo contigo más me caliento. Y cierra los ojos si te agarran las ganas y soñemos los dos que estamos en la cama, haciendo cosas bonitas es lo que mi cuerpo hoy de ti necesita…”.

Sobre este tema, la sexóloga Tibisay Olivero recomienda a las personas distanciadas por el coronavirus o por el tema de migración el uso del cybersexo o sexo virtual: “Muy bien canalizado con toda la responsabilidad y el cuidado posible, permite la incentivación de nuestras emociones y pensamientos a través del erotismo que podamos conseguir a través de la pantalla de ya sea del celular, ya sea la computadora”.

Lee también
Gobierno de Maduro confirma 391 casos de COVID-19 y seis fallecidos

Propone a la pareja que cuando esté en línea comenzar “con el afecto a través de la palabra y después con el afecto a través de las imágenes que pudiesen generar en las personas un drenaje importante en lo que respecta a tensiones, en lo que respecta a necesidad individual o en pareja de tener esos encuentros de esta manera, que son recomendados, beneficiosos tanto para la salud sexual como para mantener el acercamiento con la pareja”.

¿Y los confinados en casa?

Con relación al deseo sexual y esta situación de cuarentena para prevenir la COVID-19, la sexóloga afirma que pudiese estar presentándose una disminución del deseo sexual debido al confinamiento con los niños en casa, el estar todo el tiempo juntos, la rutina, “el no tener actividades que permitan que nuestras hormonas puedan activarse y de alguna manera generar bienestar, placer y, por ende, ganas de tener encuentros sexuales”.

La doctora en psicoterapia y sexualidad señala que los miedos, pensamientos desesperanzadores causados por la COVID-19 pudieran influir en la disminución de las ganas o el deseo de tener encuentros sexuales con la pareja. En estos casos, recomienda a las personas reacomodarse a la situación: “Entendiendo que los miedos siempre van a existir y que no pueden ser un impedimento para que la otra parte en nuestro cerebro, de placer, pueda ser activada con actividades que nos permitan estar más tranquilos”. 

Por otra parte, es posible que la cuarentena haya incrementado, en algunos casos, la sexualidad por el hecho de tener más tiempo para dedicarse a la pareja, para descubrirse, para autodescubrirse.

Quizás lo que pudiese disminuir el deseo en este momento podría ser la presencia de los hijos todo el día en la casa, y para eso es recomendable seguir manteniendo algunas normas que nos permitan estar más cerca de nuestra pareja que de nuestros hijos, no dejar de un lado lo que tiene que ver con la motivación, la estimulación, el bienestar y el placer sexual que debe seguirse dando a pesar de las circunstancias.

Olivero dice que en épocas pasadas las parejas les daban mayor uso a sus encuentros íntimos porque no había elementos distractores como la televisión, muchísimos menos Internet. Afirma que en estos momentos sucede lo contrario, sin embargo, se pueden aprovechar estos elementos tecnológicos que tenemos hoy: 

Como una herramienta que puede ayudar a intensificar los encuentros sexuales a través de todo lo que podemos observar, ver, e instruirnos con muchos profesionales de la salud sexual como emocional para generar muchísima información para que las personas estén tranquilas y puedan reinventarse en su sexualidad, llámese con fantasías sexuales, erotismo, juguetes sexuales, posiciones sexuales.  

 

Lee también
Se registran 677 casos y seis fallecidos por COVID-19 en las últimas horas

Participa en la conversación