El Metro de Valencia solo dispone de cinco trenes y tres se encuentran paralizados. Las estaciones no cuentan con aire acondicionado ni con buena iluminación, las escaleras mecánicas no funcionan. Trabajadores denunciaron que algunas personas que renunciaron hace ocho meses no han recibido sus prestaciones sociales, además, continúan figurando como activos en el Seguro Social y están incluidos en el beneficio de bolsas de alimentación.

Valencia. Solo dos trenes están operativos en el sistema del Metro de Valencia (Carabobo), esto debido a que las tres unidades restantes presentan daños en sus partes. La merma de trenes ocasiona que el servicio sea deficiente, según denunciaron trabajadores de esta empresa que prefirieron mantener su nombre en reserva por seguridad.

Los bajos salarios también afectan el rendimiento del personal. En 2018 comenzaron las renuncias masivas, impulsadas por la crisis económica del país. La nómina del Metro de Valencia era de 1400 personas, en la actualidad solo permanecen activas 900. La merma de funcionarios se refleja en el cierre diario de al menos tres estaciones que no cuentan con personal para operarlas.

El servicio subterráneo carabobeño tiene en funcionamiento siete estaciones que cubren desde la zona sur de Valencia hasta la avenida Bolívar Norte, a la altura del Rectorado de la Universidad de Carabobo. Para los usuarios, las comodidades que ofrecía este sistema inaugurado por el chavismo en 2006 son cosa del pasado: las escaleras mecánicas no funcionan y están llenas de desperdicios, hay áreas que necesitan iluminación y la infraestructura en general carece de aire acondicionado. También es evidente que la construcción en algunas zonas permanece en obra gris.

Luis Bencomo, joven estudiante universitario, se secaba el sudor con un pañuelo mientras yacía sentado junto a otros dos muchachos. Sabe que no hay suficientes unidades para transportar a los usuarios: «Yo solo espero que llegue el tren porque ahí sí hay aire acondicionado», dijo. El tiempo de espera suele ser entre 20 y 30 minutos.

Además dijo que prefiere esperar que los usuarios que se aglomeran en las puertas para ingresar o salir de los vagones lo hagan primero que él, y así quedar entre los últimos, porque los delincuentes se aprovechan de la avalancha de personas para robar carteras, celulares, audífonos entre otros. No hay presencia de vigilantes, ni efectivos policiales en las estaciones.

María Gracia Rodríguez, por su parte, manifestó que la razón del deterioro era la falta de inversión en mantenimiento de los servicios públicos, al tiempo que criticó que siga sin cobrarse el pasaje por el servicio: “No podemos alegrarnos de tener todo gratis porque todo se va dañando, y los que sufrimos somos nosotros, que llegamos tarde a nuestro trabajo”.

En el sitio web del Ministerio de Transporte se puede leer que en fecha 16 de julio de 2019 se realizó engrase de los cáliper (pieza del sistema de frenos) y mantenimiento a los buggies del vagón 1005. Asimismo, resaltaron que luego de poner a punto al vagón 1005, continuarían con el resto de la flota que está actualmente operativa. Sostuvieron que esa actividad «se realizaría progresivamente, para no entorpecer el horario de servicio comercial».

metro de valencia
El Metro de Valencia presenta falta de iluminación en algunas áreas. Foto: Leomara Cárdenas

Directiva todavía recibe bolsas de comida de trabajadores retirados
Los trabajadores del Metro de Valencia indicaron que la directiva de la empresa no incentiva a los trabajadores y tampoco pide recursos al Ministerio de Transporte para invertir y mejorar el servicio.

Además denunciaron que se están presentando una serie de irregularidades, entre ellas que el personal que renunció durante los últimos ocho meses no ha recibido el pago de sus prestaciones sociales y aún aparece cotizando en el Seguro Social a nombre del Metro.

Asimismo, señalaron que «para fines estadísticos de la empresa» estos puestos de trabajo aún se muestran ocupados:

“La nómina está abierta. Cuando pasan una relación a Caracas para solicitar la bolsa de alimentación, quedan muchas, porque en la lista incluyen a los trabajadores que ya no están laborando en la compañía y no sabemos qué pasa con esa comida, a quién se la entregan o qué hacen con ella”, expresó un trabajador que pidió mantener su nombre en reserva.

Ante esta situación exigen al Gobierno que inicie una investigación y auditoría para conocer el paradero de estos recursos.

El Metro inició actividad comercial hace 12 años
La construcción de la Línea 1, desde 1997 hasta 2006, fue realizada a un costo de 782.680.719,71 dólares mediante fondos públicos nacionales e internacionales (Fondo Conjunto Chino-Venezolano).

El 18 de noviembre de 2007 inició la actividad comercial, cubría 6,2 kilómetros de recorrido. Se tenía estimado que el Metro de Valencia tuviera cuatro líneas, con un total de 19 estaciones. En la actualidad, solo permanecen activas las líneas 1 y 2 que cubren el sur de la ciudad y parte de la zona norte. La Línea 3 estaba destinada para el municipio Naguanagua, en donde se contaría con un terminal que conectaría con el Ferrocarril. Y la Línea 4 cubriría la zona industrial. Ninguna de las dos ha iniciado operaciones.

metro de valencia
Foto: Leomara Cárdenas
metro de valencia
Estrucutra Metro de Valencia. Foto: Leomara Cárdenas.

Participa en la conversación