No permitirán viajes desde el terminal de pasajeros de Maracaibo hasta el centro del país sino para el viernes. La MUD busca cumplir con su itinerario para llegar a la Toma de Caracas.

Maracaibo. La meta de Zulia es movilizar a 10.000 personas hasta la capital para participar en la Toma de Caracas, una protesta que promete reunir a todo el país para exigir el cronograma para el referendo revocatorio del presidente Nicolás Maduro. Solo buses particulares movilizados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) salieron hoy con destino a Caracas.

El terminal de pasajeros de Maracaibo cuenta desde ayer con funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) vestidos de civil, que investigaban la razón del viaje de quienes intentaban comprar boletos para la región central del país. Empresas de transporte decidieron suspender las rutas hasta este viernes, puesto que las compañías aseguradoras afirmaron que no se harían responsables por daños suscitados este 1 de septiembre.

En Mérida, Táchira, Falcón y Sucre ocurre la misma situación, de acuerdo con el diario La Verdad. Trasciende también el rumor de que el terminal de La Bandera estará cerrado mañana, y por esta razón, los expresos decidieron no emprender sus viajes.

A pesar de esta situación, los vehículos contratados por los partidos están dispuestos a cumplir con la planificación. Antes de partir, hicieron una parada en la Basílica para encomendarse a Dios y a la Virgen. Con 25 horas de anticipación, unidades de distintos municipios del estado encendieron sus motores.

“Nos vamos con una actitud de concertación y convencidos de que exigir nuestro derecho a revocar es lo que puede solucionar la crisis en la que estamos sumergidos”, aseguró Juan Pablo Guanipa, dirigente de Primero Justicia (PJ), quien recordó el itinerario de este jueves.

Lee también
Luis Trincado: "Amo la Caracas que me recibió cuando tenía un año"

A partir de las 8 de la mañana, comienza la marcha desde los siete puntos de concentración establecidos por la MUD. A las 10 se prevé la llegada a las avenidas Río de Janeiro, Libertador y Francisco de Miranda y a las 2 de la tarde culmina la actividad con la lectura del manifiesto del 1 de septiembre. “Que nadie venga a decir otra cosa porque la disposición del pueblo es a una lucha constitucional y democrática”.

Pidió no caer en las provocaciones del Gobierno, que convocó otra manifestación en la Plaza Venezuela, uno de los puntos de concentración elegidos por los partidos de oposición. “Eso nos dice que son ellos los que buscan violencia. Nosotros no cedemos ante la pretensión del Gobierno de mostrar que una oposición violenta quiso tomar Caracas. ¡No lo lograrán! Cambiamos el punto de Plaza Venezuela y continuamos nuestra exigencia”.

Foto: Cortesía Primero Justicia


Participa en la conversación