Empleados del complejo petrolero de Pdvsa ubicado en el municipio Punta de Mata de la urbanización Campo Rojo denuncian que dirigirse a sus puestos de trabajo es un calvario desde noviembre de 2020, cuando la empresa congeló el contrato que mantenía con la línea de transporte Ingenieros Constructores de Venezuela, la única que cubría tres rutas en la entidad para trasladar a 200 personas.

Caracas. A una parada en la que se aglomeran más de 40 personas llega un solo autobús y empieza el alboroto. En cuestión de minutos, la única camioneta que hace el recorrido desde Maturín al complejo petrolero de Punta de Mata, ubicado en la urbanización Campo Rojo del municipio Ezequiel Zamora, parte del terminal sobrecargada de empleados petroleros que luchan por hacerse espacio para poder ir a trabajar. Porque si no lo hacen son despedidos.

Desde las 5:30 a. m. a los trabajadores de  Petróleos de Venezuela (Pdvsa) que habitan en el municipio Maturín, en el estado Monagas, les toca apañárselas para cumplir el horario laboral, pese al confinamiento. Si llegan tarde al terminal los deja el carro, y, si no, se van guindados en la puerta. Muchos se quedan en la parada. No tienen otra opción, en este sector la posibilidad de abordar el único autobús que los acerca a sus lugares de trabajo se convirtió en una lotería. 

Aunque la estatal petrolera cuenta con una línea de transporte para movilizar a los empleados desde Maturín hasta Campo Rojo, los trabajadores denuncian que desde el 29 de noviembre las rutas 1, 3 y 4 que cubrían el trayecto Zona Industrial, Tipuro y Los Guaritos no prestan servicio. 

La compañía de transporte Ingenieros Constructores de Venezuela, encargada de movilizar a los trabajadores, aclaró en un comunicado difundido a través de WhatsApp que la reactivación de sus servicios se hará una vez que Pdvsa acceda a hacer una nueva contratación. Pero la gerencia de la empresa no ha informado nada al respecto. 

Rosa* aseguró que la falta de combustible y la paralización técnica del transporte hacen de la vida cotidiana un calvario para 200 empleados, quienes asisten a las oficinas administrativas y plantas de refinación en esa entidad y que en esta situación dependen del servicio ofrecido por la estatal para cumplir jornadas de ocho horas diarias: “Nos toca arriesgar nuestras vidas todos los días porque, si no cumplimos, nos amenazan y somos despedidos sin consideración”.

En el limbo

70 trabajadores petroleros de la Gerencia de Coordinación Operacional de Pdvsa Monagas podrían quedar inactivos en plena pandemia, pese a que son obligados a cumplir jornadas laborales de ocho horas. Una comunicación interna divulgada por empleados de la estatal detalla que Edgar Sifontes, director Ejecutivo de Pdvsa Oriente, habría ordenado la suspensión laboral de 45 activos y 25 empleados sujetos a jubilación a través de una lista consignada la primera semana de enero de este año. 

Una fuente vinculada a la empresa, que prefiere mantener su nombre en anonimato, denunció que la medida constituye una ilegalidad debido a que viola el Decreto de Emergencia Nacional declarado por el Gobierno a propósito de la pandemia y prorrogado por tercera vez el 10 de julio de 2020 y publicado en Gaceta Oficial número 6519. “Nosotros no hemos dejado de ir a cumplir con nuestras actividades, para que pretendan botarnos en medio de esta crisis humanitaria sin reconocernos ningún derecho. Es un atropello que atenta contra nuestras familias”, reclamó.

*El nombre de Rosa fue cambiado y está en resguardo por medidas de seguridad

Fotos: Archivo Crónica.Uno

Lea también

Lee también
Transportistas denunciaron extorsiones para pagar gasoil en Valencia

Trabajadores de Pdvsa condenados a morir de hambre o contaminados con sustancias tóxicas


Participa en la conversación