TSJ declara nula decisión de la AN de crear junta ad hoc del BCV y reingreso al TIAR

tsj

El Parlamento aprobó el 23 de julio la reincorporación de Venezuela al TIAR, luego de una discusión previa entre los diputados. El anuncio lo realizó el presidente de la AN, quien se juramentó seis meses antes como presidente encargado de la nación.

Caracas. La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró, este viernes 26 de julio, sin validez las decisiones de la Asamblea Nacional (AN) de designar una directiva ad hoc del Banco Central de Venezuela (BCV) y de la reincorporación de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproco (TIAR).

El presidente de la Sala Constitucional, Juan José Mendoza, señaló en rueda de prensa que la reincorporación de Venezuela en el TIAR era “un asalto al Estado derecho y a todos los poderes públicos del Estado venezolano”. En medio de una profunda crisis política, donde la nación cuenta con un presidente encargado que es respaldado por medio centenar de países, desde enero de este año, y uno en funciones que es desconocido por la Unión Europea, Estados Unidos, así como la mayoría de los países de la región.

El TSJ recordó que el 14 de mayo de 2013 Venezuela formalizó junto con otros países de la región la “denuncia” del TIAR ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y que desde el 14 de mayo de 2015 “cesaron los efectos de dicho convenio”. Además, refirió que el 27 de abril de 2017 Nicolás Maduro formalizó la salida de la República de la OEA, que se hizo efectiva el 27 de abril de este año.

“El artículo 236 de la Constitución en su cardinal 4 establece que son atribuciones del presidente dirigir las relaciones exteriores de la República y celebrar o ratificar convenios y tratados internacionales. (…) Se evidencia que el presidente Maduro es el encargado de dirigir los convenios y acuerdos internacionales, en consecuencia, resulta nula y carente de validez y eficacia jurídica, la pretendida reincorporación de Venezuela al TIAR. Cualquier actuación que se realice con la finalidad de aplicar este tratado debe ser considerado un acto hostil a la paz y al Estado venezolano”, expresó Mendoza.

El Parlamento aprobó el 23 de julio la reincorporación de Venezuela al TIAR, luego de una discusión previa entre los diputados. El anuncio lo realizó el presidente de la AN, quien se juramentó seis meses antes como presidente encargado de la nación. Desde entonces Juan Guaidó ha conseguido el apoyo de más de 50 países, el control de Citgo en Estados Unidos y congelar algunos activos en países europeos; no obstante, Nicolás Maduro continúa al mando del país y de la Fuerza Armada Nacional con cada vez más fracturas dentro de su anillo de seguridad.

Además, el TSJ controlado por Maduro declaró la nulidad absoluta el 25 de julio en el «Acuerdo sobre la Designación del Directorio ad hoc del Banco Central de Venezuela», dictado el 16 de este mes por la AN, así como el «Acuerdo de rechazo a la designación de Calixto Ortega Sánchez como presidente del Banco Central de Venezuela», fijado por el mismo órgano legislativo el 26 de junio de 2018.

El documento de la AN en el que se designa la junta ad hoc asegura que el directorio estará conformado por cinco integrantes, quienes «protegerán» las reservas internacionales de la República. En el segundo parágrafo se establece oficiar a las autoridades del Reino Unido de Gran Bretaña, Irlanda del Norte y al Banco de Inglaterra el acuerdo de rechazo en la designación de Calixto Ortega como presidente del BCV». Ambos actos son rechazados por el TSJ con los pronunciamientos de esta semana. Venezuela además de tener dos figuras presidenciales, posee un TSJ en el exilio y una fiscal general en el exilio.


Participa en la conversación