Icono del sitio Crónica Uno

Una merma en la votación se evidenció en Aragua y Carabobo

merma

Foto: Gleybert Asencio

En Aragua, Karina Carpio que regirá la entidad obtuvo 257.489 votos frente a los 422.381 que tuvo su antecesor Rodolfo marco Torres en 2017. Rafael Lacava, repitió para la gobernación de Carabobo, pero perdió más de 130.000 sufragios. Ambos tuvieron una merma en estas elecciones.

Regiones. En Aragua no hubo sorpresas con los resultados electorales para la gobernación. El PSUV seguirá controlando el poder en la región, pero lo hará con una menguada militancia ya que hubo una merma en la votación.

Karina Carpio, la primera mujer electa gobernador, esposa del exministro de Energía y ex presidente de Corpoelec, Luis Motta Domínguez y ambos sancionados por Estados Unidos, apenas obtuvo 257.489 votos, que comparados a los 422.381 que obtuvo su antecesor renunciante, Rodolfo Marco Torres, representan una merma en cuatro años, de 164.892 militantes y afectos, que no salieron a votar por el oficialismo este 21 de noviembre.

Karina Carpio cuenta con una menguada militancia en Aragua. Foto: Cortesía.

La división en la oposición también causó estragos. La MUD, que en el 2017 obtuvo 288.696 votos con la candidatura de Ismael García, se vino a menos con apenas 82.949 que sacó Henri Rosales. El abismo electoral entre ambas elecciones, es de 205.747 votos que colocan a la MUD en un tercer lugar.

La Alianza Democrática representada por el diputado a la AN y exgobernador de Monagas, Luis Eduardo Martínez, se alzó con un segundo lugar, pero con apenas 100.398 votos: 20,12 % del electorado; mientras que el también sancionado por EEUU y presidente de Voluntad Popular (ad hoc) Guillermo Luces logró 30.187 sufragios. Luis Carlos Solórzano, apoyado por Fuerza Ciudadana y Fuerza Vecinal, apenas alcanzó los 12.545 votos.

La sumatoria de estos sufragios, 143.130 votos para ser exactos, igualmente no era suficiente para un posible triunfo opositor en Aragua: la diferencia a favor del PSUV es de 21.762 votos.

La abstención siempre ha sido un escollo en las elecciones regionales y municipales, pero la registrada este 21 -N supera con creces a la registrada en el 2017. Para entonces, la abstención en Aragua fue de 38,94 %. Este domingo 21-N, alcanzó 60,81%.

Alianza del Lápiz fue la sorpresa

Pese a la considerable disminución electoral sufrida por el PSUV en Aragua, el partido mantuvo su hegemonía en 14 de los 18 municipios del estado, de los cuales solo en 3, los alcaldes fueron ratificados: Mariño con Joana Sánchez; Mario Briceño Iragorry con Brullerby Suárez y Revenga con Daniel Perdomo.

Sorpresivamente, de las cuatro alcaldías que no ganó el PSUV en Aragua, en dos triunfó la Alianza Lápiz con el apoyo de otros factores de la oposición. Se trata de Gonzalo Díaz y Andrés Aular en las alcaldías de Libertador y San Sebastián, respectivamente.

Gonzalo Díaz vuelve a la alcaldía de Libertador. Foto: Cortesía.

La MUD solo se alzó con la alcaldía de Lamas con Pedro Campos, mientras que la Alianza Democrática ganó la alcaldía de Urdaneta (Barbacoas), con Sotero González.

Entre los 18 alcaldes electos, tres se destacan por haber sido los más votados. Lolimar Montilla de Bolívar con 75,06 %; Pedro Hernández, de Santos Michelena, con 74,08 %, ambos del PSUV; y Andrés Aular en San Sebastián, con 64,48 %, por el partido Lápiz.

También son del PSUV dos de los tres alcaldes menos votados: Wilson Coy en Sucre con apenas 39,59 %; Rafael Morales en el municipio capital, Girardot, con 44,47 %; y Pedro Campos de la MUD en Lamas, con 44,01 %.

Las alcaldías más reñidas fueron las de Sucre y Costa de Oro. En la primera, Wilson Coy del PSUV y Luis Rafael Salas de la MUD, obtuvieron 39,59% y 37,83 %, respectivamente. En Ocumare de la Costa, Wilmer Leal del oficialismo, se impuso con 46,95 % de los votos, frente a el exalcalde Roberto Madero, por la Alianza Democrática, con 46,66 %.

Silencio

Luego de dos días, el silencio de la dirigencia regional opositora es abrumador como la derrota. Salvo un tuit posteado por el aspirante a alcalde de Maracay por la MUD, José Ramón Arias y un comunicado subido a su cuenta en Twitter por el abanderado de la Alianza Democrática, Luis Eduardo Martínez, nada han dicho los líderes regionales sobre la debacle electoral que sufrió una vez más la oposición, en la llamada cuna de la revolución.

“Como lo dije muy temprano, hoy es un día de lecciones más que de elecciones. Hoy recibimos una lección sobre la política y los políticos, lo único es que esta lección es muy temeraria. Sin duda serán 4 años más de un mal gobierno que sumados a los 21, serán 25 años de tu vida productiva”, escribió Arias la misma noche del 21 de noviembre, cuando ya se sabían los resultados preliminares.

Martínez, por su parte, en unas primeras declaraciones recogidas por Globovisión, señaló que: “Era la hora de enterrar la confrontación reconociendo las instancias legítimas del Poder Público venezolano y de exigir al unísono la suspensión de las sanciones que tanto daño causan al común y de la injerencia extranjera”.

En su comunicado, Martínez asegura que se pudo ganar todo, pero “perdimos casi todo porque no fuimos capaces de entender lo superior de nuestra misión”.

El resto de los candidatos a gobernador como Henry Rosales, candidato de la MUD, Luis Carlos Solórzano, de Fuerza Ciudadana y Guillermo Luces de Voluntad Popular (ad hoc) siguen sin fijar.

José Trujillo, secretario general de AD en Aragua y Richard Mardo, coordinador general de Primero Justicia desde el 2005, también han guardado silencio.

Lacava perdió más de 130.000 votos en cuatro años

En el estado Carabobo estaban convocados a sufragar 1.667.484 electores, solo 36,6% salió a ejercer su derecho al voto. El gobernador reelecto de Carabobo, Rafael Lacava, obtuvo 323.176 votos, en cuatro años restó 138.824 adherentes, ya que en 2017 llegó al capitolio carabobeño con 460.602 votos.

La abstención llevó a que 12 de las 14 alcaldías de la entidad quedarán en manos del sector oficialista. En 2017, la oposición pudo quedarse con un solo ayuntamiento que fue San Diego.

Rafael Lacava ha perdido adherentes. Foto: Cortesía

En este proceso electoral el municipio Montalbán quedó en manos del representante del partido Por mi Pueblo, liderado por el exgobernador de Carabobo Luis Felipe Acosta Carlez. Mientras que la MUD logró mantenerse con la alcaldía del municipio San Diego.

El Consejo Legislativo de Carabobo quedó pintado de rojo, los 15 diputados electos pertenecen a la tolda oficialista.

La MUD en cuatro años perdió 272.198 votos. En 2017, el excandidato a la gobernación de Carabobo, Alejandro Feo La Cruz, obtuvo 420.874 sufragios. En 2021, el abanderado de la MUD, Enzo Scarano apenas logró 148.679.

Alcaldía de Vargas quedó en manos del oficialismo

Aunque en el Litoral Central se registró un nivel de participación cercano a la mitad del padrón electoral (49,55%), la alcaldía del municipio Vargas quedó en manos del oficialismo. Ello ocurre así desde el 2000. José Manuel Suárez Maldonado, que era el gobernador encargado de La Guaira (reemplazó en mayo pasado al fallecido Jorge Luis García Carneiro), ahora será el alcalde de Vargas para el período constitucional 2021-2025.

Suárez, oriundo de Bailadores (estado Mérida) y coronel retirado del Ejército, con 59 años de edad, obtuvo 77.398 votos (51,59%) para derrotar a José Barreto Rivas de la MUD, que logró 60.064 sufragios (40,07%). El tercer puesto correspondió a

María Alejandra Saavedra, que postulada por la Alianza Democrática con 6.901 votos (9,60%).

Con la victoria de Suárez en el único municipio de la entidad federal, se prolonga la hegemonía política del oficialismo en la región, donde también se favoreció la opción del abogado José Alejandro Terán a la gobernación.

Un total de 76.002 votos (50,15%) beneficiaron a Terán, exalcalde entre 2017 y 2021, por encima de los 63.590 sufragios (41,96%) del médico José Manuel Olivares, abanderado de la MUD.

En cuanto a los resultados al Consejo Legislativo y la Cámara Municipal de Vargas, el Gran Polo Patriótico conquistó 6 de los 7 diputados locales y 10 de los 11 concejales.

Oposición se impone en cuatro municipios de Monagas

De las 13 alcaldías del estado Monagas, la oposición se impuso en cuatro de ellas. Los municipios Bolívar, Acosta, Uracoa, y Aguasay ahora serán gobernados por representantes de la tarjeta de la Unidad.

En el municipio Caripe, el candidato por la MUD, Luis Martínez, manifestó que hay un empate técnico y que cuenta con las actas de las 43 mesas y así lo reflejan. Hasta el momento CNE presenta 44, 63% contra 44,15% y da como ganadora a la candidata del PSUV, Dalila Rosillo.

«El domingo hubo muchas irregularidades que se repitieron en otros centros rurales del municipio. Cuando ya no había nadie en cola se cerraron los centros, pero por la parte posterior del grupo escolar Abraham Lincoln pasaron a 30 personas y las pusieron a votar», denunció Martínez.

Los resultados electorales del municipio Caripe serán impugnados. De acuerdo con la información suministrada por el candidato de la MUD las irregularidades del proceso van desde: Ingreso de personas a los centros de votación de manera violenta hasta impedimento del trabajo del ente comicial en Caripe.

Se desconocen resultados del municipio Angostura en Bolívar

Dos días después de las elecciones, se desconoce oficialmente los resultados para la Alcaldía de Bolivariano Angostura, en Bolívar.

En este municipio, el virtual ganador es Yorgi Arciniega de la Alianza Democrática que, además, contaba con el apoyo de los partidos que respaldaron a Américo de Grazia.

En el resto de los municipios, la oposición con la tarjeta de la MUD solo ganó la alcaldía de El Callao, con Coromoto Lugo, que ya fue alcalde en cuatro períodos. En 2017, después de ser un municipio con alcalde opositor, pasó a manos del PSUV, con Alberto Hurtado, que no figuró en las candidaturas para la reelección, después de verse constantemente involucrado en denuncias de corrupción y presuntas vinculaciones con grupos irregulares.

El panorama en Bolívar no cambió mucho desde las municipales de 2017 cuando la oposición ganó una sola alcaldía, la de Gran Sabana, con Emilio González. Después de los sucesos de febrero de 2019 tuvo que exiliarse y lo suplantó José Barreto, de Tupamaros.  Aunque González se midió nuevamente en las elecciones del 21 de noviembre, la ganó el PSUV.

De confirmarse que los resultados en el municipio Angostura fueran favorables para la Alianza Democrática y la plataforma Guayana Libre, los factores opositores tendrían dos de once alcaldías en Bolívar.

16 alcaldías obtuvo la oposición en Táchira

De las 29 alcaldías que integran el estado Táchira, un total de 13 quedaron en manos del
chavismo y otras, 16 para la oposición, de las cuales, tres fueron para la MUD  y otras, 12 para la Alianza Democrática, tolda que apoyó a la saliente gobernadora de la entidad, Laidy Gómez.

Municipios de frontera como García de Hevia, Bolívar y Pedro María Ureña los ganó el partido
de gobierno, mientras que otros como Junín, pasaron a manos de la oposición. Uno de los golpes
más bajos para los partidos que hacen oposición al gobierno fue San Cristóbal, donde por primera
vez en 22 años de gobierno chavista, un candidato rojo, logra este bastión. Silfredo Zambrano,
poco conocido en la entidad barrió a los dos candidatos, incluyendo al aspirante a la
reelección, el copeyano Gustavo Delgado.

En la entidad, un total de 341.151 electores atendieron el llamado a participar en el proceso
comicial del domingo, lo que se traduce en 38,2% de asistencia, mientras que la abstención superó
61% de los electores.

Hasta la presente se desconoce a ciencia cierta quienes son los ganadores en el
Consejo Legislativo y Concejo Municipal, por lo que se espera en las próximas horas que el ente
rector anuncie con nombres y apellidos a los vencedores.

Con información de: Gregoria Díaz, Leomara Cárdenas, Rafael lastra, Jhoalys Siverio, Ana Barrera y Natacha Sánchez.

Salir de la versión móvil