Unicef advierte que más de 300.000 niños venezolanos en Colombia necesitan ayuda

La directora Global de Comunicación de la Unicef, Paloma Escudero, pidió a la comunidad internacional que aumente su apoyo para atender a los niños venezolanos en Colombia.

Caracas. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) advirtió que al menos 327.000 niños venezolanos viven como migrantes y refugiados en Colombia, y si no reciben un mayor apoyo, su salud, educación, protección y bienestar pueden estar en peligro.

«Es hora de que la comunidad internacional aumente su apoyo y ayude a satisfacer sus necesidades básicas. No podemos permitir que esa generosidad se agote«, dijo en un comunicado de prensa la directora Global de Comunicación de la Unicef, Paloma Escudero, tras visitar la ciudad de Cúcuta

La situación económica y política en Venezuela ha provocado que unos 3,7 millones de venezolanos abandonen sus hogares para ir a BrasilColombiaEcuadorPerú y otros países de la región. Alrededor de 1,2 millones se encuentran en Colombia, y a menudo viven en comunidades de acogida vulnerables donde los recursos ya están desbordados.

«Para la mayoría de las familias, la decisión de irse es el último recurso que les queda, explica Escudero.

En Colombia, los niños migrantes de Venezuela reciben tratamiento médico y vacunas de manera gratuita. El país también les ofrece educación gratuita. Son más de 130.000 los niños venezolanos que están matriculados en las escuelas de toda Colombia, en comparación con los 30.000 que había en noviembre del año pasado.

Casi 10.000 de estos estudiantes se encuentran en la ciudad fronteriza de Cúcuta y cerca de 3000 de ellos viajan desde Venezuela todos los días para ir a la escuela.

Vi a cientos de estudiantes cruzar a Cúcuta al amanecer, bajo una lluvia torrencial, para ir a la escuela. Tal dedicación al aprendizaje por parte de padres y estudiantes por igual es una lección de compromiso, perseverancia y determinación para todos nosotros«, señaló Escudero.

Unicef trabaja con organismos humanitarios, autoridades nacionales y locales, organizaciones no gubernamentales y comunidades de Colombia para proporcionar a los niños migrantes, y a los niños de las comunidades de acogida, servicios de salud, nutrición, educación y protección.

Lee también
Cinco venezolanos crean suplemento nutricional con maní para combatir el hambre

Para lograrlo necesitamos 26 millones de euros para apoyar las necesidades básicas en materia de nutrición, salud, educación, agua, saneamiento e higiene, y protección de las familias que cruzan a Colombia. Por el momento, solo ha recibido 5,1 millones de euros, se lee en el comunicado.


Participa en la conversación