Usuarios reportan por cuarto día que viven un calvario para echar gasolina

En el sur del país los usuarios también lidian con otros obstáculos. Los habitantes recurren a la compra de dinero en efectivo para poder pagar la gasolina subsidiada. En las estaciones de Maturín la modalidad de pago varía entre bolívares y dólares y los puntos de venta escasean, el biopago funciona con irregularidades. Las quejas …   leer mas

892 1
892 1
usuarios gasolina

En el sur del país los usuarios también lidian con otros obstáculos. Los habitantes recurren a la compra de dinero en efectivo para poder pagar la gasolina subsidiada. En las estaciones de Maturín la modalidad de pago varía entre bolívares y dólares y los puntos de venta escasean, el biopago funciona con irregularidades. Las quejas abundan en todo el territorio nacional.

Caracas. Distintas quejas expresan los usuarios que van a las estaciones de servicio con la intención de surtir sus vehículos de gasolina. Reportes desde varios estados del país muestran que por cuarto día consecutivo las colas se mantienen y fallan los equipos de biopago. Los horarios de las bombas son irregulares, al igual que el abastecimiento.

En Caracas las colas son de hasta 24 horas y un gran número de usuarios se queja a través de las redes por la cantidad de tiempo que tienen que pasar para poder echar gasolina. Desde el lunes se mantienen las largas filas de carros en la capital y en el resto del país.

En el estado Monagas las personas tardan de 10 a 15 horas para surtirse. “No es tan bonito como lo pintan”, expresan conductores en Maturín al hacer colas de hasta dos kilómetros.

“Me fui ayer a las 7:00 de la noche a la estación de servicio Vespa y logré echar gasolina ahorita (11:45 a. m.), eso porque corrí con suerte de que llegó la gandola a las 9:00 a. m., porque en otras estaciones ha llegado a las 6:00 de la tarde en estos días. Después de casi 15 horas solo me surtieron 30 litros”, comenta Nagib Seguias.

En las estaciones de Maturín la modalidad de pago varía entre bolívares y dólares. Los puntos de venta escasean y el biopago funciona con irregularidades en las pocas estaciones que cuentan con ese sistema. Los conductores manifiestan que existe desorganización. El poco control genera que uno que otro carro pueda colearse.

Lee también
Repunte de casos por COVID-19 complica aún más abastecerse de gasolina en el interior

“Varios carros intentaron colearse porque no hay organización, eso es un desastre. El control que llevan es anotarte en un cuaderno con nombre y placa del carro. Solo puedes pagar en efectivo: Bs. 150.000 o un dólar, si das cinco dólares más te llenan el tanque full, pero bajo cuerda. Yo fui con mi papá y se le bajó la tensión en la cola”, relata Seguias.

En la estación de servicio La Cueva, otra de las consultadas por el equipo de Crónica.Uno, la cola es de por lo menos dos kilómetros. A las 12:00 a. m. pasaba la población de Plantación, una comunidad rural alejada de la ciudad.

La gobernadora de Monagas, Yelitza Santaella, informó que la tardanza en el abastecimiento se debe a que las cisternas están cargando en Puerto La Cruz y que el poliducto no está en funcionamiento.

En el sur del país los usuarios también lidian con otros obstáculos. Los habitantes recurren a la compra de dinero en efectivo para poder pagar la gasolina subsidiada. El costo de los billetes es de hasta 100 %, una situación desencadenada debido a que las entidades bancarias no despachan suficiente dinero.

Otra opción es la compra de dólares en efectivo, que pagan a una tasa inferior a la del mercado. Este jueves vendían la moneda estadounidense en esa entidad entre 120.000 y 130.000 bolívares, cuando la oficial pasa los 190.000 bolívares. Las estaciones que expenden gasolina subsidiada muestran colas más largas, algunos estaban desde las 4:00 p. m. del 3 de junio.


En la península de Araya, estado Sucre, los habitantes denunciaron incumplimiento en el surtido de gasolina, por lo que cerraron los accesos a la estación de servicio. En el estado Cojedes los conductores denunciaron que pudieron echar gasolina en la Shell de San Carlos luego de 16 horas de cola. Indicaron que no les aceptaban billetes de baja denominación y que en el punto de venta cobran un porcentaje de 5 %, según reportes difundidos en la red social Twitter.

Lee también
Economista Luis Oliveros: No fue el mejor momento para aumentar la gasolina

En el estado Táchira la gente acudió en masa a las estaciones tras más de dos meses sin combustible. Luego de dos días de caos, la noche de este miércoles la jefa de Gabinete de Combustible, Nellyver Lugo, informó que las cinco bombas habilitadas atenderían por número de placa asignada y no a todos, para evitar congestión.

En un recorrido realizado este jueves se constató que hasta dos colas hacen los usuarios para abastecerse en el estado Táchira, debido a que en una deben presentar el carnet de circulación y pagar, mientras que la otra sí es para llenar los tanques.

Por segundo día hubo manifestaciones en El Tigre, estado Anzoátegui, por el retraso y las fallas en el servicio. La gasolina que llega a El Tigre es transportada por Pdvsa desde el llenadero ubicado en la refinería de Puerto La Cruz. La poca cantidad de gandolas disponibles estaría generando retrasos en los despachos.

En el estado Sucre, en las estaciones: San José, Santa Rosa, Virgen del Valle, Venezuela, El Progreso, habilitadas para surtir la gasolina subsidiada, la venta se retrasaba este 4 de junio debido a que no habían recibido los puntos de venta ni los captahuellas, y además se sumaba las fallas del Sistema Patria.

Las autoridades prometieron que la gasolina importada desde Irán, así como la entrada en vigencia de un nuevo esquema de venta, resolverían la escasez. Sin embargo, en cuatro días que lleva el plan las quejas y las colas recorren el país. Ni siquiera las estaciones de venta dolarizada han ofrecido un servicio óptimo, según los usuarios.

Lee también
Pdvsa le quita unilateralmente la concesión a estaciones de servicio

En Maracay, aunque el vicepresidente para el área económica y ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, anunció un ajuste en el horario de venta de gasolina a partir de este martes desde las 5:00 a. m. hasta las 5:00 p. m., esta promesa no se cumple en la mayoría de las estaciones de servicio de la entidad.

Los usuarios denuncian que las bombas son cerradas al mediodía supuestamente porque no tienen combustible para surtir. Por ello son notorias las largas colas de vehículos, cuyos propietarios pasan entre cinco y 10 horas de espera. Las quejas sobre el favoritismo que aplican los militares a cargo de las bombas es reiterada.

“Desde las 6:00 a. m. estoy en la cola de la E/S de Tapa Tapa en la avenida Bolívar, viendo cómo los corruptos de la GNB pasan y pasan carros antes que a quienes hacen cola y cumplen con el terminal de placa”, cuenta un usuario que deberá esperar hasta la próxima semana para surtir gasolina.

Los motorizados también denuncian que pasan muchas horas en cola para surtir 10 litros de gasolina, pese a que el gobernador de Aragua, Rodolfo Marco Torres, ha insistido en que el suministro se lleva con total normalidad.

Pero ni siquiera en las 15 estaciones “premiun” el suministro de gasolina es normal. En algunas de estas bombas ya comienzan a evidenciarse largas colas, mientras que los usuarios deben cancelar con moneda extranjera únicamente en efectivo, porque tampoco aceptan petros.

Con información de Ariadna García.

In this article

Participa en la conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comment

  1. Colas de la gasolina traen consigo aumento de pasaje, venta de cupos y retrasos en los trabajos Responder

    […] transportistas de Aragua no han escapado de las largas colas frente a las estaciones de servicio para surtir combustible. Entre dos y cuatro horas deben permanecer en espera, lo que representa […]