El árbitro zuliano José Argote pitó el Chile-Perú y se convirtió en el primer juez criollo en ser designado principal en una antesala a la final continental

Cristóbal Naranjo/@cristobnaranjo

Caracas. La Vinotinto se despidió temprano de la Copa América Chile 2015, pero Venezuela tuvo representación en la etapa culminante del torneo continental que el sábado definirá la nueva selección campeona de Suramérica.

El zuliano José Argote, de 35 años, se convirtió el lunes en el primer juez venezolano en pitar una semifinal continental, al ser designado por la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) como principal del Chile-Perú, que favoreció 2-1 a los anfitriones.

Estuvo acompañado en las bandas por el también criollo Jorge Urrego y por el ecuatoriano Byron Romero. El nombramiento del médico veterinario de profesión en un partido tan importante da cuenta de los progresos del arbitraje venezolano, según el instructor técnico y exsilbante criollo, Adrián Gómez.

“El hecho de que Argote haya sido designado en una semifinal representa el sello de garantía sobre la mejoría que se ha tenido en la formación y desarrollo teórico técnico y práctico a la cual se ha abocado la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), la Escuela de Formación de Entrenadores, Dirigentes y Árbitros (EFEDA) y la Comisión Nacional de Árbitros (CNA)”, explicó Gómez, quien formó parte como asistente de la terna que dirigió la final del 95 entre Uruguay y Brasil.

“La labor de Argote en el Chile- Perú demuestra que en la actualidad el fútbol venezolano no solo cuenta con él, sino también con otros árbitros como Juan Soto, Marlon Escalante y José Luis Hoyo, quienes también tienen las mismas facilidades en cuanto al buen manejo arbitral”, agregó el dirigente arbitral.

Con buena nota

El partido del lunes tuvo varias situaciones complicadas para el juez venezolano, como la expulsión del peruano Carlos Zambrano y un supuesto penal que también reclamó el atacante inca Paolo Guerrero. Para Gómez, Argote salió bien librado y pitó con solvencia.

“Manejó inteligentemente las situaciones conflictivas, tuvo sentido común y valoró las faltas de acuerdo con el reglamento. No se dejó amedrentar por los jugadores y mostró buen carácter. La jugada del penal que reclamó Guerrero no fue tal porque el jugador peruano se deja caer en una disputa leal por el balón”, aseveró el experto, para quien las apenas dos tarjetas que sacó Argote- ambas a Zambrano- se explican en el criterio y la interpretación del joven pito.

“Que haya mostrado una o dos tarjetas más pasa por la lectura del partido que se juega, el marcador y el espectáculo. Estimó que su puntuación por el asesor del partido estuvo entre 7.50 y 8. Buena actuación en un partido de dificultad media”, valoró el instructor.

En cuanto a la labor de los jueces de línea, Gómez admitió una posición adelantada en el 1-0 a favor de Chile, pero disculpó al asistente meridional Moreno por estar tapado y no ver claramente dónde estaba Charles Aranguiz cuando parte el pase.

El encuentro de semifinal fue el tercer partido del venezolano Argote en Chile. En la primera fase impartió justicia en el Uruguay- Jamaica del Grupo B y en el Ecuador- México del Grupo A.


Participa en la conversación