Viceministros de Salud visitaron área de diálisis contaminada del J. M. de los Ríos

Los funcionarios prometieron que el lunes una empresa desinfectaría el tanque porque el agua está contaminada y entregarían el lote de 3 antibióticos que necesitan los 13 niños de Nefrología con las bacterias.

Caracas. Desde las 8:00 hasta las 11:00 a. m., tres viceministros del Ministerio para la Salud visitaron el J. M. de los Ríos, luego de 33 días desde que fueron alertados de 15 casos de niños contaminados en el área de diálisis y de que tres de ellos fallecieran a causa de las bacterias klebsiella y pseudomonas.

El personal entró a la sala de diálisis, vio los tres tanques del centro de salud y entró a la Farmacia. Prometieron que el lunes una empresa acudiría a desinfectar los tanques y que se les dotaría de los antibióticos colistin, meropenem y vancomicina.

Pese a que el problema data del mes de marzo y que desde el 25 de abril una comisión de padres de Nefrología acudió a un encuentro con la viceministra Linda Amaro, en donde se le explicaron las carencias del Hospital de Niños y los casos de infección y escasez de antibióticos, fue el pasado jueves cuando el personal fue al centro de salud.

A las 2:00 p. m. también Earle Siso, director de Salud del Distrito Capital, visitó el lugar. Se le plantearon las carencias y se le notificó que tampoco había insumos para las diálisis peritoneal. El funcionario solo respondió que esa última denuncia se trata con el Instituto Venezolano de Seguros Sociales .

Pasados 9 días del encuentro de los padres con la funcionaria de MinSalud en su despacho, falleció Raziel Jaure, de 10 años. El 11 de mayo murió Samuel Becerra, de 12, y el 22 de mayo, Dilfred Jiménez, de 16 años, se sumó a la lista de víctimas por la intermitencia de fármacos con las que fueron tratados y porque no se abordó la causa del problema.

El 10 de mayo acudió personal del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel para hacer estudios al agua de los tanques. Luego de que murió el segundo niño, el director del hospital, Víctor Siegert, admitió que el problema venía del agua.

Tanto la dirección como el Gobierno del Distrito Capital conocen desde febrero que los tres tanques de agua están contaminados porque la Unidad de Gestión de Tecnología en Salud, de la Universidad Simón Bolívar, hizo un estudio en todo el centro asistencial y entregó un informe para que se tomaran medidas. En este el equipo de investigadores informó que alrededor de los tanques había heces de animales y cuando llueve todo lo que está en el sótano y subsótanos es arrastrado a los tanques que tienen las tapas abiertas.

Foto referencial: Archivo


Participa en la conversación