Pese a que el nuevo precio de la gasolina sigue siendo una incógnita, el Gobierno ajustó las reglas de juego en cuanto a las cargas impositivas.

Caracas. Mediante un Decreto Constituyente publicado en la Gaceta Oficial Nº 6.396, de fecha 21 de agosto de 2018, el Gobierno eliminó la exención al combustible que contemplaba la Ley del Impuesto al Valor Agregado del año 2014 como parte de una serie de reformas tributarias que, aseguran sus voceros, buscan generar más ingresos al fisco nacional.

Dicho decreto modificó parcial o totalmente algunos enunciados del mencionado texto legal. El artículo 18, por ejemplo, fue eliminado. Este trataba sobre las ventas exentas del impuesto y mencionaba en su numeral 4 a “los combustibles derivados de hidrocarburos, así como los insumos y aditivos destinados al mejoramiento de la calidad de la gasolina, tales como etanol, metanol, metil-ter-butil-éter (MTBE), etil-ter-butil-éter (ETBE) y las derivaciones de estos destinados al fin señalado” como uno de los doce bienes no gravados por la ley.

De manera que, de acuerdo con lo anteriormente señalado, el costo de producción de la gasolina también sufrirá de ajustes toda vez que sus componentes no gozarán de la exoneración del ahora 16% de IVA.

Además, el artículo 3º del Decreto Constituyente incluye una Disposición Derogatoria Única que suprime el numeral 3 del artículo 48 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos que trataba sobre el “impuesto al consumo general”. Este era pagado por las personas que realizaban las actividades referidas a la ley -bombas de gasolina y Pdvsa- y tenía un valor entre el treinta y cincuenta por ciento del precio pagado por el consumidor final, por cada litro de producto derivado de los hidrocarburos. Por lo que es probable que dicho monto sea trasladado al costo total del combustible.

Lee también
El Aissami ingresa a Pdvsa como director externo

Por todo esto se prevé que el precio de la gasolina tenga un incremento considerable con el fin de generar más ingresos para el Estado. Sin embargo, la medida de aplicar carga impositiva al combustible contradice los anuncios del Gobierno respecto al subsidio y el plan de déficit fiscal cero.

Al querer implementar un subsidio directo a la población por medio del carnet de la Patria, el Estado tendría que asumir el impuesto al valor agregado de todo aquel que acceda al mismo, por lo que el ingreso para la Tesorería sería írrito. A su vez, dicha ayuda supondría aumentar el gasto público y, por ende, la inflación.

De acuerdo con lo señalado en la Gaceta, la entrada en vigencia de este ordenamiento será efectiva a partir del 1 de octubre del presente año, coincidiendo con lo anunciado por Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información, quien, además, advirtió que a finales de septiembre será informado el nuevo precio del combustible. Sin embargo, el presidente Nicolás Maduro señaló ayer que a partir del lunes 4 arrancará el período de prueba del cobro de la gasolina a precios internacionales en los municipios fronterizos.

Foto: Alberto Torres.


Participa en la conversación