Allegados al diputado de la Asamblea Nacional aseguraron que estar por un año entero en calidad de huésped en la residencia del embajador de Chile en Caracas no ha hecho que Freddy Guevara pierda sus deseos de trabajar por “lograr el cambio en Venezuela”.

Caracas. Freddy Guevara cumplió este lunes un año desde que se vio obligado a buscar refugio en la residencia del embajador chileno en Caracas para evitar ser capturado por el gobierno de Nicolás Maduro. Pese al tiempo que ha permanecido en ese lugar, en calidad de huésped, allegados  al parlamentario mantienen que este no ha abandonado su deseo de lucha por el país, aseveraciones que se hicieron durante un acto político en el que se conmemoró la fecha.

La situación de Guevara es, como la define su abogado, Omar Mora Tosta, “la evidencia clara de que es un perseguido por el Gobierno que a su vez también persigue al Parlamento venezolano” lo cual añadió: “es un desconocimiento a la voluntad de los 14 millones de venezolanos que lo eligieron”.

Omar Mora Tosta, abogado de Freddy Guevara. Foto: Héctor Antolínez

El jurista destacó que todo el procedimiento por el cual le allanaron la inmunidad a Guevara fue plenamente “anticonstitucional, pero que más allá del daño y la persecución contra el legislador, es un precedente terrible para las leyes venezolanas.

La sentencia es un precedente terrible que es el de acabar la inmunidad parlamentaria de un diputado con una sentencia ilegal”, dijo.

Pese a esto, asegura que las veces que ha hablado con Freddy Guevara este se muestra convencido de querer permanecer en el país para poder luchar “por el futuro de Venezuela”.

Lee también
Diputados exhortan a la FANB a defender “a plomo limpio” soberanía nacional ante el ELN

“Freddy es una persona de principios que decidió quedarse en el país para continuar con su lucha”, indicó.

Hablan sus compañeros de tolda y de la AN

Entre los diputados que asistieron al evento, que se realizó en el este de la ciudad capital, estuvieron muchos de los compañeros de tolda de Freddy Guevara quienes en todo momento resaltaron la importancia de no olvidar “la persecusión” de la que es “víctima” Guevara.

Adriana Pichardo fue una de estas diputadas quien destacó que la persecusión no es solo contra ese parlamentario, sino también contra otros y que precisamente cuando se cumple un año de Freddy Guevara siendo huésped en la residencia del embajador de Chile, también se cumplen 90 días de la detención del diputado Juan Requesens a quien el Gobierno relacionó con el caso del magnicidio frustrado en contra de Nicolás Maduro.

“A pesar de esta situación que se vive, el parlamento venezolano sigue trabajando y no se rinde. Tenemos 15 diputados que hn sido presos o que se han tenido que ir al exilio, y en total son 25 los que han sido afectados por el Gobierno. Maduro quiere acabar con la última institución que le queda al país”, aseguró.

Diputada a la AN, Adriana Pichardo. Foto: Héctor Antolínez.

Por su parte, Juan Andrés Mejía, también de Voluntad Popular, optó por enforcarse en la actitud que Guevara mantiene a pesar de no poder salir de la residencia del embajador chileno en el último año.

“Él se mantiene firme y convencido de que el cambio va a llegar, está convencido de que este es un país que quiere ese cambio”, declaró.

Lee también
Diputados exhortan a la FANB a defender “a plomo limpio” soberanía nacional ante el ELN

Mejía también recalcó que “la persecusión” es una política de Estado por parte del Gobierno de Nicolás Maduro y que por ese motivo es algo a lo que todos los componentes de la oposición venezolana deben hacer frente.

“Los episodios de persecusión han sido recurrentes, lo que significa que al Gobierno le incomoda que la AN siga haciendo su trabajo. Todos los partidos tienen su número y su no entendemos que la lucha es de todos se le hace un flaco favor al país. En su momento se pensaba que era solo un ataque contra Voluntad Popular, luego fueron por Alianza Bravo Pueblo, por Primero Justicia y por AD”, soltó.


Participa en la conversación