La junta directiva del Parlamento señaló que tiene el “deber de permanecer del lado del pueblo” y llamó a la FANB a defender la Constitución.

Caracas. La junta directiva de la Asamblea Nacional (AN) decidió no atender la invitación a comparecer este vienes en el hemiciclo protocolar del Palacio Federal Legislativo, hecha por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). No compareceremos ante la mentira constituyente. No estamos obligados a hacerlo. En cambio, tenemos el deber de permanecer del lado de la Constitución de 1999 y de los más de 14 millones de electores que nos convirtieron en legítimos representantes de la soberanía popular, expresaron una carta pública.

Los diputados consideraron que la ANC es un “poder de facto” que viola la Constitución de 1999. “Se pretende someter al pueblo de Venezuela a una mentira constituyente, a la simulación de un nuevo momento fundacional con el único objeto de destruir la Constitución de 1999”.

Señalaron, además, que el Gobierno condujo al país a una “profunda crisis económica y social” que ha llevado a muchos venezolanos a padecer la escasez de medicinas y alimentos. “Estas realidades frecuentes contrastan con las escandalosas fortunas mal habidas que avistan con indolencia el padecimiento de un país que muere de hambre. Sufrimos condiciones extremas de injusticia social que golpean nuestra dignidad de pueblo y de personas y que, de manera inevitable, desencadenan la violencia que aqueja al país”.

Llamaron a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a “defender la Constitución” frente a la ANC. “Juraron proteger a nuestro pueblo y el día de hoy la palabra empeñada debe ser recordada. La historia y el futuro de reconciliación que labraremos juntos agradecerán el valiente gesto de apostar por la justicia y la paz”.

Lee también
Si se acepta “mediación internacional”, Maduro tendría que ir a Dominicana

Respaldaron, de nuevo, “el camino hacia la paz: recuperar el orden constitucional y lograr elecciones libres”. Señalaron que el cambio político sigue siendo la prioridad. “Este propósito no es sencillo. Enfrentamos un régimen de vocación autocrática que se aferra al poder con tozudez y se niega a escuchar al pueblo. Pero la dificultad del reto no debe hacernos extraviar el camino”.

Foto referencial: Francisco Bruzco



Participa en la conversación