Barboza calma las aguas en la Asamblea mientras llega el fallo del TSJ en el exilio contra Maduro

A las 10:00 a. m. las posiciones de los diferentes partidos de oposición respecto a la solicitud de autorización para enjuiciar a Nicolás Maduro por corrupción no eran unánimes. Tras un cónclave de dos horas acordaron no pronunciarse este martes sino esperar hasta recibir el dictamen judicial para iniciar el procedimiento que dicta la Ley.

Caracas. Dos horas de arduo debate le tomó a la junta directiva de la Asamblea Nacional (AN), reunida en la oficina de Omar Barboza (UNT-Zulia) alcanzar el consenso necesario para ir a la plenaria con una posición conjunta de la fracción de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en torno al procedimiento de tramitación de la solicitud de autorización para el enjuiciamiento de Nicolás Maduro, que aprobó la víspera el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio.

La decisión consensuada en el despacho de la presidencia y aprobada luego por el pleno, fue esperar a que la AN reciba el oficio del TSJ contentivo de la sentencia y la solicitud de autorización, para proceder a su análisis y correspondiente votación. En otras palabras, se descartó la propuesta de modificación del orden del día presentada por el bloque 16J en la voz del diputado Juan Pablo García (Monagas) para incluir en la agenda un debate sobre la sentencia.

De conformidad con la Constitución, el TSJ debe solicitar autorización a la AN para continuar el juicio contra el Presidente. Esa decisión debe contar con las dos terceras partes. Hasta este momento no le ha llegado a la directiva la notificación constitucional para que asuma el conocimiento de ese tema de tanta trascendencia. Cuando seamos notificados formalmente, esta AN considerará ese tema con la seriedad que merece, dijo Barboza ante la cámara, en respuesta a la propuesta de García. La plenaria votó y así se acordó.

El parlamentario zuliano ya había informado a Crónica.Uno el lunes que una vez recibida la comunicación del TSJ en el exilio, se convocaría a la junta directiva ampliada para establecer los mecanismos para su tramitación y respuesta. “Ojalá que en los recaudos que acompañen la solicitud venga la información necesaria con relación a la corrupción gravísima que se cometió y la Asamblea Nacional pueda pronunciarse”, afirmó este martes.

Lee también
"Venezolanos que quieren irse a Trinidad: piénsenlo sesenta veces"

Diputados molestos

Varios diputados que pidieron el anonimato se mostraron opuestos a que la plenaria considerara la sentencia por corrupción contra Maduro. Foto Cortesía @AsambleaVE

En el cónclave de dos horas participaron representantes del G4 (Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia y Voluntad Popular) y de las minorías (Avanzada Progresista, La Causa R y Movimiento Progresista de Venezuela). El bloque 16 de Julio no fue invitado, según dijo a los periodistas su vocero, Richard Blanco (Caracas) antes de iniciar la sesión. En la reunión, las posturas no fueron del todo armónicas.

Algunos diputados que pidieron no citar su nombre expresaron su molestia: Esos magistrados actuaron por su cuenta sin coordinación alguna con la AN, señaló uno. Esto es una imposición de Voluntad Popular. Si ellos tenían este plan, ¿por qué no lo han presentado en todo este tiempo ni en la Mesa ni en la junta directiva? Ahora quieren que se apruebe obligado, sostuvo otro.

Consultado sobre este último señalamiento, el vocero de VP, Juan Andrés Mejía (Miranda), pidió remitirse al comunicado que sobre esta materia publicó el partido este 10 de abril. En el documento, la tolda naranja expresa su “respaldo a la decisión emanada del legítimo TSJ” así como su determinación a “impulsar que sea autorizada la continuación del enjuiciamiento en el seno de la Asamblea Nacional”.

Desde otro de los partidos presentes en el cónclave, el disgusto fue contra Vente Venezuela y Alianza Bravo Pueblo:Esto es una jugada de María Corina Machado y de Antonio Ledezma, que controlan ese TSJ en el exilio, para perjudicar una vez más a la Asamblea Nacional, dijo otro parlamentario.

Pero García, del Bloque 16J, afirmó que simplemente están respaldando un procedimiento constitucional establecido en la constitución nacional y abogaron porque la AN le dé curso y celeridad cuando lo reciba. Incluso negó que su movimiento tenga algún contacto con los magistrados en el exilio.

El diputado disidente de la MUD, José Aparicio, que ahora milita en Prociudadanos, manifestó su respaldo a la discusión y autorización del enjuiciamiento: Yo tengo que ser coherente con mi voto, pues yo voté para elegir a estos magistrados, de manera que tenemos reconocer sus actuaciones y discutir el pase a juicio de Maduro.

Carlos Lozano del partido regional carabobeño Camina también consideró que la AN debe discutir el punto. Lo mismo que parlamentarios de AD quienes consideraron que “se debe discutir una vez recibida la notificación y devolver la pelota al TSJ en el exilio”.

Lee también
Jueza, fiscales y secretaria del tribunal del caso Requesens son investigados por la AN

Carlos Berrizbeitia, de Proyecto Venezuela, y presidente del Comité de Postulaciones Judiciales que designó a 13 magistrados principales y 21 suplentes en julio de 2017 para sustituir a los nombrados contra la norma por el PSUV en diciembre de 2015, ofreció sus consideraciones en exclusiva a Crónica.Uno:

Por La Causa R, Américo de Grazia (Bolívar) sentenció: “Todo lo que es malo para Maduro es bueno para Venezuela”. A su juicio, el Parlamento tiene que dar el debate y asumir su responsabilidad. “Ojalá el tema sea motivo para el reencuentro de los factores políticos en torno a un propósito común”, afirmó.

La bancada de UNT por su parte fijó su posición en un tuit hoy a mediodía en el que reafirman su “compromiso democrático con el país, conforme a las decisiones que se tomen en la Mesa de la Unidad, incluyendo las del TSJ Légítimo”.

Diputados de Primero Justicia manifestaron ser partidarios de aguardar hasta recibir el expediente para evaluarlo y sentar una posición.

Precedentes

En los próximos días, los diputados no solo tendrán que considerar las consecuencias que les traería autorizar el enjuiciamiento (“Lo aprobaremos y luego veremos con qué nos viene Maduro”, dijo un parlamentario), así como las de no autorizarlo, tomando en cuenta que los magistrados en el exilio son reconocidos por la OEA y por varios gobiernos de la región. Otro punto que tendrán que sopesar es la oportunidad del dictamen: ¿antes del 20M o después del 20M?

Retomando la exposición de Barboza ante el pleno, este recordó que ya en 2016 y 2017 la Asamblea ha tomado decisiones apegadas a la constitución aún a pesar del costo político que ha generado su desconocimiento por parte de los demás poderes públicos.

Lee también
Delsa Solórzano: Decidir tener un partido en dictadura es arriesgado y algunos lo somos

La AN no elude el tratamiento de temas tan importantes como el que se plantea hoy. Lo demostramos a finales de 2016 cuando declaramos la responsabilidad política del presidente de la República y a comienzos de 2017 cuando aprobamos el abandono del cargo de Maduro por haber dejado de cumplir con sus obligaciones constitucionales. Este punto será tratado cuando formalmente estemos preparados para tratarlo, señaló.

En otro orden, en la plenaria de este martes se aprobaron dos acuerdos. El primero sobre la crisis del servicio de agua. Y el segundo referido al resurgimiento de enfermedades ya erradicadas en el país, en el cual se estableció la citación para su interpelación al ministro de Salud y al responsable del Sistema de Contralorìa Sanitaria, además de abrir una investigación contra la empresa Espromed Bio CA.

Fotos cortesía @AsambleaVE


Participa en la conversación