Este martes anunciaron un acuerdo con el cual pretenden sumar esfuerzos y llegar a un consenso, para derrotar al gobierno de Nicolás Maduro.

Caracas. A casa llena. Así estuvo el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela (UCV) lugar donde se concentraron la sociedad civil, líderes vecinales, los gremios y los colegios de profesionales, para proclamar la unión bajo el lema “Venezuela no se rinde, llegó la hora del cambio”.

El evento fue convocado para las 10:00 a. m. de este 6 de marzo, cinco días después que el Consejo Nacional Electoral corriera las elecciones presidenciales para el próximo 22 de mayo.

Muchos pensarían que la sociedad civil venezolana y los gremios salen al ruedo tarde, pues la mesa ya está servida con el mismo arbitro electoral. Sin embargo, lo que se escuchó en el Aula Magna bajo las Nubes de Calder este martes, durante tres horas, fueron las voces de los trabajadores y estudiantes que se niegan a abandonar el país y, por tanto, quieren mantener la lucha frente a un régimen opresor.

El profesor Víctor Márquez Corao, presidente de la Asociación de profesores de la UCV, representante profesoral ante el Consejo Universitario y comprometido con la lucha gremial y en defensa de la Autonomía y la Democracia, fue el motor de esta convocatoria que se presentó en tres bloques y en la que no hubo posiciones extremas.

Luego de escuchar a 15 expositores, entre dirigentes gremiales, empresarios, un chavista disidente, voceros del sector salud, a los estudiantes, a los familiares de las víctimas de la represión y al padre José Virtuoso —quien no solo habló como rector de la Universidad Católica Andrés Bello sino en nombre del dolor del pueblo venezolano sumido en la pobreza— es posible que parte del público asistente saliera con el fantasma de la abstención rondándoles la cabeza.

Lee también
Víctor Márquez: “Nadie va a naricear al movimiento vecinal, gremial y sindical”

Sin embargo, algo que se pudo recoger entre los de a pie es que de ese encuentro nacional salió una agenda para construir una ruta unitaria y buscar consensos para cambiar el gobierno de Nicolás Maduro.

Los aplausos no faltaron durante todo el evento. Hasta el chavista disidente y director del portal Punto de Corte, Nicmer Evans, se llevó sus vítores cuando le tocó agarrar el micrófono. Estoy aquí con ustedes. Estoy aquí por la Unión, esta última palabra se repitió en los carteles que la organización Dale Letra repartió por todo el auditorio.

El murmullo entre el público era similar en cualquier punto de las gradas. “Esto es un gran paso”, dijo José Lira, docente. “Ya era hora, estaba en mi casa aburrido. Estaba esperando este encuentro”, comentó Andrés Rivero de El Guarataro.

Gustavo Misle, de San Bernardino, fue reservado, pero igual apostó por el consenso que se reunió en el Aula Magna. También el profesor Ángel Cacique y dirigente gremial destacó la pluralidad y la representación que ahí se concentró, todo ello enfocado en armar una ruta hacia el cambio.

En el Aula Magna no se dijo abiertamente que se va a retomar la calle. No obstante, entre los líderes vecinales se comentó que con esta “alianza” es preciso empezar a organizar a la gente en las comunidades. De hecho, este fue un llamado del padre Virtuoso, quien hizo hincapié en reproducir a los comunidades todo lo que se discutió y acordó en el Aula Magna.

Y yo creo que es lo que hay que hacer. Esto no se puede quedar aquí, el que no vino tiene que enterarse de que nos estamos organizando, que estamos trabajando por el cambio, haya o no elecciones el próximo 22 de mayo, manifestó Hilda Cáceres, de la parroquia Coche.

Algo que fue un sentir común y que movió a la gente hacia el Aula Magna fue el tema de los bajos salarios. Este asunto fue abordado por Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud. Muchos de los presentes en el recinto no llegan a ganar 900.000 bolívares.

“Ya es hora de que salgamos a pelear por un salario digno o de lo contrario nos comerá la hiperinflación”, dijo Luis Salas, obrero.

“Venezuela no se rinde”, “llegó la hora del cambio”. Esas fueron las frases que se repitieron durante las tres horas del evento y que se llevaron en sus mentes los venezolanos que estuvieron de acuerdo con lo leído en la casa que vence las sombras. Exigieron que se restablezca la institucionalidad, el equilibrio de poderes y que de las organizaciones sociales surja el cambio.

Los políticos de profesión se quedaron en los sillones, entre ellos, Ramón Guillermo Aveledo, Juan Requesens, Gaby Arellano, Negal Morales, Juan Pablo Guanipa, Andrés Velázquez, José Guerra, Dinorah Figuera, quienes tendrán su momento cuando se presente dentro de pocos días la alianza nacional y en la cual también van a participar quienes se congregaron este 6 de marzo en la UCV.

Foto: Francisco Bruzco

Videos: Mabel Sarmiento Garmendia



Participa en la conversación