Caraqueños toman las calles de forma pacífica para exigir salida de Maduro y elecciones libres

elecciones libres

Desde El Marqués, el centro comercial Millennium, el distribuidor de Santa Fe, El Cafetal y la Plaza Brión de Chacaito, centenares de caraqueños se movilizaron hacia la avenida principal de Las Mercedes, para escuchar a Juan Guaidó y manifestar al mundo su rechazo al gobierno chavista

Caracas.  La cita era a las 10 de la mañana. A partir de entonces, desde cinco puntos de la ciudad de Caracas, quienes se oponen al mandatario Nicolás Maduro marcharían hasta Las Mercedes exigiendo fin de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Pero muchos iniciaron el recorrido antes de lo previsto. Querían llegar temprano para encontrar un buen lugar y esperar hasta que llegase su nuevo líder, Juan Guaidó.

Aquellos que se acercaron a los puntos de concentración a la hora pautada, se encontraron con que la mayoría ya había comenzado el recorrido hacia la avenida principal de Las Mercedes, donde fue levantada la tarima desde la cual Guaidó, juramentado como presidente encargado de Venezuela el pasado 23 de enero, se dirigiría al país y al mundo una vez más.

A las 10:30 de la mañana aproximadamente, quienes llegaban a la plaza Brión de Chacaito provenientes de la avenida Libertador o del bulevar de Sabana Grande, no se detenían. Llegaban tocando pitos, trompetas y tamboras, y vociferando consignas en contra de Maduro y del socialismo del siglo XXI. Tal vez la más repetida: “No quiero bono, no quiero Clap, yo lo que quiero es que se vaya Nicolás”.

Las conversaciones en la plaza Brión eran disímiles. Hablaban del general de división Francisco Yánez Rodríguez, último militar alzado; del precio del queso y de los huevos, de Interbanex y el nuevo dólar oficial; de la posición de EE. UU., de Rusia y de China respecto de la situación venezolana, del reconocimiento de Guaidó por parte del Parlamento Europeo. De todo esto y mucho más.

Lee también
Suspenden plenaria de la AN porque GNB, PNB y Sebin impidieron acceso de diputados

Aproximadamente a las 11:40 de la mañana, en El Marqués -uno de los puntos más distantes de la tarima principal- no quedaba casi nadie. Todos habían emprendido la marcha, algunos acompañados por familiares y amigos, otros sin ninguna compañía; muchos coreando insultos en contra de Maduro mientras ondeaban las banderas venezolanas.

Anhelan cambios en el país

No podemos seguir con un gobierno que no nos ofrece calidad de vida, no podemos seguir viviendo en un país en el que un joven profesional no puede ni comprarse un kilo de queso, que es como la comida más básica del venezolano, expreso José Moronta en las inmediaciones del Centro Comercial Millennium.

Con su gorra tricolor, Marisol Dasilva avanzaba por la avenida Francisco de Miranda proveniente del Unicentro El Marqués. “Estoy acá porque quiero la libertad para Venezuela, porque ya no aguantamos más, porque quiero que ese coño de madre de Maduro se vaya. Siento que hoy no somos tantos como el 23 de enero, pero igual estamos acá y aquí seguimos”, expresó Dasilva.

Para el militar retirado Enrique Prieto Silva, de 80 años de edad, “esto que estamos viviendo actualmente en Venezuela es inédito, nunca en la historia de Venezuela habíamos visto algo como lo que está ocurriendo, y la caída de este Gobierno no tiene vuelta atrás”.

A juicio de Prieto Silva, la mesa para el cambio está servida. “Hay una usurpación de la presidencia y además tenemos una Asamblea Nacional (AN) apoyada por los venezolanos y por la comunidad internacional, Maduro lo único que puede hacer es dejar Miraflores por las buenas, pues tampoco queremos una intervención extranjera, esto lo vamos a resolver los venezolanos”, dijo desde el distribuidor de Prados del Este.

Lee también
Por tercera vez en 9 días GNB negó a la prensa acceso a la AN y coarta derecho a la información

Ibrahín Molina tiene apenas 23 años. Sus padres se vieron en la obligación de dejar Venezuela dada la crisis económica. “Yo no me quiero ir de mi país, quiero estudiar enfermería acá, quiero criar a mi hijo acá, pero la plata no nos alcanza para nada, por eso estoy aquí dando mi apoyo en favor de un cambio”, afirmó el joven en las inmediaciones de la urbanización El Rosal.

Soy joven y quiero seguir en mi país, pero quiero una Venezuela libre, quiero que mi familia regrese, pues se fue prácticamente todo el mundo. Trabajo en una empresa privada, y desde ahí queremos seguir aportando por Venezuela, dijo Karelis Guillén, de 37 años, proveniente de San Antonio de Los Altos.

Al mediodía, cuando ya Guaidó se dirigía a la multitud que desbordó de punta a punta la avenida principal de Las Mercedes, centenares de personas provenientes de la avenida Francisco de Miranda seguían llegando al punto final de la marcha. ¿Con qué propósito? Escuchar del propio Juan Guiadó el anuncio de las próximas acciones que llevará a cabo la AN y la oposición venezolana.


Participa en la conversación