El director de la policía científica, comisario Douglas Rico, contó que Yelly Farías, de 30 años, fue asesinada tras sostener una discusión con Gustavo Fernández, presuntamente por celos. Sus partes fueron arrojadas al río Guaire.

Caracas. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) continúan la búsqueda de los restos de Yelly Margarita Farías, de 30 años, quien fue asesinada y descuartizada por su pareja, el pasado lunes 4 de septiembre.

El director de la policía científica, comisario Douglas Rico, comentó que la pareja tuvo una discusión, presuntamente por celos, en el interior de su vivienda, ubicada en la octava transversal de Maripérez.

Recibieron una llamada anónima que alertaba la situación y una comisión se trasladó hasta la casa, percatándose de que había rastros de sangre y señales de que se había cometido un crimen.

Lee también
Novia de comerciante sirio descuartizado está involucrada en el crimen

Gustavo Fernández, de 40 años, quien tenía cinco años de relación con Yelly, fue detenido por el Cicpc y confesó que arrojó sus partes a una cañería del río Guaire, a la altura de Fuerte Tiuna.

El hombre colocó las partes de su cuerpo por separado y luego las metió en dos bolsas, que amarró con cables. Tras esto, tomó dos taxis para deshacerse ellas y de regreso se dio cuenta de que había olvidado las manos y las botó en una alcantarilla en la zona central de Pinto Salinas.

El hombre es padre de tres hijos. El Cicpc trabaja arduamente por localizar los restos de la víctima en la tubería donde les indicó el homicida.

Robo de equipos médicos

El comisario Rico se refirió también al crimen del médico ginecobstetra, René Gustavo Toro Alzaibar, de 58 años, a quien le quitaron la vida dentro de su consultorio en la Clínica Las Ciencias, el pasado 18 de agosto.

Luego de las labores de investigación, determinaron que la banda involucrada se dedicaba a robar equipos médicos dentro de las clínicas, para venderlos después en Chile.

Por este caso detuvieron a Michael José Bethelmy Caballero, de 34 años; Maikel Fernández, de 36; Kelly Johanna Peralta Infante, de 28 y Yinesky Carolina Espiniza, de 26 años.

El doctor fue localizado por un colega, a quien le extrañó que no se presentara a una cirugía que pautaron a las 9:30 a. m. Por eso lo fue a buscar a su consultorio, porque sabía que había llegado temprano.

Lee también
“La pobreza y la necesidad lo llevaron a vivir en un sitio tan peligroso”

Tenía heridas producidas por un arma blanca y le robaron su celular y laptop. Los equipos médicos se encontraban en el piso. Las cámaras de seguridad registraron que temprano acudieron un hombre y una mujer a consulta.

En el Cicpc manejan que este es un modus operandi que aplican las bandas: llegar a consulta, con supuestos problemas, y después someter al médico. Rico instó a los doctores a denunciar este tipo de delitos, pues se han registrado otras víctimas que no acuden a las autoridades.

Foto: Francisco Bruzco



Participa en la conversación