Durante siete horas Crónica.Uno y Espacio Público ofrecieron a través de conferencias y experiencias educativas contadas en primera persona por los docentes, herramientas para fortalecer los procesos educativos en las zonas populares.

Caracas. Los maestros de la Parroquia La Vega encontraron un espacio para mirar el hecho educativo fuera del aula. En el Centro Cultural de la UCAB más de 100 docentes pudieron avivar la vocación que día a día en un salón de clases ponen al servicio de decenas de estudiantes.

Durante siete horas Crónica.Uno, Espacio Público y a Red Educativa San Alberto Hurtado, ofrecieron, a través de conferencias y experiencias educativas contadas en primera persona por los docentes, herramientas para fortalecer los procesos educativos en las zonas populares.

Este fue el segundo encuentro de Gente Buena realizado por Crónica.Uno y Espacio Público en tres meses, ambas jornadas enfocadas en la construcción del tejido social en comunidades y, ahora, en la escuela.

Fotos: Luis Morillo

En medio de la desesperanza que pareciera consumir el día a día, la falta de servicios públicos y la crueldad de un contexto que se ha vuelto avasallante, las voces de oportunidad, resiliencia y nuevas respuestas, fueron escuchadas por el gremio docente.

Las respuestas a ¿Cómo los venezolanos han superado momentos de crisis? ¿Cómo enfrentar los desafíos? ¿Cómo marcar la ruta para la construcción social? estuvieron a cargo de Inés Quintero, historiadora, Olga Bravo, especialista en prácticas organizacionales positivas, y el padre, sacerdote jesuita, Alfredo Infante, respectivamente.

“Cultivar la vida y el espíritu”

El padre Infante cree en la necesidad de cultivar dos virtudes: profundidad y flexibilidad. La primera se trata de la toma de conciencia interior, enraizar en lo más profundo para que la tormenta no pueda desprender la raíz. “Pero también necesitamos flexibilidad para leer el momento, son las claves para no quebrarnos”.

Para Infante, la ruta para la movilización y la construcción social va más allá de la protesta, es la capacidad de seguir apostando por la vida en medio de la adversidad. Por eso se dirige a los docentes: La vocación de servicio es para cultivar la vida y el espíritu de los demás. Ustedes tienen una de las misiones más importantes. Sabemos que están siendo maltratados, pero estamos porque creemos que nuestra misión en el país es fundamental.

El sacerdote jesuita Alfredo Infante responde a los maestros ¿Cómo marca la ruta para la construcción social?

Ante un sistema “donde reina la mentira”, ha dicho Infante, en que la incertidumbre abunda, es clave “saber discernir para contribuir a la educación y movilización social”.

Lee también
“En este momento es preferible dedicarse a tareas dirigidas que estar en un aula”

Y concluyó: “No podemos resignarnos a que el miedo nos inhiba de hacer el bien. Tenemos que cultivar el corazón de los muchachos. Aquí estamos para juntar los hombros, los corazones y mantenernos en ese camino de construir el bien”.

Crisis inéditas, respuestas inéditas

La historia es más que una profesión, es una manera de vivir, de arraigo, de comprensión y de asumir lo que significa vivir un determinado momento, fueron las primeras palabras de la historiadora Inés Quintero.

“Estamos viviendo una situación traumática que nos lleva a concluir que no ha habido una situación tan monstruosa como esta”, sugiere Quintero, quien resalta diversos periodos de la historia de Venezuela que también fueron dramáticos. Explica que se trata de procesos inéditos, extraordinarios, que tuvieron respuestas también inéditas.

Expone lo que representó la Guerra de Independencia para entonces: La memoria que tenemos es un proceso extraordinario, liberador. No ha sido el objetivo explicar el costo humano que representó ese proceso. La mamá que perdió a su hijo, el que se tuvo que ir, lo que representa la guerra. En términos materiales, cuando la guerra comenzó había 4.500.000 reses, al terminar quedaban 250.000. Murió 30 % de la población.

La historiadora Inés Quintero cree que frente a situaciones inéditas las respuestas también son inéditas.

No es la intención entender lo que sucedió antes como consuelo de lo que ocurre ahora, dice Quintero, “sino saber que cada circunstancia histórica tiene sus demandas”.

Cuenta que en 1829 se creó la Sociedad Económica Amigos del País constituida por personas que se habían empobrecido y enriquecido durante la guerra, a partir de allí, comienza el esfuerzo por construir la República después del conflicto armado.

Recomendaciones ante el caos

La profesora de la UCAB, investigadora y consultora organizacional, Olga Bravo, hizo varias recomendaciones a los docentes para manejar el contexto actual que puede ser caótico.

Si nuestra atención se fija en lo negativo, dejamos de apreciar cualquier otra cosa, pensamos que todo es negativo y que no podemos hacer nada, dice. Y propone:

  • No podemos controlar el caos, son nuestras acciones lo que podemos organizar.
  • Mantener la capacidad de reaccionar.
  • Mantener la salud mental y física.
  • Aliarse a otros.
  • Volver a marcar retos.
  • Reencuadrarse.
  • Enfrentar la situación.
Lee también
Hermanos emprendedores apuestan por un mejor país
La profesora de la UCAB, investigadora y consultora organizacional, Olga Bravo, señaló ante el caos la persona puede victimizarse o hacerse cargo de la situación.

Destacó la necesidad de ser capaces de realizar ajustes positivos bajo circunstancias desafiantes, optar por la creatividad, persistir para superar obstáculos y el desaliento, autorregular las emociones, liberar sentimientos de enojo y reconocer la ayuda que puede brindar el otro.

Podemos elegir entre victimizarnos o hacernos cargo, evitar la realidad u otear la realidad, negarla o percatarse, culpar a otros o buscar soluciones, expresó.

Talleres para el aula

La migración venezolana también pasa por las escuelas. Manejar esta crisis en los salones se ha vuelto una tarea más de los docentes. Abel Saraiba, psicólogo de la asociación civil Cecodap, Centros Comunitarios de Aprendizaje y taller Cultura de Paz, presentó algunas alternativas para hacerle frente:

  • Identificar la situación.
  • Dar cuenta de la condición actual del niño: afectaciones académicas, emocionales, relacional.
  • Abrir espacios para recordar a las personas que se fueron: expresiones a través de la pintura o la escritura de cartas.
  • Ponerle nombre a ese sentimiento.
  • Involucrar e integrar al familiar a cargo del niño.

Es un peso tan grande la situación migratoria que nadie lo puede llevar solo. Esto es un poco lo que la escuela puede hacer hoy para servir de puente entre los niños, sus cuidadores y los restos que el niño tiene de aprendizaje, explica.

Abel Saraiba, psicólogo de la asociación civil Cecodap, Centros Comunitarios de Aprendizaje y taller Cultura de Paz.

Destaca la importancia de crear espacios de escucha para que ellos cuenten sus necesidades. En este proceso el maestro se ha vuelto un actor clave:

El reto es que los docentes están atravesando situaciones de extrema necesidad. Parte del proceso es la reconexión de por qué se hizo docente, porque en Venezuela nadie estudia docencia pensando que a través de la educación va a obtener dinero suficiente para tener una vida de lujo. Quien se mantiene hoy en el ejercicio de la docencia puede encontrar y conectarse con eso que lo mantiene siendo docente para encontrar respuestas constructivas.

Reto de la NoViolencia

La Fundación Mahatma Gandhi Venezuela apuesta por la práctica de los cinco pilares de la NoViolencia como el camino para vivir en paz.

“Sembrar semillas de esperanza que promueven el amor, la comprensión, el reconocimiento, la tolerancia y la aceptación”, es la misión de la fundación y los maestros ahora tienen a su disposición para ser promotores de paz en la escuela. Su práctica diaria hará el cambio en el aula, en el transporte escolar, en el recreo.

Lee también
Hermanos emprendedores apuestan por un mejor país
Fundación Mahatma Gandhi Venezuela.

¿Cuáles son los cinco pilares?

  • Respeto: reconocer la dignidad del otro como ser humano.
  • Comprensión: entender al otro, ponerse en su lugar.
  • Aceptación: reconocer que somos diferentes, cada persona tiene luz propia.
  • Apreciación: valorar, agradecer.
  • Compasión: apoyar a los otros reconociendo su dignidad y buscar su transformación.
Fundación Mahatma Gandhi Venezuela

Tecnología en el aula

Un grupo de maestros puso en práctica algunas herramientas tecnológicas para fortalecer sus capacidades en el uso de recursos alternativos que contribuyan al proceso educativo en el aula. El taller estuvo a cargo de Fátima Arévalo, de la ONG Espacio Público.

El grupo hizo propuestas de memes educativos para “Darle amor a Venezuela”. El plan es que el estudiante elija un estado del país para publicar un meme semanal en Facebook sobre esa localidad y que la publicación sea comentada entre los estudiantes. En caso de que el servicio eléctrico no permita la actividad, los alumnos dibujarían los memes.

Espacio Público con docentes de la parroquia La Vega.

Durante la jornada se presentaron iniciativas relacionadas con el campo educativo, entre ellas:

  • Madres constructoras de Paz en Luis María Olaso.
  • En la mesa de Deportes se contó la labor social que realizan la Fundación Funvibra con sede en Casalta, Escuela de fútbol Deportivo San Alberto Hurtado del sector Las Casitas de la parroquia La Vega y Deporte y Familia.
Fotos: Luis Morillo

También los proyectos en las áreas de Alimentación, Ecología, Cultura y Tecnología con las siguientes organizaciones:

  • Fundación Pabellón con Arepa La Vega, caso específico de la Guardería Cacique Maturín y Semilla del Mañana, programa alimentario San Alberto Hurtado y Alimentación balanceada en tiempos de crisis.
  • El grupo ecológico San Pedro, Horticultura de la Escuela Canaima y Huerto Escolar Andy Aparicio trataron el tema de Ecología y Ambiente en las comunidades.
  • La mesa Cultura de Paz presentará “Castillo interior Luis María Olaso”.

Estas mesas de trabajo estuvieron moderadas por especialistas y activistas comunitarios como Hernán Papaterra, planificador educacional, social y ambiental; Inngrid Di Giacomo, comunicadora social egresada de la UCAB; Arleti Martínez, orientadora de la Unidad Educativa de Fe y Alegría Andy Aparicio; la profesora Flor Fuentes, docente de la Escuela Simón Rodríguez, y Fátima Arévalo, de Espacio Público.

Fotos: Luis Morillo.


Participa en la conversación